¿En cuánto cerrará la tasa de las Lebacs en 2016?

La tasa de interés del instrumento otorgado por el Banco Central empezó a caer por una desaceleración de la inflación, lo cual abre oportunidades para otros negocios.

El inversor se despide a cuentagotas de la mejor oportunidad de negocios creada en los primeros meses del macrismo. No es otra que las tasas de interés de las Lebacs, cuyo rendimiento ha caído en las últimas tres semanas hasta quedar en 36,75% anual, pero la economía sabrá sacar provecho en la coyuntura.

Pero, ¿cómo beneficiaría a la economía esta decisión del Banco Central?

En primer lugar, una baja en la tasa de interés de las Lebacs se traduce en una desaceleración de la inflación núcleo.

Inflación cuesta abajo

Si no estás familiarizado con este concepto, te contamos que en la Argentina separamos la inflación general –que corresponde a precios regulados e incluyen no solo tarifas de servicios públicos, sino precios sujetos a controles, desde energía a cigarrillos, así como los estacionales, el caso de frutas o verduras – de la inflación núcleo que recoge el resto de los precios.

Bueno la inflación que no depende de la suba de tarifas empezó finalmente a estabilizarse.

“En la última semana se publicaron los datos de inflación de abril de la Ciudad de Buenos Aires. Como se esperaba, la inflación mensual en CABA reflejó el impacto del incremento de tarifas de diversos servicios públicos en este distrito, ubicándose en 6,5% mensual, pero la inflación núcleo fue de 2,8%, el menor nivel desde noviembre.”, sostenía el BCRA.

//

¿Cómo bajó la inflación?

Federico Sturzenegger, titular del BCRA, ha repetido hasta el cansancio que el incremento transitorio de la inflación desde finales de 2015 se debió principalmente a un reordenamiento de precios relativos, con mayor incidencia en la capital. Luego de estos cambios, se espera que descienda rápidamente al nivel que tenía antes de que se materializan los cambios.

Nery Persichini, editor de Revancha Argentina, señaló que la baja de la inflación núcleo se debe a que se deprimió la demanda vía consumo, es decir que las tasas altas, que llegaron a ser de 38% desde marzo, afectaron al consumo y a la inversión.

La contracara de las Lebacs

Otro beneficio que recibiría la economía: pese a que las Lebacs desaceleran la emisión de pesos y contienen la suba del dólar, también se encargar de ralentizar la economía e invisibilizar otras opciones de inversión, como la propia Bolsa.

Otra contracara es el endeudamiento al que se somete la autoridad monetaria. Por la fuerte suba de tasas de las Lebacs que llevó adelante la gestión del BCRA y el contundente incremento del stock en los últimos tres meses del año, los intereses que deben pagar la entidad por sus letras internas ya supera los 160.000 millones de pesos.

//

¿Cuánto bajaría la tasa?

Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global y editor de Crisis & Oportunidad, sostuvo que en la medida que la inflación desacelere, hay margen para bajar las tasas de las Lebacs.

Su pronóstico es que para el último trimestre año, esa tasa será cercana al 30% anual o incluso un tanto menos.

Todo lleva a pensar que entonces la demanda en la parte larga de las Lebacs se acentuará, lo cual permitiría desarmar la bolsa de nieve de corto plazo.

La duda es qué pasa con la suba de las naftas, algo que no se ha descartado aún desde el Ejecutivo, pero a diferencia de lo que sucedió el verano pasado, el BCRA tendrá más cautela con la baja de las tasas, especialmente si la inflación persiste.

Límites a inversores extranjeros

Además de la baja en la tasa de interés, el BCRA limitó las compras de Lebacs por parte de inversores extranjeros.

La entidad hizo una distinción que antes obviaba entre los tipos de instrumentos que ofrecerá: habrá un segmento interno y otro externo. Las primeras se negocian en el país, mientras que las segundas son elegidas por los extranjeros.

Así, mientras que las internas arrancan con plazos de 35 días, el segmento externo sólo podrá comprar con un vencimiento de 147 días como mínimo y hasta 203 o 252 días.

La obligación de dejar fondos a más largo plazo probablemente desaliente a los inversores, que ingresarán menos dólares y quitarán presión bajista a la divisa.

Las Lebacs pagan menos: las alternativas

La rentabilidad de las Lebacs va en una lenta picada, por lo que es más que recomendable posicionarse en otros activos en función de su perfil de riesgo:

  1. Títulos en pesos

Son bonos que pagan cupones de renta vinculados a determinados niveles de tasas de interés. Los más importantes son los de la serie Bonar, cuyas tasas de retorno oscilan entre 38% y 39%, aproximadamente.

Son títulos que devuelven el capital al vencimiento mientras que devengan renta en forma trimestral.

  1. Bonos en dólares

Hay atractivo en los títulos en dólares porque retrocedió mucho en las últimas semanas –pese a los esfuerzos del Banco Central-, lo que podría generar una recuperación del tipo de cambio y todos los activos relacionados.

Hay títulos como el Bonar X, cuyo vencimiento se da en un año y es uno de los instrumentos dolarizados con menor riesgo. Su cupón anual es de 7%.

También están los títulos dolarizados como el Bonar 2020 o el Bonar 2024, cuyos retornos son de 5,9% y 6,7% anual, respectivamente.

La tercera opción es quizá la más riesgosa, pero su potencial no es alcanzado por las dos primeras. Si querés conocer más detalles sobre la inversión más interesante del mercado en la Argentina post Lebacs, entonces ingresá en este Informe Especial que elaboramos gratuitamente para vos.

Deja tu respuesta