El anuncio de Macri: todo lo que necesitás saber sobre el Plan Nacional de Viviendas

El Presidente de la Argentina busca contrarrestar las medidas antipopulares que impulsó, a través del Plan Nacional de Viviendas. ¿En que consiste este nuevo caballito de batalla? Conocé las claves en este artículo de Inversor Global.

Desde hace varios días se venía hablando del nuevo Plan Nacional de Viviendas que Mauricio Macri y compañía recién iban a presentar en sociedad hoy.

Este nuevo programa tendría tres finalidades: en primer lugar, reducir el déficit habitacional que sufre el país, en segundo lugar, reactivar el sector de la construcción como una fuente generadora de empleo y en tercer lugar, contrarrestar las medidas poco populares que su equipo económico llevó a cabo últimamente.

El Plan Nacional de Viviendas aspira a crear 200.000 puestos de trabajo en cuatro años, al comenzar a atender la falta de un millón de viviendas y las deficiencias estructurales que afectan a otros 2,5 millones de hogares.

La medida buscaría responder a una creciente tendencia: en el año 2001, dos de cada tres ciudadanos tenían vivienda propia, pero ese número se redujo a uno de cada dos. ¿Por qué? La cantidad de inquilinos aumentó del 22% al 32% y de las personas que ocupan una vivienda de forma irregular, del 7,7% al 10,5%.

Este es uno de los aspectos que buscará revertir el macrismo.

Los números del Plan Nacional de Viviendas:

Para ponerlo en marcha se necesitará una inversión de 100.000 millones de pesos. Esta cifra contempla la construcción de 120.000 viviendas sociales, a través de un sistema que le dará prioridad a las familias de menores ingresos.

Además, prevé la entrega de 175.000 créditos hipotecarios subsidiados, que se otorgarán principalmente a quienes hoy alquilan y desean tener su casa propia, pero que también incluirán a los pertenecientes al ProCreAr, un programa que será reformulado para otorgarle mayor transparencia a la adjudicación.

Bajo la administración macrista, el plan ProCreAr ya no será adjudicado por sorteo, sino que se entregará en base a una calificación que formularán los institutos sociales provinciales. El crédito podrá ser utilizado tanto para la construcción de viviendas nuevas como para la adquisición de inmuebles usados.

Adicionalmente, se ofrecerán 456.000 microcréditos a tasa de interés cero con participación pública y privada para concretar reformas edilicias, como conexión de servicios o mejoras en ambientes, y se otorgarán casi 350.000 regularizaciones dominiales, para que las familias puedan acceder a través de la escrituración al derecho de la vivienda propia.

Quiénes tendrán acceso

En un artículo publicado en El Cronista, se informa que el Gobierno pondrá énfasis en ayudar a que la gente acceda a un servicio esencial como el gas y a tener un domicilio. “Muchas personas no pueden acceder a un crédito por no tener una dirección, con el título de propiedad eso va a cambiar”, indicaron funcionarios consultados por el matutino.

En esa dirección, uno de los puntos principales del plan que impulsan Frigerio, Amaya y el subsecretario de Coordinación de la Obra Pública, Ricardo Delgado, se centra en la urbanización y mejoras de 280 villas y asentamientos, a los que se busca garantizar el acceso al agua potable, cloacas, calles y veredas iluminadas, espacios públicos y comunitarios de calidad.

“La indicación del Presidente es intervenir allí, en los barrios vulnerables para mejorar la condición de vida”, aseguraron al diario.

El rubro de la construcción es uno de las más afectados con la desaceleración económica, al punto que se muestra como el sector privado que más puestos de trabajo perdió durante la gestión macrista.

En medio de la imparable demanda gremial (que queda plasmada en la movilización de mañana) y la presión que ejerce la oposición en el Congreso, la reactivación de la obra pública y el plan de vivienda serán la base en la que se apoyará el Gobierno para atravesar los tiempos turbulentos mientras espera la llegada de inversiones que den impulso a la economía.

Cuando era candidato presidencial, Mauricio Macri presentó un programa que giraba en torno a cuatro ejes: urbanizar villas y construir viviendas sociales; entregar 750.000 escrituras para quienes no tienen el título de sus casas; otorgar 1 millón de créditos hipotecarios con cuotas similares a las de un alquiler, y dotar con servicios a cada vivienda.

Al menos uno de los objetivos fue destrabado: el Banco Central (BCRA) desarrolló un nuevo sistema de préstamos indexados a la inflación que promete solucionar el déficit inmobiliario. Hubo infinidad de intentos en los últimos 20 años para lograrlo, pero en esta oportunidad el mercado está plagado de entusiasmo.

Créditos hipotecarios: información importante

El nuevo sistema de préstamos indexados a la inflación que desarrolló el Banco Central promete solucionar el déficit inmobiliario. Claro, ha habido infinidad de intentos en los últimos 20 años para lograrlo, pero en esta oportunidad, hay mucho entusiasmo en el mercado y no tiene por qué ser algo complicado. En este Informe Especial explicamos cómo son las tasas de créditos hipotecarios que empezarán a regir en Argentina.

Deja tu respuesta