¡Lebacs mercenarias! Arrasan con todo en la plaza financiera

Las altas tasas de interés que ofrecen estos instrumentos le restan una gran cantidad de adeptos a los activos de la plaza local que históricamente arrojaron los mejores desempeños. ¿Qué debe hacer el ahorrista ante la tendencia?

La fiebre de las letras del Banco Central (BCRA), mejor conocidas como Lebacs es incontrolable. Y es que una tasa de rendimiento de hasta 38% en pesos seduce a cualquiera. Tanto así, que pocos ahorristas voltean a mirar cualquier otro instrumento de inversión en el mercado local.

En vista de que es bien sabido que las altas tasas de interés vinculadas a las Lebacs no se mantendrán en los niveles actuales permanentemente, todos están aprovechando el momento.

Pero ¿te conviene centrar tu atención y tus ahorros únicamente en esta alternativa? Antes de responder este interrogante, conocé a continuación qué sucede con el resto de las opciones…

Adiós al boom del plazo fijo

Los depósitos en moneda local despegaron en el mes de diciembre, debido al atractivo sumado a las tasas de interés ligadas a éstos,  con el objeto de mitigar la tenencia de dólares luego del levantamiento del cepo cambiario. Para entonces, el crecimiento registrado en este sentido fue de 30.000 millones de pesos, en el marco de una tendencia que se mantuvo hasta abril pasado.

Sin embargo, una vez que el BCRA ajustó las tasas de rendimiento de las Lebacs, la dinámica de ahorro por medio del plazo fijo pasó a segundo plano. De acuerdo con datos de La Nación, en el último mes la demanda de este instrumento presentó una caída de 7.000 millones de pesos, lo que equivale a 1,5%.

En paralelo, la sed por Lebacs se ha incrementado en gran medida en las últimas dos semanas. Para la emisión más reciente, se registró un aumento de solicitudes de 3,2 al 5%. Con un rendimiento de 38% anual, las letras del Banco Central han recaudado 2.300 millones de pesos en el mes de abril, para acumular 8 semanas como el activo más popular de toda la plaza argentina.

En esa línea, no hay que hacer un análisis muy exhaustivo para tener claro que si un plazo fijo ofrece un retorno de entre 26 y 28%, los ahorristas van a preferir las Lebacs que rinden 10 puntos más a 35 días.

La Bolsa no se salva

La renta variable no escapa de las mercenarias letras del BCRA. Al disiparse las expectativas de una baja en las tasas de interés para la última licitación, la Bolsa local presentó un desempeño a la baja.

De esa manera, el Merval registró un volumen de operaciones flojo en la última jornada bursátil, en el que se transaron 225 millones de pesos en acciones de jugadores locales.

Destacó la caída de los papeles de entidades financieras, cuyo desplome fue de  hasta 3,75%, siendo Banco Macro el más afectado.

La única manera de que el peso opaque al dólar

Las altas tasas en pesos, sumado a la postura del Banco Central con respecto a mantenerlas en los niveles actuales hasta que la inflación comience a ceder, mantienen al dólar en una especie de meseta. De hecho, en los últimos días éste presenta una tendencia de precio a la baja y acumula ya un período considerable oscilando por debajo de los 15 pesos.

Para los especialistas, la tranquilidad con la que se maneja la divisa es evidencia de que la demanda no es significativa, aún cuando históricamente la moneda ha sido el mecanismo de ahorro por excelencia para los argentinos.

¿Qué podés hacer como ahorrista ante la situación?

Si tenés unos pesos que te gustaría multiplicar, es una buena idea posicionarse en Lebacs a los rendimientos actuales. Sin embargo, entre las alternativas que están siendo arrasadas con la creciente popularidad de estas letras, también hay oportunidades.

Según los expertos, dentro de la renta variable, los bancos siguen siendo los actores más prometedores en el corto plazo, en vista de que presentan balances financieros decentes y frente a las bajas de precio de sus acciones, están cotizando en oferta.

En lo que al dólar se refiere, un dato interesante es que en el mercado de Futuros ROFEX, la divisa se negocia a 14, 70 pesos para mayo y para diciembre, se opera en 16,76 pesos, lo que indica que en la plaza apuestan por la suba inminente de éste, apoyándose en el hecho de que una vez que la inflación baje, las tasas de las Lebacs también lo harán y los ahorristas volverán a refugiarse en la moneda, por lo que te conviene hacerte de dólares a la cotización que presenta hoy.

Pero si querés hacerla en grande, podés combinar la inversión en letras con los rendimientos en dólares. Para conocer en detalle cómo es posible lograr esto, accedé a este Informe Especial, totalmente gratuito que Inversor Global preparó exclusivamente para vos.

 

Deja tu respuesta