Un tesoro emergente que no puede faltar en su cartera

Las divisas de estos países registraron su mejor desempeño en 18 años durante el mes de marzo. ¿Se trata de una tendencia sostenida que el inversor debe aprovechar?

Los pasos a seguir por la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) tiene a los inversores alrededor del globo a la expectativa. Frente a la postura “cautelosa” adoptada por la entidad monetaria en días recientes, los mercados reaccionaron positivamente. Principalmente los territorios emergentes.  

El enfoque gradual de la Fed con respecto a la suba de las tasas de interés de referencia, ha tenido un alto grado de influencia sobre el comportamiento de los activos vinculados a los mercados en desarrollo y sus divisas, a tal punto que éstas registraron su mejor desempeño en 18 años durante el mes de marzo del año en curso.

Una racha que vale la pena aprovechar

El significativo repunte experimentado por las monedas emergentes en los últimos días es un reflejo del optimismo que se vive en el mercado en relación a las posibilidades de mayor sostenibilidad de los flujos de capitales hacia los destinos en desarrollo. Esto gracias a la actitud “flexible” de la Fed frente a la suba de tasas, que supondría un mayor atractivo para los instrumentos financieros estadounidenses y que por el momento es una opción lejana.

De esa manera, según información de Bloomberg, los principales índices que replican el comportamiento de 20 divisas internacionales, presentaron subas pronunciadas durante cuatro días consecutivos la semana pasada, posterior al discurso centrado en la “cautela” emitido por Janet Yellen, en función de las futuras políticas monetarias del banco central de la nación norteamericana.

El avance promedio fue de 5,4%, llegando a mostrarse subas de 0,5% en tan sólo un día. En esa línea, el rublo de Rusia experimentó un alza de 11%, siendo la más destacada entre las monedas emergentes.

Por otro lado, de acuerdo con datos de El Cronista, la firma de investigación financiera EPFR Global, dio a conocer que durante la tercera semana del mes de marzo, se registraron flujos de capitales hacia activos de los países en desarrollo, por el orden de los 2.900 millones de dólares, siendo esta la cifra más importante captada desde el mes de julio de 2015.

Frente a esta oleada de recursos, el tipo de cambio del mundo emergente se fortaleció, al igual que las materias primas, las cuales acumularon un alza de 4,1% en promedio, en marzo.

¿Por qué apostar a favor de las divisas del mundo en desarrollo?

Como ya se mencionó, los activos financieros pertenecientes a los mercados emergentes experimentaron una racha positiva en días pasados, al conocerse la decisión de la Fed con respecto a tomar las medidas de ajuste –o subas en las tasas de interés– con más calma, debido a las preocupaciones generadas por las turbulencias en economías claves a nivel internacional como la china.

Ante el escenario, los inversores podrían considerar que el momento de apostar a las divisas de estos países ya pasó y tal vez ya no cuenten con más potencial de avance.

No obstante, todo apunta a que no se producirá un incremento en las tasas de interés hasta el mes de noviembre de este año, por lo que las monedas en cuestión aún poseen un margen de escalada de gran magnitud en el mediano plazo.

En esa línea, mercados como Brasil, Sudáfrica, Turquía y Rusia se verán beneficiados frente a un dólar que se debilitará a medida que las tasas de interés se mantengan cerca de cero, por lo que los inversores deben aprovechar el momento y posicionarse en divisas emergentes antes de que el alza a presentar  por las mismas llegue a su punto cumbre.

Es importante tener presente que las condiciones están dadas para invertir en instrumentos más allá de las monedas de estas naciones. Conozca las diversas oportunidades que presentan estos territorios en desarrollo, a través de este Informe Especial, totalmente gratuito que Inversor Global preparó exclusivamente para usted.

Deja tu respuesta