Una alternativa de inversión para aprovechar en la Argentina de Macri

Gracias al nuevo Gobierno, que se muestra más amigable con el mercado, muchas empresas han salido a la cacería de financiamiento tanto a nivel local como internacional. ¿De qué se tratan estas oportunidades?

Sin duda alguna, la salida de la Argentina del default sumado a las medidas pro mercado implementadas por la nueva administración han generado cambios importantes en el contexto financiero local y las empresas son conscientes de ello.

No en vano, las firmas locales han recobrado el entusiasmo por ir en búsqueda de financiamiento tanto interno como en el exterior, para expandir sus actividades. En esa línea, han optado por emitir Obligaciones Negociables, también conocidas como bonos corporativos.

En vista de que cada vez son más frecuentes las colocaciones en este sentido, es importante que el inversor tenga pleno conocimiento de este instrumento con el objeto de considerarlo como una oportunidad para diversificar su cartera.

¿Cómo funcionan las Obligaciones Negociables?

Las Obligaciones Negociables (ON) son títulos de deuda de carácter privado que coloca una empresa bajo modalidad de oferta pública en el mercado de capitales. Según datos de la Comisión Nacional de Valores (CNV), estos instrumentos pueden ser adquiridos por un monto determinado y por un lapso de máximo 5 años.

El objetivo perseguido por las compañías al colocar las ON es recaudar fondos aprovechando el beneficio impositivo que genera el financiamiento con capital externo.

¿Qué se debe tener en cuenta al invertir en ON?

Los ahorristas interesados en diversificar sus activos pueden optar por estos títulos, teniendo en cuenta aspectos como los derechos que ofrece la emisión, compromisos y riesgos a asumir por el instrumento en cuestión.

La variable de riesgo viene a ser la más representativa con respecto a estas condiciones y también suele conocerse como “riesgo de crédito”, ésta representa el el margen de posibilidades de que la empresa incumpla con sus obligaciones de pago. Los inversores deben analizar si la misma es compatible con su perfil de negocios y de tolerancia a la volatilidad.

Otro aspecto destacado que merece atención es si los valores a negociar cuentan con garantía o no, así como un fiduciario designado que se ocupe de la protección de los intereses de los tenedores de las ON.

Ahora bien, teniendo claro la información básica de estas herramientas, ¿Existen oportunidades claras para el ahorrista actualmente?

Las alternativas hoy

En el marco de las condiciones actuales en el mercado local, muchas empresas se han valido de esta alternativa de financiamiento en períodos recientes. Tanto las firmas del rubro de alimentos, como energéticas, e inmobiliarias han incursionado en estas colocaciones.

Entre ellas destacan Arcor, Axion Energy, IRSA y más recientemente la productora de papel Celulosa Argentina. Esta última destaca por su colocación la semana pasada, que bien podría ser analizada de cerca por los inversores.

Según información de El Cronista, emitió Obligaciones Negociables clase 6, por el orden de los 148 millones de pesos. El plazo de vencimiento se estableció en torno a un horizonte de 18 meses, con una tasa de interés anual variable atada a la Badlar (superior al 6,80%).

Durante los primeros 9 meses, esta ON garantiza un rendimiento mínimo de 34,5% anual. Se espera que la emisión se oficialice en el día de hoy, con fijación de pago de capital el 11 de abril de 2017. Los intereses serán pagados trimestralmente.   

La colocación tiene lugar por medio de las firmas de inversión Banco de Servicios y Transacciones S.A. y Puente Hnos.

En vista de que posicionarse en Obligaciones Negociables requiere de un capital de entrada de gran magnitud, los inversores minoristas deben valerse de ciertos recursos para lograr el acceso.

¿Cómo acceder?

De acuerdo con el economista Jefe de Inversor Global, Diego Martínez Burzaco, “muchas de las grandes emisiones de ON son inaccesibles para el inversor minorista porque no es un producto muy promocionado. En esas colocaciones suelen participar los inversores institucionales como bancos, compañías de seguros o FCI”.

En esa misma línea manifestó “la forma en la que pueden participar los minoristas es a través de los fondos comunes de inversión”.

Los fondos comunes de inversión en la Argentina permiten definir una cartera de inversiones diversificada por medio de montos de entrada mínimos, lo que es ideal en casos como éste.

A tener en cuenta…

Estas obligaciones pueden mantenerse hasta su vencimiento. No obstante, el inversor puede decidir en qué momento desea ofertarlas nuevamente en el mercado de capitales, sin importar el cumplimiento de esta fecha.

Es importante tener en cuenta que estos activos no se caracterizan por su liquidez, puesto que si se decide venderlas es posible que la operación no se concrete rápidamente.

En caso de que esté interesado en optar por esta alternativa luego de conocer los detalles al respecto, puede consultar más información en el sitio Web oficial de la CNV, o de los fondos de inversión que suelen trabajar con estos instrumentos.

//

Deja tu respuesta