¿Qué pasa si tengo una cuenta bancaria en el exterior?

El caso de Panama Papers sembró dudas debido a que los sucesos relacionados con el mundo de las finanzas ponen en boca de todos muchas palabras desconocidas y generan confusión.

El caso de Panama Papers, que salpica a políticos, empresarios y estrellas del deporte en un torbellino de supuestos delitos como lavado de dinero o evasión fiscal en paraísos fiscales, pero si bien popularizó el término offshore, ensució sus implicaciones y sembró la pregunta: ¿es legal tener una cuenta bancaria en el exterior?

Suele suceder con las noticias. Sucesos relacionados a las finanzas ponen en boca de todos muchas palabras que son desconocidas y generan confusiones. Pasa con la causa del dólar futuro o la vuelta de las estadísticas del Indec y el CER de San Luis.

Sociedades offshore: ¿qué son?

Las sociedades offshore son compañías cuya característica principal es que están registradas en un país donde no se realizan actividades económicas. Hasta ahí no habría polémica.

El problema surge porque los países en los que están radicadas suelen ser paraísos fiscales que ofrecen ventajas como protección de activos, confidencialidad y ventajas fiscales.

¿Y los paraísos fiscales?

El término paraísos fiscales, para aclararlo, proviene del inglés tax haven, que significa refugio fiscal. Son lugares donde la creación de empresas es la principal industria del país. Por ejemplo, en Islas Caimán hay dos sociedades registradas por cada habitante. Su éxito se basa en las enormes ventajas fiscales que ciudadanos foráneos obtienen utilizando estas sociedades.

En el mundo de las finanzas, cuando se abre una empresa en un paraíso fiscal, normalmente se vincula al ocultamiento de fondos no declarados en su país de origen, dado que, en estas naciones con mayor libertad, la reglamentación en materia impositiva es prácticamente inexistente.

Sin embargo, es un error común confundir a todos los fondos argentinos que se encuentran en el extranjero, que son 10 veces las reservas del Banco Central, de acuerdo con estimaciones de las autoridades, con las necesidades personales que pueden llevar a una persona a sacar sus ahorros a colocarlos en otro país.

Cuenta bancaria en el exterior

Entonces quiere decir esto que ¿es ilegal para un ciudadano argentino abrir una cuenta en el extranjero? Categóricamente no.

Toda persona tiene derecho a tener cuentas bancarias en cualquier lugar del mundo que desee, incluso en aquellas jurisdicciones conocidas como paraísos fiscales. Sin embargo, es ilegal que el titular de ésta no declare esos fondos o las ganancias que generan en su país de residencia.

Cómo abrir una cuenta bancaria en el exterior

Cualquier persona que cumpla con requisitos mínimos para abrir una cuenta bancaria en el exterior sin necesidad de viajar a la sede del banco en el extranjero puede hacerlo.

Hay tres caminos viables para cumplir con este cometido:

  1. Se puede contactar a un banco extranjero y enviar la documentación a la sucursal escogida. Se puede valer de un intermediario designado por el banco o un tercero (generalmente un estudio jurídico).
  2. A través de un poder general, que sirva a un tercero que viaje a la sede del banco para realizar los trámites
  3. A través de una sociedad anónima debidamente constituida y declarada.

En casi todos los casos en los que se realizan estas acciones, el banco receptor de los fondos plantea el cumplimiento de una serie de requisitos administrativos y legales y una certificación de la documentación enviada, para lo cual los bancos requieren de una certificación de firmas a través de un escribano público y, finalmente, un apostillado de los documentos que realiza la embajada de su país en el destino donde se origina la operación.

Tipos de cuentas bancarias en el exterior

  1. Razones comerciales: Tanto exportadores como importadores suelen tener la necesidad de poseer una cuenta bancaria en el exterior, desde donde se compran o venden productos para facilitar el pago o el cobro de los mismos.

Lo único ilegal es cuando un exportador vende un producto a una empresa extranjera y deja el dinero afuera sin informar al Banco Central.

  1. Transferencia entre particulares: Podrían existir incentivos para que una persona abra una cuenta bancaria para transferir dinero hacia ese lugar. Por ejemplo: el caso de quienes tienen un hijo en el extranjero.

Un mecanismo ilegal utilizado son las casas de cambio no reguladas, que no tienen garantía en cuanto al capital movilizado y representan un riesgo para quienes las eligen.

  1. Cuentas por inversión y ahorro: Otro estímulo para un ciudadano es ahorrar e invertir su dinero fuera del país, especialmente en el caso de Argentina por desconfianza a la seguridad jurídica del país.

Si desea profundizar sus conocimientos en el tema y conocer cómo elegir un banco, puede acceder al Informe Especial elaborado por Inversor Global de manera gratuita.

Deja tu respuesta