¿Cómo aprovechar el rebote de las acciones en Wall Street?

Ante las buenos resultados arrojados por la economía estadounidense recientemente, los inversores se preguntan si el repunte en la Bolsa tendrá es inminente. ¿Existe alguna manera de dar con el momento exacto para apostar a éste?

La dinámica del mercado es sumamente cambiante. Hace tan sólo un mes, los inversores estaban sumergidos en el pánico debido a la incertidumbre generada por la crisis petrolera, las eventuales decisiones de la Fed y el comportamiento de la economía china.

El miedo dominaba al mercado y las oleadas de ventas masivas de activos afectaron notablemente los precios y por ende, el rendimiento de los principales índices bursátiles.

Hoy, la tendencia parece estar cambiando desde la perspectiva de la emoción que domina la plaza. El entusiasmo ha comenzado a hacerse sentir ante las novedades con respecto al comportamiento positivo de la economía estadounidense y su aparente solidez.

El miedo ha devenido en la preocupación de cómo dar con el timing del repunte que se producirá ante las “buenas nuevas” y evitar con ello fijar posiciones demasiado tarde, puesto que algunos conglomerados ya están evidenciando alzas.

Adiós al pánico

De acuerdo con datos de CNN Money, tanto el índice S&P 500 como el Dow Jones han ascendido más de 9% en promedio a partir de los valores mínimos tocados a comienzos de febrero.  

De hecho, el indicador de emociones diseñado por los analistas de CNN Money para medir los sentimientos predominantes en el mercado, arroja un “comportamiento entusiasta” actualmente.

Según un reporte de Market Watch, tradicionalmente los inversores no solo entran en pánico ante noticias negativas que los llevan a vender sus acciones, también actúan en función del miedo cuando les preocupa perderse el momento justo de un rebote como el que podría tener lugar próximamente.

En consecuencia, se han dado a la tarea de adquirir papeles masivamente, lo que ha disparado los rendimientos bursátiles en Wall Street.

Ahora bien, ¿se trata de un comportamiento justificado?

Analicemos los argumentos…

El arte de invertir con cabeza fría

Es importante partir del principio vinculado a tomar decisiones de inversión con “cabeza fría”, teniendo en cuenta las señales reales que arroja el mercado en materia de fundamentos.

Si bien es cierto, que la emoción está jugando un papel de gran importancia en el comportamiento de los inversores, la postura puede ser acertada.

En primer lugar, ésta se ve respaldada por los sólidos resultados macroeconómicos publicados por China y los Estados Unidos hace pocos días, puesto que los mismos disipan los rumores sobre una inminente recesión en ambas naciones.

En ese sentido, destacan los datos de desempleo del país norteamericano. En el mes de febrero se crearon 242.000 puesto de trabajo, cifra que supera a los 172.000 registrados en enero.

Además, el acumulado supera las estimaciones del mercado en torno a 190.000 nuevos empleos. Sin embargo, tal resultado no es lo suficientemente representativo para que la Reserva Federal estadounidense (Fed) realice otra una suba de tasas, lo que favorece en cierta medida a la renta variable.

Por otro lado, según información de CNN Money, 70% de las compañías que cotizan en el S&P 500 reportaron balances financieros sólidos para cierre del último trimestre de 2015. Este comportamiento genera confianza en los inversores que tienen ante sus ojos las pruebas de la rentabilidad de las compañías en los Estados Unidos, a pesar de los tropiezos financieros internacionales.

Sumado a ello, las proyecciones para el próximo período son  muy prometedoras, principalmente en el caso de las tecnológicas.

La aparente “estabilización” en los precios del petróleo en torno a los 35 dólares por barril también suma al entusiasmo en la plaza. No obstante, es necesario mantenerse atento a las señales que se producirán en el futuro inmediato.

Con respecto a ello, el economista jefe de Inversor Global, Diego Martínez Burzaco expresó “ hay que estar atentos a los pasos a seguir por la Reserva Federal la próxima semana. Creo que el dato de empleo estadounidense amerita dos lecturas: por un lado se crearon mayor cantidad de puestos de trabajo a lo previsto, lo que es un buen síntoma y despeja de corto plazo una desaceleración de la principal economía del mundo”.

Teniendo en cuenta el panorama para el corto plazo, es posible abordar ciertas alternativas financieras que permitan a los inversores aprovechar un potencial rebote sostenido de las acciones.

¿En qué invertir?

A raíz de lo explicado anteriormente, Martínez Burzaco manifestó “me focalizaría en empresas que vendan consumo básico, discrecional y servicios. Creo que son los tres sectores que ganarán fuerza en la medida en que se consolide el consumo en los Estados Unidos”.

En ese sentido, sugirió optar por ETFs como los instrumentos de consumo básico XLP o discrecional XLY.

Apostar al mercado por medio de estos fondos le permitirá al inversor diversificar las alternativas y con ello blindarse ante los futuros acontecimientos que podrían tener lugar a partir de las decisiones de la Fed, el rumbo del petróleo y la dinámica en China.

Además, es importante tener en cuenta que el país norteamericano se encuentra en un año electoral y las novedades en el entorno político tienen influencia directa sobre la performance de la Bolsa.

No se pierda el rebote en la renta variable de Wall Street y analice los sectores recomendados, con el objeto de definir si se adaptan a su estrategia de inversiones.

//

Deja tu respuesta