La regla de Warren Buffett que hace maravillas con tus ahorros

El secreto del éxito en las finanzas del Oráculo de Omaha puede ser aplicado por cualquier inversor. ¿De qué se trata?

Sin muchos rodeos, te contamos que el secreto de Warren Buffett para haber amasado si significativa fortuna se relaciona directamente con el principio del interés compuesto.

El singular inversor lo ha asegurado en reiteradas oportunidades. Esa es la clave de su éxito.

Pero ¿qué quiere decir esto exactamente y cómo se puede aplicar al día a día?

Si sos un ahorrista que busca mejorar sus hábitos financieros, esta información es ideal para vos. Pronto vas a darte cuenta de por qué.

La fórmula que todo ahorrista puede copiar

El mismo Albert Einstein calificó al poder del interés compuesto como la octava maravilla del mundo. En términos de inversión, o bien de ahorro, con esto hacemos referencia al arte de invertir a largo plazo. Es decir, obtener un rendimiento fijo modesto con mirar al futuro.

Después de algunos años, la suma de estos rendimientos constituirán un retorno seguro de gran magnitud. Buffett siempre se ha mostrado a favor de este principio y se ha dado a la tarea de dar a entender que el horizonte de tiempo y las metas establecidas inicialmente son el factor determinante del éxito en las finanzas.

El arte de invertir a largo plazo

Tal como lo afirma el mismo Oráculo de Omaha “el mejor período de tenencia es para siempre”. Es mucho más factible que un ahorrista que coloque su dinero en activos financieros a largo plazo, consiga sus objetivos durante períodos de “vacas flacas”, comparativamente con aquellos que sigan una estrategia especulativa impulsada por las ansias de obtener rendimientos inmediatos.

Mientras mayor sea el plazo de inversión o ahorro, mayor será la rentabilidad acumulada sobre el valor original de la inversión realizada en un principio, gracias a los intereses logrados a lo largo del tiempo.

Para aprovechar estos beneficios, lo ideal es reinvertirlos y volver a multiplicarlos.

No hace falta decir que Buffett tiene razón bastante a menudo y que tener una acción por un largo período es una de sus técnicas favoritas y lo ha llevado a estar entre las personas más acaudaladas del mundo, según la revista Forbes.

De hecho, una de sus frases favoritas establece que “no se deja llevar por la corriente”. EN esa línea, hace énfasis en las apuestas al mediano o largo plazo que otorgan rendimientos verdaderamente fructíferos. “Sea temeroso cuando otros son codiciosos, y sólo codicioso cuando otros son temerosos”, suele decir el Oráculo de Omaha.

Un consejo adicional

¿Deseas conocer un secreto más que Buffett está dispuesto a compartir?

Para entenderlo nada más fácil que un ejemplo.

Durante el colapso del banco de inversiones estadounidense Lehman Brothers en 2008, pudimos observas que las noticias negativas, o en todo caso, inesperadas, pueden tener un efecto sobre el comportamiento de los mercados bursátiles.

De hecho, hay ocasiones en las que compañías interesantes, capaces de crear valor en diversas condiciones de mercado, se han visto afectadas por el mismo sentimiento negativo que ha empujado a la baja el precio de las acciones más sensibles a las condiciones económicas y de una calidad inferior.

De nuevo, “no se deje llevar a la corriente”. Para invertir con éxito hay que actuar con racionalidad y consistencia para aprovechar una inversión que rinda en un largo período.

Esa es la fórmula mágica que ha hecho a Buffett el inversor más exitoso de todos los tiempos. Entonces ¿por qué no aprovechar este consejo?

Comenzá temprano y pensá a largo plazo…

Si además deseas conocer cuáles son los 3 mandamientos que todo inversor debe cumplir, revisá este Informe Especial que Inversor Global preparó gratuitamente para vos.

Deja tu respuesta