¿En qué invertir ante la llegada de nuevos capitales a la Argentina?

El mercado tiene la mira puesta en el sector del agro como la actividad con mayor potencial de avance a futuro. Sin embargo, gracias al acuerdo con los holdouts y la llegada de inversiones al país, existe otro rubro que crecerá en gran medida.

La Argentina finalmente salió del default y el próximo lunes el país regresará a los mercados internacionales con una emisión de deuda por 15.000 millones de dólares. Si bien las condiciones generan expectativa sobre el atractivo de los nuevos bonos para el inversor, las acciones se presentan como opciones con un potencial aún mayor.

Los especialistas están de acuerdo con esta postura. Esto no significa que no vale la pena mirar a los nuevos títulos, pero con el objeto de diversificar la cartera, es conveniente posicionarse en la renta variable local también.

Como mencionamos en publicaciones anteriores, el agro es el rubro que cuenta con mejores proyecciones de desempeño en el futuro inmediato. No obstante, existe otro segmento que conviene mirar de cerca ante el potencial que le suman los recientes anuncios gubernamentales.

Se trata del sector de infraestructura y obra pública. De acuerdo con declaraciones del economista Claudio Zuchovicki para El Cronista, los papeles ligados a la actividad son ideales para armar una estrategia de inversión a mediano plazo.

Nuevos capitales traen consigo nuevas oportunidades

Recientemente se conoció información sobre el ambicioso plan de la administración macrista para desarrollar proyectos de infraestructura, que van desde iniciativas sanitarias, centrales eléctricas, hasta hospitales y rutas.

Se espera que el anuncio oficial de éste tenga lugar una vez se concrete completamente el pago a los fondos buitre y comience a impactar positivamente en la economía de la Argentina a partir del segundo semestre del año.

Según información de La Nación, los proyectos están diseñados para atraer alrededor de 40.000 millones de dólares en capital de inversiones extranjeras, en los próximos 4 años.  

No obstante, es importante tener en cuenta que la aprobación de estas iniciativas depende de un actor clave, es decir, el Congreso.

Uno de los objetivos del Gobierno con el plan es poner en marcha un proyecto de ley que cuente con participación tanto del sector público como el privado para financiar las obras.

Un aspecto clave es la inclusión del manejo equitativo e igualitario para las licitaciones  de cada una de los planes, limitando en la medida de lo posible la participación estatal en función de lo establecido en los contratos.

Esto permite mayor margen de maniobra para las empresas que formen parte de las iniciativas y que por ende, podrán expandir su actividad y beneficios.

Con el fin de avanzar en el desarrollo de estas obras, el Gobierno mostró su disposición a negociar y debatir en el Congreso las modificaciones que sean necesarias y conseguir con ello la aprobación de los proyectos.

Ahora bien, ¿quiénes podrían ser los grandes protagonistas en este contexto?

Hacia dónde mirar

De acuerdo con el economista Jefe de Inversor Global, Diego Martínez Burzaco, Caputo será la empresa con mayor presencia en este tipo de proyectos, en vista de que tiene buena llegada al Gobierno e históricamente se ha dedicado al desarrollo de obras públicas.

El economista también mencionó a Siderar entre las compañías a formar parte de las iniciativas, debido a que “podría aportar mucho a los proyectos de infraestructura principalmente”.

Por último, mención a Dycasa, que a pesar de ser más pequeña está muy ligada a la actividad.

Según Martínez Burzaco, “la obra pública conjuntamente con el campo serán los sectores que darán los primeros enviones a la economía y las empresas mencionadas son las que cuentan con más posibilidades de sacar provecho de ello”.

 En esa línea, los inversores deben considerar la oportunidad de apostar por estas empresas ahora que los proyectos están en discusión y aún no se ha producido el avance esperado para estos eventuales ganadores.

//

Deja tu respuesta