Conseguí el 66% de los ahorros que necesitarás para tu vejez haciendo esto

No tenés que preocuparte más. Existe una fórmula de éxito garantizado para que puedas guardar plata pensando en el futuro. A continuación te contamos de qué se trata.

La ciencia del “costo compuesto”. ¿Eso se puede comer?

Es posible que ni siquiera te interese leer sobre el tema pero la realidad es que puede ser la solución a tus problemas financieros.

El exitoso inversor estadounidense, John Bogle, es el pionero de este principio y según el multimillonario, es posible acumular el 66% de la plata que vas a necesitar en tu vejez para vivir tranquilamente.   

¿Cómo? ya te vas a enterar.

La fórmula

El costo lo es todo. Esa es la premisa clave a la hora de hablar de ahorrar a largo plazo pensando en la Bolsa como vía para lograrlo.

//

La selección

Muchos ahorristas asumen que el proceso de selección de activos financieros a la lo hora de invertir es un aspecto importante y de cierta manera lo es. Si vos ponés toda tu plata en algún instrumento que te ofrezca una tasa de interés muy baja, ese dinero estará a salvo, sin duda. Sin embargo, no rendirá significativamente.

En cambio, si invertís en acciones de empresas de pequeña capitalización de mercado que aunque muy volátiles, suben de precio a un ritmo galopante debido a su potencial de crecimiento, obtendrás retornos que no te vas a poder creer.

La mayoría de las personas no tiene idea de esto, por eso sólo confían su plata a empresas de gran trayectoria y bien conocidas. Es decir, selecciona acciones de compañías por sobre otras bajo este criterio, cuando lo que realmente importa es escoger activos con verdadero valor y potencial y esto no se define únicamente por su largo historial.

No tengás miedo de las acciones, son un arma muy poderosa para garantizarte un buen colchón financiero para tu retiro. Es por ello que si compras papeles de compañías, debés procurar que se trate de un conjunto de activos diverso que te permita ganar con las diferentes dinámicas que generan un efecto positivo en la actividad de cada una de estas firmas. 


//

Perder dinero

El común denominador de los ahorristas también asume correctamente, que el tiempo o timing importa a la hora de invertir en la Bolsa.Si vos notas que una acción en particular va a aumentar su valor significativamente año tras año, mientras más tiempo sea de tu propiedad, mayor es la probabilidad de que te saques ventaja del tipo de crecimiento que convierte a las pequeñas inversiones en suficientes ahorros como para retirarte tranquilamente.

Es allí cuando entra en juego el costo de la inversión. Resulta que el costo es el motivo principal por el cual algunas personas tienen menores o peores experiencias invirtiendo, en comparación con otras. Pagar demasiado dinero para adquirir un activo, provocará que pierdas una cantidad significativa de plata.

¿Qué tanto? Hasta dos tercios de tus ganancias en algunos casos. Parece una locura pero cobra sentido una vez que tenés conciencia de que los honorarios vinculados a los instrumentos de inversión pueden sumar una gran cantidad de dinero con los años. A eso se refiere el celebre Bogle con su teoría de los costos compuestos.

//

Cambio de foco

Lo anteriormente dicho deja claro que la tarea básico de decidir cuales acciones son “mejores” o “peores” pierde relevancia cuando se trata del mercado a nivel general. Incluso las personas especializadas que se dedican a ello a tiempo completo se equivocan en sus proyecciones con mucha frecuencia.

Es por este motivo que la clave está en diversificar los tipos de inversión y adquirir acciones, bonos y demás instrumentos que en conjunto te permitirán obtener rendimientos generosos a largo plazo y suficientes para tu retiro. Lo importante es que poseer esta mezcla de activos no te cueste mucho dinero en honorarios e impuestos.

Una manera de atenuar estos costos es invertir en ETFs o fondos que cotizan en Bolsa, puesto que estos te dan la oportunidad de posicionarte en una gran variedad de títulos en simultaneo y no implican mayores costos.

Esa es la manera más sencilla y acertada de evitar la maldición de los costos compuestos de la que tanto advierte Bogle, puesto que te permitirá mantener tus inversiones alineadas con el riesgo que vos decidís asumir, dejando fuera otros factores que podés controlar como esos gastos innecesarios.

¿Por qué apuntarte dos tercios de pérdidas como te dijimos antes cuando podés mantener a salvo la totalidad de tus ganancias? Aplicá estos consejos y ahorrá como se debe para tu retiro.

Existen otros aspectos claves que debés tener en cuenta antes de entrar al mercado de valores. Si querés conocer los más importantes, ingresá a este Informe Especial, totalmente gratuito, que Inversor Global preparó para vos.

Deja tu respuesta