¿Cómo se compra dólar futuro?

Con altas expectativas sobre la cotización de la divisa para finales de año, ¿es una buena opción de inversión en este momento?

El Gobierno comenzó a tener mayor participación en el mercado de futuros durante las últimas semanas, lo que le permitió al Banco Central ahorrar hasta 15.000 millones de pesos, lo que ofrece más que una inversión con interesantes oportunidades de rentabilidad, la conversión en un activo de cobertura. La pregunta es ¿Cómo comprarlo?

El mercado de futuros realiza contratos de compra o venta de divisas, materias primas, o cualquier producto en una fecha futura pactando en el presente el precio, la cantidad y la fecha de vencimiento.

El dólar futuro se enmarca en uno de esos contratos y se opera a través del Mercado a Término de Rosario SA (Rofex) y el Mercado Abierto Electrónico (MAE). Su operación consiste en un contrato por el cual el comprador (vendedor) se compromete a recibir (entregar) determinada cantidad de dólares a un precio fijo en una determinada fecha.

Esta modalidad nació originalmente en el siglo XIX con la denominación de “forwards” o de “mercado a futuro”, con el objetivo de proteger a los productores de materias primas en un mercado caracterizado por épocas de concentración de la oferta (de cosecha) y por precios muy variables a lo largo del año, que restaban atractivo a la labor.

//

¿Cómo interviene el Gobierno?

Indirectamente, el Banco Central interviene en el mercado de futuros al bajar la cotización del dólar, porque al ser el vendedor de contratos, le conviene tenerlo bajo para ganar más dinero. ¿Cómo interviene?

Para lograr que el precio de referencia fuera bajo, tuvo que ofertar 203 millones de dólares en el mercado cambiario la semana pasada. Adicionalmente, controla el valor del dólar mediante altas tasas de interés de las Letras del BCRA, lo que hace atractiva la inversión en pesos y combate la inflación mediante un desestimulo a la remarcación de precios.

Esto lo hace porque por cada 10 centavos que se mueve el precio de referencia del dólar durante la última jornada del mes, cuando se vencen los contratos del dólar futuro.

¿En qué casos se aplica un dólar futuro?

Operaciones de cobertura. La persona tiene o tendrá el bien subyacente en el futuro (petróleo, gas, naranjas, trigo) y lo venderá en un futuro. Con la operación se asegura un precio fijo hoy para la operación de mañana.

Operaciones especulativas. La persona que controla el futuro sólo busca especular con la evolución de su precio desde la fecha de la contratación hasta el vencimiento del mismo.

//

¿Cómo comprar dólar futuro?

El único requisito para comprar dólar futuro es contar con una cuenta de inversión en un bróker. Como la mayoría de los agentes de Bolsa tienen convenio con ROFEX, por lo que es posible operar los contratos de futuros en la Argentina desde la plataforma web o a través del contacto con un operador.

Cuando alguien contrata un mercado de futuros se obliga a hacer un contrato en un tiempo y se pacta el precio de una transacción. Para poder hacer operatorias impersonales se hace una negociación virtual y quien compra o vende solamente deposita una garantía.

Para invertir se requiere como mínimo 1.000 dólares, pero no es necesario contar con todo el dinero en efectivo al momento de realizar el contrato, ya que únicamente se deposita una garantía que puede ser en pesos o activos financieros. Igualmente, al vencimiento no habrá entrega de los 1.000 dólares que supone la compra-venta de un contrato, sino que se liquidan en pesos de forma diaria.

Para la administración de Cristina Kirchner, el costo para el Banco Central del dólar futuro fue de 50.000 millones de pesos, aproximadamente, dada la ficción del dólar barato que quiso sostener el Gobierno.

//

Dólar futuro, ¿Buena inversión?

Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global y editor de Crisis & Oportunidad, aseveró que más allá de una inversión, debe verse como un activo de cobertura.

Las tasas implícitas que tienen los contratos de futuro están entre 18% y 22%, una cifra más baja que la inflación, calculada entre 30% y 36%. Sin embargo, si se coloca dinero en un activo a tasa fija al 32% en pesos, aproximadamente, y compra dólar futuro para perderse el riesgo cambiario, puede obtener una tasa “muy interesante”.

En otras palabras, Martínez Burzaco considera que la estrategia a seguir, debe consistir en vender dólar, invertir en pesos en plazos fijos o Lebacs, y simultáneamente comprar un contrato de futuro de dólar para cubrirse ante una posible devaluación.

 

//

Deja tu respuesta