Emplee los temores del mercado a favor de sus inversiones

El pánico que genera tener una cartera cargada de acciones en momentos turbulentos como el actual, puede ser capitalizado para obtener ganancias muy representativas. ¿De qué manera es esto posible?

Aunque resulte complicado de creer, el miedo puede ser su gran aliado en el ámbito de las inversiones y más aún, en épocas de caos y volatilidad como la actual.

Tener una fuerte exposición a la impredecible renta variable genera cierta tensión entre los inversores que están conscientes del riesgo que esto significa. Tal situación, puede ser el estímulo necesario para tomar decisiones que determinarán el éxito de su cartera.

Si bien es cierto que un portfolio conformado por un 60% en acciones y 40% en bonos puede arrojar retornos más o menos decentes, es importante que los inversores intenten dar un paso al frente para apostar como “los grandes”.

Una cartera conservadora puede no ofrecer en la próxima década, el rendimiento deseado por los inversores hambrientos de ganancias, puesto que las tasas de retorno de los bonos en general es microscópica y las valuaciones de la renta variable son muy altas según los expertos.

Es por ello, que usted debe sacar provecho de la incertidumbre, incorporando ciertos elementos a su cartera que le permitirán manejar la situación de manera óptima.

La maniobra

La sugerencia no es reducir las posiciones financieras que le generan preocupación sino incorporar a la estrategia otras que le proporcionen calma y por ende, sirvan de soporte ante la volatilidad que está por venir.

De esa manera, la herramienta o activo clave para cumplir con este fin es el efectivo. La carga emocional que sugiere el cash como protección de su patrimonio le ayudará a tomar mejores decisiones de inversión.

Esto se debe a que si sus preocupaciones se reducen a simplemente ajustar su cartera cada cierto tiempo, podrá apegarse a su estrategia inicial y en consecuencia, se mantendrá en el sendero del logro de los objetivos establecidos en un principio.

Cuando los inversores se dejan dominar por el pánico,  tienden a vender sus activos en momentos de bajas pronunciadas y a intentar reposicionarse cuando el mercado ya está sobrevaluado. De esa manera, pierden grandes cantidades de dinero.

Pase lo que pase en el mercado, usted no puede dejar de tener presencia en la renta variable. Para reforzar esta postura, tenga en cuenta el comportamiento de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos, que hoy rinden 1,8%, mientras que el S&P 500 rinde en promedio 4% desde el año 2000. Si lo piensa objetivamente, un diferencia de 2,5% anual es muchísimo dinero.

Es por ello, que con el propósito de prevenir cualquier abandono repentino de las acciones a raíz del temor, los inversores pueden refugiarse en el dinero en efectivo. Es decir, mantener un porcentaje de la cartera en este recurso líquido.

Tal comportamiento también le permitirá disponer inmediatamente de la cantidad necesaria para comprar opciones en oferta antes de que sea tarde.

Está claro que el dinero en efectivo tiende a depreciarse en contextos inflacionarios. No obstante, la sugerencia gira en torno a mantener una pequeña porción del capital en este formato y así contrarrestar la nocividad del avance en los precios y el deterioro económico.

Un plan B en caso de emergencias

Además de lo ya dicho, los inversores deben estar conscientes que disponer de dinero líquido es un salvavidas en momentos de emergencia puesto que permite financiarse en situaciones en las que se deja de percibir un ingreso fijo.

En esa línea, los inversores deben construir un fondo en cash antes de darse a la tarea de incursionar en otros instrumentos de inversión.

No piense que tener efectivo es una idea descabellado, puesto que se trata de una herramienta que le ayudará a navegar entre las acciones y los bonos sin preocuparse demasiado por lo que sucede en la escena financiera en el corto plazo.

//

The continued financial pressures exerted on local businesses appears to be making them attractive candidates for mergers, takeovers and acquisitions, by both foreign companies and other local brands with time tested strong financial capital strength

A little off topic But if you drive across the Campostella Bridge, and look towards Norfolk, you will see the new Gilmerton Bridge lift span under construction.mulberry sale uk
The family will receive friends Monday one hour prior to the service.mulberry bags uk,Sandra Liliana Gutierrez Reynolds, Steven B.michael kors handbags uk
The premise of an historic garden renovation was a great opportunity to bring them together, but it fell to the wayside.prada outlet
UNFPA Representative Mr.prada bags outlet

However, Christie is strongly supported by conservative power broker Rep.mulberry outlet
Set goals that are SMART (Specific, Measurable, Achievable, Realistic and Timely) and write them down so you can track your progress and stay motivated.toms outlet

Deja tu respuesta