Déficit fiscal: la batalla más feroz que afronta Macri

El desajuste de las cuentas públicas es el principal responsable del descontrol inflacionario que existe. Frenar el gasto sin desacelerar la economía es el dilema.

Por Luis Carías Toscano

El déficit fiscal se elevó a 291.660 millones de pesos en 2015 –representa 5,4 puntos del PIB, una ligera corrección versus los 5,8 estimado en diciembre-, lo que implica un incremento del 73% respecto a 2014. Frenar el gasto desmedido al ritmo del gradualismo sin desacelerar la economía es, probablemente, la batalla más feroz que enfrenta la administración de Mauricio Macri.

La tarea recae sobre Alfonso Prat-Gay, ministro de Hacienda y Finanzas que, en diciembre, proyectó reducir hasta 4,8 puntos del PBI este año el déficit fiscal y, lentamente, hasta 0,3% recién en el año 2019. “Habrá una convergencia gradual hacia la normalidad con vistas al crecimiento”, prometía entonces.

Pero, ¿cómo pretende lograr esa reducción del gasto público? Prat-Gay sostenía que el derroche en los ministerios representa 0,8 puntos del PBI.

Sin embargo, si bien pueden recortar ese gasto, ahora se sumarán algunos nuevos como la eliminación de las restricciones, ampliación de planes sociales, devolución del IVA en productos de la canasta básica y modificaciones al impuesto a las ganancias y bienes personales.

Para financiarlo, el Gobierno ha buscado la forma de eliminar los subsidios económicos –electricidad y gas-, con lo que se recupera cerca de 1,5 puntos del PBI, así como otros relacionados al transporte. También ayudará el reducir la plantilla innecesaria en algunas entidades públicas, que es lo que ocurrió con los despidos.

El responsable del descontrol

Iván Carrino, economista de Inversor Global y editor de El Diario del Lunes, aseguró que todo se enmarca en el plan gradualista de achicamiento de la brecha fiscal causada por el gobierno de Cristina Kirchner.

Todas estas medidas se alinean para afrontar a la más dura de las batallas que enfrentará Macri. “El desajuste de las cuentas públicas es el principal responsable del descontrol inflacionario que existe”.

Sin embargo, el Gobierno busca hacerlo de forma gradual y es por esto que requiere desesperadamente colocar deuda en el extranjero. “Así puede asegurar que mantiene el déficit fiscal por algunos años pero que no tendrá que financiarlo íntegramente con emisión monetaria, como sucedió en todo este tiempo”.

Desde el Ejecutivo, Vladimir Werning, jefe de Gabinete de la Secretaría de Hacienda, ha criticado que “algunos desde la ortodoxia pueden tildar de gradualista” al ajuste implementado desde que asumió la nueva administración. Sin embargo, resaltó que la ayuda del Banco Central se reducirá al 25,6% de la base monetaria.

Datos de Hacienda indican que de 2012 a 2015 la expansión monetaria -debido a factores fiscales- promedió 33% del nivel de base monetaria al inicio de cada ejercicio. En 2015, ese ratio alcanzó 38,5%, lo que refleja que el Banco Central fue casi la única fuente de financiamiento del Tesoro.

Marina Dal Poggetto, directora del Estudio Bein, llevado por quien se destacara como asesor en materia económica del excandidato a la presidencia, Daniel Scioli, destacó que los datos de 2015 son mejores a los presentados por Alfonso Prat-Gay hace un par de meses.

La especialista afirmó que con los recursos creciendo a un ritmo de 27% teniendo en cuenta los cambios impositivos, se requiere una fuerte moderación del gasto para sostener el desequilibrio fiscal de partida. “Les debe ir bien con el intento de reordenamiento del gasto y tienen que necesariamente avanzar con los aumentos tarifarios pendientes para licuar los gastos públicos”.

Consecuencias en el mercado

Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global, señaló que reducir el déficit fiscal impactará directamente sobre los bonos, dado que el Ejecutivo tendrá mayor capacidad de pago, lo cual disminuye el riesgo de invertir en bonos argentinos.

En otras palabras, se bajan los gastos y se equilibran las cuentas, que a su vez disminuye el riesgo de pago por un bono y, por otro lado, se accede a una nueva fuente de financiamiento que permitiría refinanciar la deuda a tasas más bajas.

¿Manipulación de Datos?

En oportunidades pasadas, Prat-Gay ha criticado que el anterior gobierno presentó un déficit fiscal del sector público equivalente a 2,3% del producto bruto, pero consideró que esa cifra debería corregirse tanto por ingresos que no debieron computarse como por gastos no incluidos.

Entre los últimos figura la “deuda flotante” con proveedores u organismos que pasó de 60 mil millones de pesos a fines de 2014 hasta 110 mil millones al final del año pasado, lo que representa poco más de un punto del PBI.

En cuanto a los ingresos que no debían considerarse, señaló que en mayo de 2015, el Banco Central giró un pago de intereses al Tesoro por 78 mil millones de pesos, “con un deterioro en el patrimonio neto de la entidad que bajó de un día a otro en 70%. No hay antecedentes en el mundo de una empresa que gire semejante pago a sus accionistas”.

También ha advertido que el kirchnerismo se apropió de recursos que en realidad eran las rentas reales de los fondos para jubilados. En suma, ese 2,3% que defendía el antecesor de Prat-Gay, es decir, Axel Kicillof, en realidad rondaba alrededor de 5,8 puntos del PBI, corregido por el Ejecutivo hasta 5,4.

Carrino sostuvo que el gobierno anterior contabilizaba como ingresos fiscales unas transferencias que recibía del Banco Central y de la ANSES, pero la mayoría de los economistas consideraban esto de forma negativa.

El cambio realizado por la gestión de Prat-Gay fue remover esas transferencias para calcular el resultado primario, previo pago de intereses de la deuda, y agregarlo para calcular el resultado fiscal, por lo que de acuerdo a esta nueva metodología no hay gran diferencia entre resultado primario (5,4% del PBI) y fiscal (5,3%).

//

Comme le 4 avril Lorient, o apr avoir arr un but de Jordan Ayew ( 1 sur la video), il s de tout son long pour emp Benjamin Jeannot de marquer (2 Du (tr grand artI would bend over backward and jump through hoops and do just abut anything to make something like the New Belgium possibility develop.michael kors handbags cheap
tourney or bust boys team from South Hampton Roads failed to reach the Group AAA state tournament last season for the first time since 2007.toms outlet
, or Freddie Mac.prada handbags uk

When Barnes talks about some of the players he admires most, though, he mentions a different type of versatility.toms outlet

Montoya was obviously hurt and gave up the game winning goal to Peter Holland with 14:32 left.michael kors handbags outlet

Obama’s Re election: Despite disappointment with Obama’s policies, there is still considerable support for his re election in many countries, especially in Europe.toms outlet
toms outlet

Deja tu respuesta