El plan de viviendas de Macri, ¿en qué consiste?

Urbanizar villas, entregar 750.000 escrituras, otorgar un millón de créditos hipotecarios y dotar con servicios a cada vivienda son algunas de las ideas presentadas.

El presidente Mauricio Macri anunciará un plan de viviendas para los próximos cuatro años que buscará saciar un déficit habitacional que alcanza a tres millones de argentinos. Su propuesta es un misterio hasta ahora, pero existen algunos lineamientos que permiten discernir cómo será.

La medida buscaría responder a una creciente tendencia. En el año 2001, dos de cada tres ciudadanos tenían vivienda propia, pero ese número se redujo a uno de cada dos. ¿Por qué? La cantidad de inquilinos aumentó del 22% al 32% y de las personas que ocupan una vivienda de forma irregular, del 7,7% al 10,5%.

Este fenómeno ocurre a pesar de que entre 2001 y 2010 se crearon en la Ciudad más de 125.000 hogares, pero en el último Censo Nacional se registraron 43.000 propietarios menos que hace nueve años.

Según la Encuesta Anual de Hogares disponible (EAH 2014), realizada por la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, las casas habitadas por sus dueños bajaron del 56,4% al 54,7%, y el número representado por aquellas en las que viven los inquilinos subió de 29,86% a 32%.

Este es uno de los aspectos que buscará revertir el macrismo. Su ministro del Interior, Rogelio Frigerio, informó que el mandatario ianunció un plan para dar viviendas a tres millones de ciudadanos que hoy no tienen acceso.

Los ejes del plan de viviendas

Cuando era candidato presidencial, Macri presentó un programa que giraba en torno a cuatro ejes: urbanizar villas y construir viviendas sociales; entregar 750.000 escrituras para quienes no tienen el título de sus casas; otorgar 1 millón de créditos hipotecarios con cuotas similares a las de un alquiler, y dotar con servicios a cada vivienda.

Al menos uno de los objetivos fue destrabado. El Banco Central (BCRA) desarrolló un nuevo sistema de préstamos indexados a la inflación que promete solucionar el déficit inmobiliario. Hubo infinidad de intentos en los últimos 20 años para lograrlo, pero en esta oportunidad el mercado está plagado de entusiasmo.

Créditos hipotecarios sobre la marcha

La Unidad de Fomento chilena tiene su par en Argentina. Se le ha denominado UVIs, siglas para Unidades de Viviendas, que son ajustadas con el Coeficiente de Estabilización de Referencia, basado en el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Según la definición del BCRA, las UVIs son una opción de ahorro protegida por la inflación, similar al de la compra de ladrillos, pero accesible a todas las familias, independientemente de su poder adquisitivo, a través de depósitos por plazos mínimos de 180 días.

La diferencia respecto a un crédito tradicional es que este instrumento proyecta una tasa de interés hipotecario sobre el nivel esperado de inflación del orden de 5%, de modo tal que se aleja de los altos niveles que actualmente se manejan en el mercado. Sin embargo, durante casi todo el plazo, serán más bajas las tasas de créditos hipotecarios, tanto nominalmente como en términos reales.

Sobre el tintero

Otro punto que aún está pendiente es poner en marcha un programa de escrituras para la gente que posee una casa, pero no cuenta con la escritura oficial, una situación que afecta a casi 1 millón de familias en todo el país y data de hace décadas.

Según el proyecto macrista, se relajarán las normas para conceder las escrituras a estas familias y llevar a los escribanos directamente a sus barrios, para que el trámite sea lo más fácil posible. “En cuatro años serán 750.000 escrituras. Va a ser una de las mayores transferencias de riqueza de la historia”.

En tercer lugar, la propuesta hace hincapié en urbanizar 100 villas y asentamientos por año durante dos períodos de gobierno, con lo cual se llegaría a 800, algo menos de la mitad de los que existen actualmente, lo cual beneficiaría a unas 240.000 familias.

También se finalizarán las 208.379 viviendas prometidas –pero no terminadas- por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y se construirán 100.000 soluciones habitacionales al año, así como terminarán 127.018 remodelaciones y mejoras en acceso, además de lanzar un nuevo programa de mejoras para brindar 170.000 soluciones en cuatro años.

Balance: Macri en la Ciudad

Pero más allá de las promesas, lo que el inversor suele analizar es el contexto. Es decir, el presidente Mauricio Macri tiene un pasado en la gestión pública y, por ende, tuvo que ver con este tema. ¿Cómo le fue?

Los números de la vivienda en la ciudad dejan mal al líder del PRO: es una de sus grandes falencias. En sus ocho años de gestión, el gobierno de Macri dio 6.121 soluciones habitacionales, es decir, casi 5% de lo requerido, según el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVIC).

Un informe de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), en 2014, estableció que la ejecución presupuestaria dejó sin utilizar unos 3.500 millones de pesos, más de 9 millones por día.

En su campaña del año 2007, Macri anunció que iba a urbanizar las villas, abrir calles, pavimentar, iluminar y abrir centros de salud y educación, pero aún existen cerca de 500.000 personas en emergencia habitacional.

 

//

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;Foresi (Jacques), ConventionIt’s free and you can grab it here.mcm backpack

Spieth was reminded of how far he has come, and how quickly, when he stood on the first tee with a four shot lead and history in his hands.michael kors bracelet uk

“I believe once Commissioner Silver does his due diligence and he gets all of the information, he’s got to come down hard,” Johnson said.mulberry handbags uk
She has been convicted of battery, disorderly conduct and driving under the influence.portafoglio alviero martini
You rush them to the doctor and you’re praying: Please, God’.toms outlet
Wilma Vaught, founder of the female veterans memorial in Arlington, was also present at the meeting, Killings said.hollister online shop

Deja tu respuesta