Se esparce la fiebre de recompra de acciones

Los bancos de inversión más importantes en los Estados Unidos han ampliado sus programas y según los analistas se trata de una estrategia positiva para sus activos.

La recompra de acciones propias por parte de las empresas se ha convertido en una práctica muy popular en los últimos años. El dinero que emplean las firmas para la adquisición de sus activos en circulación termina por convertirse en un beneficio para los inversores, en vista de que el precio de los papeles sube ante la ejecución de estos programas, incrementando el valor en cartera de los tenedores.

Dicho esto, resulta de gran importancia que usted conozca cuáles son los jugadores del mercado que acostumbran a aplicar esta estrategia y que a su vez presentan un gran atractivo de inversión.

En esa línea, en períodos recientes se conoció información de interés sobre algunos bancos de inversión internacionales del gran prestigio que cumplen con este perfil.

Los titanes del mercado

Los grandes jugadores de la banca JPMorgan Chase NYSE: JPM) y Bank of America (NYSE: BAC), impulsaron las acciones del segmento financiero en general recientemente al anunciar la extensión de los programas de recompra de acciones que ambos mantienen en vigencia a la fecha.

Según información de Bloomberg, en el caso del primero de estos jugadores el monto acordado para aspirar activos fue de 1.880 millones de dólares para el mes de junio, mientras que para el segundo de éstos, su tren directivo definió un incremento de 800 millones, que se suma a los 4.000 millones destinados para tal fin el año pasado.

Luego de que la noticia saliera a la luz, los papeles de JPMorgan escalaron 3,8%, su mayor suba de las últimas dos semanas. Por su parte, los títulos de Bank of America presentaron un alza de 3,6%.

Un escenario favorable

Los anuncios son entendidos como una señal de que los organismos reguladores del sector financiero están flexibilizando su postura al dar luz verde a las entidades bancarias más importantes del mercado estadounidense, a la hora de retribuir a sus accionistas. Esto, en vista de que luego de la crisis financiera de 2008, los programas de recompra estaban restringidos para los bancos.  

Esta teoría cobra fuerza si se tiene en cuenta que el año pasado, las firmas en cuestión afrontaron innumerables trabas antes de lograr la aprobación de sus planes de capital en el pasado 2015. Sumado a ello, el visto bueno fue alcanzado luego de varias mediaciones en pos de dar fe de que sus controles internos habían mejorado significativamente.

Es importante recordar que estas entidades tuvieron un pobre desempeño bursátil para comienzos de este año, período para el que las acciones de Bank of America se desplomaron 20%, mientras que las de JPMorgan cayeron 11%.

A la fecha, estas se cotizan en torno a los 13,72 dólares y 59,96 dólares respectivamente, por lo que muchos expertos aseguran que se encuentran en el terreno de la subvaluación. La oportunidad es aún más atractiva considerando el nuevo beneficio que ofrecen a los tenedores con la ampliación de sus programas de recompra.

Tenga en cuenta los activos de estas empresas a la hora de analizar alternativas internacionales con potencial para su cartera.

Recuerde que seleccionar papeles de compañías que recompran sus propios activos no es tarea fácil. Es por ello, que Inversor Global quiere presentarle las claves a tener en cuenta para identificar las verdaderas oportunidades en este sentido, a través de este Informe Especial, totalmente gratuito.

 

 

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido