La oportunidad de inversión que todos persiguen en Argentina

Este activo ha revolucionado el mercado de tal forma que sus ganancias superan al plazo fijo y presenta menor riesgo que las acciones o bonos

Sí, ahora la inflación nubla todos los sentidos, las tarifas suben y los precios en el supermercado se multiplican sin freno, pero hay una oportunidad de negocios en la Argentina a la que es fácil entrar y genera ganancias hasta para los más inexpertos. En otras palabras, es una inversión apta para todo el público.

¿Lo mejor? todo el mundo está hablando de ella y cada vez más personas entran en este negocio. Es incluso más rentable que un plazo fijo. Sin embargo, tiene un tiempo de vida limitado. Es una inversión que debe aprovecharse antes de que el Banco Central se arrepienta.

Por supuesto, se trata de las Letras del Banco Central o Lebacs, como son mejor conocidas. Lo que hace la autoridad monetaria es endeudarse con estos títulos y el dinero que la gente deposita en sus arcas lo absorbe. Es decir, no vuelve a soltarlo sobre la economía y así combate la inflación.

La lucha contra la inflación

¿Cómo lo hace? Es simple. Los economistas tienen años diciendo que la inflación es generada una vez que el Banco Central emite pesos sin control sobre la economía para así financiar el gasto público del Estado y como hay cada vez más pesos sin respaldo en dólares –había cepo cambiario y las Reservas Internacionales estaban mermadas- los precios en el supermercado suben.

La fórmula de las Lebacs para combatir la inflación es sencilla: absorbe esos pesos que están demás, ofrece una tasa de interés tan atractiva que nubla las inversiones en dólares y por ende, en este momento nadie está comprando billetes verdes. El dólar se mantiene controlado y los comercios no tienen excusas para remarcar sus productos.

Sí, la inflación en los últimos meses ha sido un monstruo difícil de combatir, pero según el Gobierno se trata de una aceleración de precios “transitoria” que obedece a la suba de tarifas. Esto impacta en el Índice de Precios al Consumidor, pero no sufre alzas mensuales.

Un retorno atractivo

Pero volvamos al tema de las Lebacs. El BCRA hace convocatorias cada martes y la persona interesada tiene hasta las 13 horas para manifestar su interés de participar ante un bróker y concurrir con el dinero en efectivo. Así de simple. No hay registros, ni pasos complicados.

En el último llamado del BCRA se anunció el incremento en un 4% del volumen de compradores minoristas que se acercaron a las Lebacs. ¿Por qué tanta gente está detrás de esta oportunidad? El Banco Central paga 38% de interés a un plazo de 35 días. No sólo le gana a la inflación de este año, sino que está por encima del 27% que los bancos ofrecen por un plazo fijo.

De hecho, la tasa del 38% de interés le gana a las inversiones en Bolsa, porque un bono o una acción siempre está acompañado de volatilidad, pero las Lebacs están 100% garantizadas, sin riesgo, porque el emisor es el BCRA, mientras que los plazos fijos sólo están garantizados hasta 350 mil pesos. Ni hablar de acciones que siempre tienen un riesgo.

¿Cómo invertir en Lebacs?

Las Lebacs se negocian en el Mercado Abierto Electrónico (MAE), las Bolsas de comercio y mercados de valores de toda la nación.

Nery Persichini, economista de Inversor Global y editor de Revancha Argentina, recomienda invertir en Lebacs, porque son títulos seguros que ofrecen una ganancia superior a otras oportunidades tradicionales, como el plazo fijo. Para participar, solo se necesita una cuenta en una sociedad de Bolsa, cuya apertura es gratuita.

Para abrir la cuenta se debe presentar un recibo de sueldo, monotributo o alguna constancia de ingreso y llenar algunos formularios en el bróker.

Previo a esto es indispensable tener una caja de ahorro en pesos en algún bajo. El piso para operar es de 1.000 pesos, pero lo ideal son cifras mayores para que rindan más.

¿Cuánto cuesta invertir en Lebacs?

El costo, en término de comisiones, depende de cada bróker, pero en promedio, la operación tiene un valor de 0,5% del monto puesto sobre la mesa más el IVA del capital invertido, lo que se suma a los gastos de mantenimiento de la cuenta.

Si se tiene en cuenta que el promedio de las comisiones que cobran los agentes de Bolsa resta un punto de tasa, las Lebacs pagan entre ocho y nueve puntos de diferencia contra un plazo fijo.

Inversión contrarreloj

Pero al principio de la nota se comentó que esta inversión debe aprovecharse antes de que el Banco Central se arrepienta. ¿Qué quiere decir esto? Lo cierto es que no hay tal cosa como una fórmula mágica para la economía. Así como las Lebacs son una inversión muy atractiva y atraen a toda clase de inversores, estos empiezan a alejarse de la Bolsa, de modo que la economía empieza a deteriorarse y se encarece el acceso al crédito para las empresas.

El Banco Central mantiene las altas tasas porque busca controlar al dólar, pero esa necesidad es pasajera. Durante abril y mayo se estima que ingresaran los dólares provenientes de la cosecha y más adelante, el Gobierno tiene previsto una relajación en cuanto se salga del conflicto con los holdouts.

Desde el Banco Central, se sostiene que las altas tasas de interés que ofrecen las Lebacs se mantendrán hasta que la inflación empiece su curva hacia el descenso, en torno a números como 1,5% o 2% mensuales. A su vez, han estimado que esto ocurrirá en el segundo semestre, por lo que debe aprovechar esta oportunidad de negocio cuanto antes.

Pero no hay por qué conformarse, cuando comiencen a bajar las tasas de las Lebacs o incluso desde ya, hay una segunda etapa, un modo de lograr que la oportunidad sea aún más rentable y alcanzar ganancias. ¿Desea saber cómo? Ingrese a este Informe Especial gratis que Inversor Global elaboró para usted.

Deja tu respuesta