Cuánto cuesta mantener un auto

El dinero que se destina a la compra de un automóvil no es sólo la suma inicial. Todos los meses hay que desembolsar una gran cantidad de efectivo para mantenerlo. ¿De cuánto estamos hablando?

Como dice la canción, el viajar en auto es un placer pero, ¿cuánto cuesta?…

Seguramente es una pregunta que ha cruzado su cabeza ya que hay quienes argumentan que es muy caro y otros que dicen que no. La realidad es que puede considerarse válida cualquiera de las dos respuestas dependiendo del uso que le de cada uno al bien en cuestión.

Según un análisis de la consultora Focus Market publicado en el diario La Nación, si se utiliza como parámetro un auto de 230.000 pesos (que es lo que cuesta un auto del segmento B, de entrada al mercado), patentado en 2015, la tarifa por mantenimiento mensual asciende a unos 7500 pesos.

En el informe se aclara que los gastos anuales de mantenimiento fijo del automóvil fueron divididos por 12 meses, obteniendo estos gastos fijos mensuales. El auto seleccionado para el relevamiento de mantenimiento y gastos de uso fue un Gol Trend 1.6 de 2015.

Lo que se tiene en cuenta para calcular esta suma mensual son los siguientes gastos: 1000 pesos de nafta (para 28 kilómetros por día); 493 pesos de patente (986 pesos bimensual); 1800 pesos de cochera en el hogar; 2300 pesos de estacionamiento (tomando en cuenta un valor de 120 pesos por cada día hábil que va al trabajo); 237 pesos de primer service programado; 1300 pesos de seguro; 160 pesos de lavadero (una vez al mes); 60 pesos de alineación y balanceo; 60 pesos de cambio de filtro y agua, y 60 pesos de afinación.

Lo que agrava la situación es que las naftas y el gasoil cada vez se vuelven más caros.

En lo que va de 2016 ya hubo dos aumentos de 6% cada uno. Así, en YPF, la empresa bajo la conducción del Estado que tiene un 55% del mercado de combustibles, el litro de nafta súper llegó a los 15,51 pesos, y el del gasoil, a 14,11 pesos, según números estimados en el área metropolitana.

Más sueldos para adquirir un 0km

El aumento de los  precios de los 0km explica la caída de las ventas durante los últimos años.

Sin embargo, la verdadera razón de fondo es el cambio en el ingreso del consumidor. Hoy se necesitan 12 sueldos más que en 2013 para adquirir un auto. De los 28 salarios que se requerían en ese entonces para comprar uno de los modelos más accesible del mercado, en la actualidad hacen falta 40.

Y con este trasfondo, ¿qué sucedió en consecuencia? El segmento de autos usados fue escalando y en 2015 cerró un año récord. La Cámara de Comercio Automotor (CCA) sostuvo que la comercialización de vehículos alcanzó un crecimiento de 17,5% en comparación con 2014, lo que equivale a más de 1.845.000 unidades.

En la balanza, por un lado, los precios de los autos nuevos suben sin control por devaluaciones y controles gubernamentales, lo que causa una caída en la demanda y alimenta a un mercado secundario –el de vehículos usados– que a su vez, empieza a ciclar en una dirección desconocida en el resto del mundo, pues empiezan a apreciarse, en lugar de devaluarse.

¿Comprar un usado o un 0km?

Entre los usados y los nuevos, el especialista en finanzas personales Mariano Otálora se inclina por los usados.

“Creo que el usado tiene un valor referencial mucho más bajo con respecto al nuevo que antes no se veía. En años anteriores, los precios de los automóviles usados y nuevos eran tan parecidos que decías ‘en vez de comprarme uno usado me compro uno nuevo’. Hoy, hay una brecha importante entre el nuevo y el usado; y un auto con muy poco kilometraje que está casi como un 0km, presenta un precio muy por debajo del nuevo”, afirma Otárola.

Entre las formas de adquisición, el autor de “Del colchón a la inversión” opinó que: “el plan de ahorro es para alguien que o no tiene toda la plata o no tiene la necesidad de cambiar el  auto ahora. Entonces, se compra con una cuota mensual y se lo va adquiriendo en el tiempo. Los prestamos personales hoy están caros y no es negocio comprar un auto con un préstamo personal salvo que se lo necesite para trabajar”.

Lo único que el especialista considera efectivamente un negocio es comprar un plan de ahorro empezado, que se puede conseguir mucho más barato, y “ahí se puede licitar y tal vez te llevás el auto en el momento”.

Si desea conocer los planes para comprar autos vigentes en el 2016, no deje de ingresar en este Informe Especial que hemos preparado para usted.

Deja tu respuesta