FMI Argentina 2016: todo lo que necesita saber

Tras la elección de un nuevo Gobierno en el país, la relación entre el FMI y la Argentina en 2016 podría cambiar. Repasamos brevemente la historia entre ambos actores y las perspectivas del vínculo.

Para bien o para mal, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha sido un actor clave que condicionó (y condiciona) el accionar de la Argentina. En el gobierno de los Kirchner el vínculo entre ambos sujetos se volvió tan tenso hasta el punto de romperse. El nuevo gobierno de Mauricio Macri trae otras perspectivas para el FMI y la Argentina en 2016.

En este artículo no sólo describimos las funciones del FMI sino que también repasamos el rol de la deuda externa argentina y cómo podría cambiar la historia del país si el FMI y la Argentina en 2016 hacen las paces.

FMI definición

¿Qué significa FMI? La abreviación FMI significa Fondo Monetario Internacional.

¿Qué es el FMI? Básicamente, el FMI es una organización integrada por 188 países, que trabaja para promover la cooperación monetaria mundial, asegurar la estabilidad financiera, facilitar el comercio internacional, promover un alto nivel de empleo y crecimiento económico sustentable y reducir la pobreza.

¿Pero es esa realmente su función? Si bien el anteriormente mencionado es el rol que el FMI defiende en sus estatutos, esta organización fue muy criticada en las últimas décadas.

Los principales juicios se centran en el papel dominante que tienen los países desarrollados dentro del organismo, lo que causa que el FMI oriente sus políticas globales al fomento del capitalismo; en esta misma línea se la acusa de haber impuesto a los países en vías de desarrollo programas económicos, a cambio de préstamos condicionados al cumplimiento de estos programas, basados en el Consenso de Washington —reducción del déficit y el gasto público—, las políticas monetaristas y el neoliberalismo, lo que según sus críticos habría provocado un aumento de la brecha entre ricos y pobres y un empeoramiento de los servicios públicos, como la sanidad.

Por lo tanto, lo que es el FMI es mucho más que una organización de ayuda o cooperación. Su papel está fuertemente cuestionado. Sin embargo, no por eso deja de ser bueno llevar un vinculo cordial con la misma.

Deuda externa argentina

La deuda externa argentina se origina con la liberalización financiera de los países en desarrollo.

Entre 1971 y 1973, el mundo fue testigo de dos hechos que cambiaron la historia económica global. Por un lado, Estados Unidos liberó el dólar y oficializó la flotación de las monedas de los principales países desarrollados; y por el otro, se experimentó un aumento del precio del petróleo, lo que generó fuertes desequilibrios comerciales que debieron ser financiados.

En esta línea, la globalización del mundo financiero se vio reflejada en el creciente volumen de transacciones internacionales y además, en la seguidilla de reformas institucionales que llevaron a cabo los países para liberar los movimientos de capital a través de las fronteras.

Poniendo en práctica las recomendaciones del Consenso de Washington, una serie de fórmulas relativamente específicas que constituían el paquete de políticas “estándar” para los países en desarrollo azotados por la crisis, todas las naciones se involucraron en la liberalización financiera, incluida la Argentina. Aquí comienza entre la Argentina y el FMI una historia.

Las fórmulas a adoptar modificaban de lleno políticas tales como la estabilización macroeconómica, la liberación económica con respecto tanto al comercio como a la inversión y la expansión de las fuerzas del mercado dentro de la economía doméstica.

La globalización financiera sin control (ya que no existe una autoridad superior u organismo encargado de regular a ésta) ha supuesto el estallido de una serie de problemas, disputas y crisis económicas de gravísimas consecuencias para la población mundial.

El incontrolado movimiento de capitales a nivel mundial ha permitido el crecimiento exponencial del volumen de transacciones financieras a corto plazo, que han favorecido la especulación financiera, provocando una gran inestabilidad en un sector clave para la economía.

Además, ha generado un fuerte condicionamiento para los países en desarrollo en materia de política exterior ya que nuevamente han quedado supeditados a los hegemones y principales actores económicos. Una gran parte del diseño de las estrategias internacionales de estos países se ven condicionadas por estos efectos.

