¿Quién es el verdadero culpable del ajuste en la Argentina?

La galopante inflación, la suba del dólar y la caída del salario real son apenas algunos de los problemas que azotan al país actualmente. ¿Se trata de un mal heredado o la nueva gestión tiene parte de la culpa?

Por Zorely Eljouri

El ajuste económico en el contexto local ha generado una gran polémica y malestar entre aquellos que le atribuyen este mal a las medidas implementadas por el recién instalado gobierno macrista.

No obstante, hay que recordar que la vieja administración jugó un papel fundamental en la generación, o bien intensificación, de los problemas que arrastramos hoy.

La inflación imparable, un dólar sumamente volátil, las escasas reservas monetarias y la caída de los salarios reales son en gran parte, consecuencias de los descontroles de la era K. El ajuste, aunque para muchos es negativo, en teoría traerá a la larga mejoras, que aunque no se puedan vislumbrar con facilidad, se respaldan en cifras claves.

Veamos a través de fundamentos reales qué quiere decir esto.

La fuente de los problemas

El gobierno de Cristina tuvo la oportunidad de dejar al Banco Central en una posición sólida y de haber ahorrado, generando con ello un superávit fiscal. Sin embargo, la historia siguió otro rumbo.

Tal como lo establece en su blog Germán Fermo, director de MicroFinance,hoy en día tenemos Banco Central con reservas exhaustas y un formidable déficit fiscal, principal causa de la inflación que padecemos”.

En esa línea, Fermo enfatiza “la responsabilidad del ajuste no es de quien corrige, sino de quien dilapidó en primera instancia”.

Los primeros lineamientos de cambio se han desprendido de la figura del BCRA, entidad que ha aspirado la mayor cantidad de pesos, al tiempo que estimula la tenencia de los mismos por medio de la suba de las tasas aplicables a las Lebacs. No obstante, la entidad no tiene mayor margen de maniobra en el corto plazo.

Ante el gradualismo adoptado por la nueva administración, vale la pena preguntarse si el ritmo definido es suficiente para cumplir los objetivos propuestos durante el tiempo oficial de gestión.

Es ahí, cuando entre en escena el rol de los subsidios económicos, como componente vital del problema del déficit fiscal a resolver y como aspecto que requiere medidas de corrección claras.

De acuerdo con Iván Carrino, analista económico de Inversor Global y editor del Diario del Lunes, “la reducción de los subsidios podría llegar a suponer un ahorro de 370.000 millones de pesos al Estado”.

Suficiente para terminar con el déficit fiscal que cerró 2015 en torno a los 291.660 millones de pesos, según datos del Ministerio de Hacienda.

Esta proyección abarca el recorte de nómina laboral injustificada en todos los niveles de la administración, lo que en consecuencia contribuiría con la reducción del gasto público.

Hasta el momento, la única corrección realizada en este sentido en la era macrista se vincula a la reducción del subsidio energético, al aumentar entre 250% y 350% el precio de las tarifas eléctricas.

Queda en la lista de pendientes un incremento en los montos del transporte, que según el estudio Bein podrían ser superiores al 70% y de gas en otro 250%.

A partir de las medidas tomadas con respecto a los temas mencionados, el nuevo gobierno se ha apegado a lo que muchos llaman “gradualismo”. Al mismo tiempo, Iván Carrino sugiere que la actual gestión no se aleja mucho de la versión de un gran Estado y prueba de ello es la reducción de apenas 2,3 puntos del gasto.

La herencia versus el cambio

Retomando las acciones del BCRA en el marco de las medidas de cambio impulsadas por el nuevo gobierno, es apropiado hablar puntualmente de un fenómeno muy ligado al gasto público y déficit fiscal, como lo es la inflación.

En primer lugar, es válido recordar que durante el último año de la gestión K se emitió un 40,5% más de pesos que en 2014, mientras que la demanda de la moneda permaneció congelada, al tiempo que surgieron nuevos controles de precios sumados a los que ya existían.

Ante ese contexto, es más que lógico que el índice inflacionario aumente significativamente al momento de levantarse los controles como parte del “ajuste”. En base al ritmo actual al que avanza el indicador, se proyecta que éste cierre 2016 en torno a 32 y 35%.

No obstante, se debe tener en cuenta que bajo la nueva gestión del BCRA, para diciembre del año pasado la emisión monetaria se redujo a 25%, lo que representa una disminución de gran magnitud, en torno a un 16%.

Este efecto positivo tardará en verse en términos reales. Sin embargo, no deja de ser una buena señal sobre el acierto que podrían significar las políticas económicas que recién comienzan a ejecutarse, en función de objetivos como reducir la inflación que en gran parte es una “herencia”.

Los expertos sugieren esperar hasta la segunda mitad del año para comenzar a vislumbrar un panorama distinto, en el que sea evidente un cambio de paradigmas a partir del sinceramiento cambiario y tarifario, así como de la reducción de la oferta monetaria.

//

These new punishments would even be in addition to the current one, if the bill passes15 crore (Rs 1.prada outlet online
, Jacobs, M.michael kors uk
Instead, stay calm and give the person a tissue if you’ve got one handy.cheap toms outlet

How has your Olympic Solidarity Scholarship helped you.michael kors uk

it wont give up it wants me dead

and gddmn this noise inside my head

Originally posted by psikoticsilver

The world is a sadder place with all the killings that have been done here and abroad.toms outlet
Christine M.mulberry outlet

At the same time, he said nothing is guaranteed.prada outlet uk

The research team made its discovery as it sought ways to help correct genetic diseases.prada outlet
mulberry outlet uk

Deja tu respuesta