¿Por qué invertir en el sector inmobiliario hoy?

De acuerdo con determinados estudios, no se espera una aceleración en la dinámica de la actividad hasta comienzos de 2017, por lo que los precios actuales de las propiedades podrían ser oportunos para fijar posiciones.

A partir de las medidas económicas implementadas por la nueva gestión desde diciembre del año pasado, mucho se esperaba del comportamiento del sector inmobiliario. Sin embargo, este es uno de los segmentos en donde los cambios podrían tardar más tiempo en verse.

Los expertos afirman que la prolongada vigencia del cepo cambiario trajo consigo consecuencias que no desaparecerán de la noche a la mañana, por lo que se espera una reactivación de la actividad para el primer trimestre de 2017.

Tendiendo esto en cuenta, ¿cuándo será el mejor momento para invertir en el rubro inmobiliario?

¿Qué esperar?

De acuerdo con las firmas inmobiliarias, la venta de inmuebles se reactivará en 2017, puesto que si bien las políticas del nuevo gobierno son positivas para el sector y representan el camino hacia la normalización del mismo, no son suficientes para lograr una transformación en el corto plazo.

Esto, debido a que el despegue inmobiliario dependen en gran medida del crecimiento económico de la Argentina, que no se espera para este 2016, sino a mediano plazo. En consecuencia el segmento de real estate presentará un comportamiento similar al de 2015.

Para los expertos, esto es un indicio de que es buen momento para invertir y aprovechar los precios de lo que sería una “temporada floja”.

Según información de El Cronista, la aprobación en el Senado de un acuerdo con los holdouts se presenta como el factor más influyente sobre el despegue futuro del sector inmobiliario, puesto que esto estimula la llegada de nuevos flujos de capital extranjero a los bienes raíces, comportamiento que no se veía en el país desde el año 2007.

En esa línea, los expertos explican que ante el cambio de escenario es necesario esperar entre seis meses y un año para que los fondos internacionales tomen suficiente confianza e inyecten recursos en la industria mobiliaria local.

De esa manera, el crédito jugará un papel decisivo como instrumento para facilitar la adquisición de propiedades como inversión. Esta herramienta es prácticamente nula en la Argentina actualmente.

A futuro se esperan ajustes en términos de intervención de los fondos de pensiones vinculados a la construcción, así como una nueva ley para regular las operaciones de alquiler.

Estas medidas deberán tener presente la variable inflacionaria, puesto que si ésta se ubica en un 30% anual, es difícil que un sistema hipotecario sostenible.

¿Comprar o alquilar?

De acuerdo con datos publicados por la consultora especializada en el rubro, Reporte Inmobiliario (RI), el valor de un metro cuadrado en un departamento usado de 2 o 3 ambientes en la ciudad de Buenos Aires se ubicó en 1.817 dólares en promedio a fines de 2015. Esta cantidad equivale a un 10% de alza en el año, pero menor en 5,5% a los valores tocados en 2013.

De esa manera, un departamento de 50 metros cuadrados aproximadamente presentó un alza en su precio de  42% en dólares desde el año 2009 hasta cierre de 2015. Durante ese mismo período, los alquileres registraron un incremento de 292% mensual, para situarse cerca de los 4.300 pesos.

Medido en dólares, en el lapso que va de 2009 a 2015 el alquiler anualizado de una propiedad con las características descritas sufrió un descenso de 6%, al pasar de 3.690 dólares a 3.560.

Este comportamiento, sugiere que resulta más barato para un ahorrista alquilar una propiedad que adquirirla. Al menos en una primera instancia.

Para diseñar una estrategia de inversión enfocada en el segmento inmobiliario, es importante que conozca las alternativas de financiamiento de las que dispone estando en la Argentina. Acceda a esta información por medio de este Informe Especial, totalmente gratuito que Inversor Global preparó exclusivamente para usted.

Deja tu respuesta