¿Qué servicios dejan de funcionar por la movilización laboral?

A raíz de los 120.000 despidos ejecutados durante los primeros meses de gobierno de Macri, las cinco centrales obreras paralizan los servicios.

Hoy Buenos Aires funciona a media máquina. Trasladarse por la ciudad o realizar algún trámite puede ser una tarea molesta y en algunos casos imposible, pero ¿por qué? Las cinco grandes centrales obreras se movilizan en medio de un descontento generalizado por el posible veto del presidente Mauricio Macri a la Ley Antidespidos que ya ha obtenido media sanción.

¿A qué obedecen la movilización laboral ejercida por los sindicatos? En seguida lo explicamos.

La Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) denunció que desde que Macri asumió en diciembre de 2015 se han ejecutado 120.000 despidos.

Esa situación ocurre por la caída en los niveles de producción provocada por la retracción en la demanda de consumo, por la casi nula inversión, la aceleración de la inflación y las altísimas tasas de interés del mercado, han sostenido desde la CAME.

La Ley Antidespidos

Como era de esperarse, el Congreso busca responder a la coyuntura. ¿Cómo? Restableciendo la Ley de Emergencia, que en 2002 implantó la doble indemnización por despido hasta 2007.

Eduardo Duhalde tomó la medida porque el desempleo rondaba alrededor de 30% por efecto de la crisis. Sin embargo, fue criticada por abogados laboralistas que consideraban injustificable abonar dos veces la reparación prevista por ley en caso de despido.

El artículo fue modificado en varias ocasiones. En 2004 se redujo la compensación al 80% de la indemnización, y en 2005 al 50%, tasa que está vigente hoy en día. Lo que busca la nueva Ley Antidespidos de la oposición en la Cámara de Diputados plantea la inamovilidad laboral hasta el 31 de diciembre de 2017, mientras que en el Senado persigue que sea por 180 días.

Sólo uno podría prosperar…

El veto presidencial

Pero aún si es aprobada, el presidente Macri ha sostenido que “por la vía de la arbitrariedad o de la imposición no se cuida a los argentinos”, con lo que dio indicios de que llegaría a vetar el proyecto.

Según el mandatario, este tipo de iniciativas causan que las empresas retraigan sus proyectos de contratar trabajadores y se precariza el empleo, cuyas cifras en negro rondan alrededor del 30%. “Esta medida es la vocación de hacer daño. No podemos repetir los errores”.

No sería la primera vez que Macri hace uso de su facultad para vetar. En el gobierno porteño rechazó más de 130 leyes, algunas impulsadas por su partido en la Legislatura en normas orientadas a la emergencia habitacional de la Ciudad, la creación de una oficina contra la trata de personas y la regulación para procedimientos para la atención de abortos no punibles.

Pese a que muchos están conformes con los resultados de sus paritarias, las tres CGT y las dos CTA definieron marchar frente al Monumento al Trabajo, en las avenidas Paseo Colón e Independencia de la Ciudad de Buenos Aires, a las 15 pm.

¿Qué servicios estarán afectados?

  1. Transporte público: la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) estará adherida a la marcha.

Eso quiere decir que habrá problemas con trenes, colectivos, subtes, taxis, remises, barcos y camiones. De hecho, el subte funciona con el mismo horario que un fin de semana.

  1. Administración Pública: Asistirán la UPCN, ATE, APL, APOC, STM, Supara, APOPS, sindicatos judiciales, de la salud, educación.

En consecuencia, no se podrán realizar trámites en entidades de cualquier clase, mientras que la Justicia y los hospitales públicos tendrían guardias mínimas.

  1. Servicios e industria:

Se han sumado bancarios, estacioneros, trabajadores de peajes, alimentación, panaderos, metalúrgicos, encargados de edificios, petroleros, mecánicos, trabajadores de la construcción, comercio, textiles, calzado, carne, entidades deportivas, cines, teatros, gastronómicos, maestranza, peones rurales, empleados del neumático, mineros, plásticos, aceiteros y químicos.

Movilización laboral

Las consecuencias son simples. Si bien no se trata de un paro, es una huelga de envergadura.

Hugo Yasky, titular de la CTA de los Trabajadores indicó que en principio la movilización conmemoraría el primero de mayo, día del Trabajador, pero que sumó el reclamo de mitigar el daño que sufren quienes perdieron su fuente de trabajo.

Además, la convocatoria incluye la demanda de la ley antidespidos que permita transitoriamente declarar la emergencia laboral y garantizar que no haya despidos en el sector público por seis meses o un año.

Macri considera que este proyecto tendría un efecto contrario y se apuró en contraatacar, ¿en qué consiste su movimiento? ¿tendrá éxito? Para saber la respuesta, accedé a nuestro Informe Especial elaborado por Inversor Global gratuitamente para vos.

Deja tu respuesta