Esta relación desigual se genera debido a la aparición de la llamada “deuda externa” de los países –en su mayoría- en desarrollo; y por lo tanto, de la deuda externa argentina.

Argentina FMI historia

Noberto Galasso, en “De la Banca Baring al FMI“, ha manifestado su crítica con respecto al rol de la deuda externa en los países en desarrollo: “En todas las épocas, desde el primer empréstito de 1824 hasta ahora, la deuda externa fue el hecho político y económico que condicionó al gobierno y a la sociedad argentinos; más aún, los compromisos ya contraídos comprometen desde ya al país hasta el 2030”.

Este concepto se ve impreso en la ideología kirchnerista desde la primera hora y exacerbado en su último gobierno.

Es decir, las administraciones kirchneristas siguieron esta línea de pensamiento, más allá de que en un primer momento, Néstor Kirchner se dedicó a diseñar una reestructuración de la deuda que había caído en default y le pagó al FMI un adelanto de las obligaciones que con este organismo había contraído; honrando la posición de la Argentina en esta materia. En cambio, en un segundo momento, su esposa –luego Presidenta de la Argentina- extremó el discurso debido a condicionamientos internos y externos.

Por un lado, demonizó a los “fondos buitres” que habían adquirido deuda en default y ahora (post default) exigían un pago del casi 300%, y por el otro, impulsó una campaña en el escenario global en contra de su accionar, con aparente adhesión de varias naciones y organismos internacionales clave (incluído el FMI)

En esta línea, es necesario destacar el gran condicionamiento que genera la deuda externa argentina en su política exterior.

De esta forma, Galasso explica que en la historia argentina, cada grupo hegemónico interno ha estado vinculado –o subordinado- a una potencia extranjera predominante, que hasta la Segunda Guerra Mundial era Gran Bretaña y desde entonces es Estados Unidos.  La deuda externa argentina funciona como un instrumento de regulación en esas relaciones. Para Galasso: “La deuda externa se ha transformado en el gran condicionante de cualquier política económica, en especial de aquellas que intenten revertir nuestro crítico presente”.

FMI Argentina 2016

En el último Foro Económico Mundial, en Davos, el presidente Mauricio Macri explicó en una conferencia de prensa los alcances del compromiso que el país asumió ante el Fondo Monetario Internacional, que según sus palabras se limita a “decir la verdad”. “No tenemos nada que ocultar sin por eso perder independencia”, añadió.

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, explicó que acordó con la directora del FMI Chirstine Lagarde, en una reunión “que en un plazo muy breve vamos a dar a publicidad todas las evaluaciones que el FMI viene haciendo”, porque, según sus palabras, “los informes anuales del FMI sobre Argentina existen, pero las autoridades elegían que no se publiquen”.

El artículo cuarto del Convenio Constitutivo del Fondo Monetario Internacional prevé la supervisión, por parte del organismo, del “sistema monetario internacional a fin de asegurar su buen funcionamiento, y vigilará el cumplimiento por cada país miembro de sus obligaciones”. Para ello se prevé que “los países miembros proporcionarán al Fondo la información necesaria para ejercer esa supervisión y, a solicitud del Fondo, le consultarán sobre sus políticas de tipos de cambio”.

Tras destacar que el Gobierno busca la transparencia de sus actos, Prat-Gay hizo referencia a las negociaciones con los acreedores que quedaron fuera de los canjes de deuda y dijo que “queremos una negociación abierta y transparente” y que el Gobierno hará “lo que tenemos que hacer” y “que los otros evalúen y sean críticos”.

No se pierda el Informe Especial que hemos preparado para usted en donde podrá conseguir información acerca del nuevo vínculo entre la Argentina y el FMI.

Comments 16

  1. barney
  2. Abbot Lasson
  3. Michael Dawen
  4. Jerry Carl
  5. Barr. Kerbstone
  6. GABRIEL
  7. Augustine Junio
  8. alex
  9. alex
  10. Juan Obhahi
  11. fabianAdrian
  12. Ocean OBrown
  13. Ocean OBrown
  14. Dan davis
  15. Donaldo suarez
  16. augustine junio

Deja tu respuesta