Lebacs: ¿a que plazo conviene invertir?

El atractivo de las letras del Banco Central ha cautivado a los inversores locales pero ¿cuál es el horizonte de tiempo más acertado para apostar por las mismas?

En oportunidades recientes, el Banco Central (BCRA) manifestó sus intenciones de mantener las altas tasas de interés establecidas, con el objeto de estimular la tenencia de pesos entre los ahorristas locales.

La entidad ha hecho énfasis en la necesidad de corregir el indicador inflacionario antes de atenuar la medida. No obstante, esto puede traer consecuencias negativas para la economía.

De hecho, el impacto ya se hace sentir en la renta variable, que durante el mes de febrero perdió alrededor de 13%, a excepción de los papeles de Petrobras Brasil (APBR) y Tenaris (TS).  

Esto se debe principalmente al rendimiento de hasta 38% en 35 días que ofrecen las tasas del BCRA, mejor conocidas como Lebacs.

Muchos en el mercado consideran que la permanencia de las mencionadas tasas no es sostenible y por ende, se debaten entre si aprovechar los máximos porcentajes a corto plazo o asegurar el rendimiento a tres meses, que aunque menor al más inmediato, garantiza una rentabilidad superior por más tiempo, en caso de producirse una corrección en estos parámetros de interés próximamente.

El contexto

Para entrar en materia, es necesario recordar que las lebacs son títulos que licita la máxima autoridad monetaria de la Argentina todos los martes. En aras de contener el avance del dólar y la inflación, estos activos ofrecen rendimientos que superan entre 9 y 10 puntos a los plazos fijos.  

Si a esto se suma que se trata de los instrumentos más seguros que ofrece el mercado al contar con el respaldo del BCRA, es lógico que los inversores migren sus posiciones de la Bolsa hacia estas letras.

Ahora bien, ¿cuál es el mejor horizonte de inversión para las lebacs?

El dilema

No queda duda de que las medidas económicas implementada por la nueva gestión han fijado condiciones de inversión al corto plazo en el mercado local. Sin embargo, todo depende del horizonte temporal y el perfil de riesgo del inversor.

El economista de Inversor Global, Nery Persichini, señaló en uno de sus artículos que los ahorristas más conservadores, con perspectivas inferiores a un año buscan asegurar sus jugadas, por lo que pensar en una apuesta a 35 días por tasas de 38% puede ser lo más adecuado.

No obstante,  aquellos inversores más tolerantes al riesgo y que buscan multiplicar su capital con el paso del tiempo, consideran más acertada una estrategia más extensiva. De hecho, Persichini, se inclina por esta postura.

En ese sentido, conviene pensar en un horizonte a mediano plazo (que no supere los 90 días), con el objeto de asegurar las altas tasas de interés que está manejando el Banco Central actualmente, independientemente de que éstas sean inferiores al 38%.

En esa línea, se presentan las lebacs a 63 días con rendimientos de 35% y a 98 días, con retornos de 34%.

Según Persichini, la porción de la cartera dedicada a los instrumentos debe variar en función del perfil de inversión, con lo que ésta debe disminuir a medida que se amplíe el plazo de la operación.

A la hora de invertir en las letras del BCRA, es importante tener en cuenta el cobro de comisiones, puesto que el rendimiento de 38% en el caso de los títulos más cortos no es neto.

De acuerdo con datos de El Cronista, en el mejor de los casos el recargo es de 0,1%, lo que genera que el retorno se reduzca a 36,8%. Algunos intermediarios establecen el cobro de 0,5% por comisión y con ello la rentabilidad se ubica en el 32%.

 Analice las oportunidades a nivel local que más le convienen a partir de su perfil de inversión.

//

Deja tu respuesta