Caso Brasil: ¿conviene invertir en escándalos políticos?

Los inversores revisan la historia a través de los más sonados casos de corrupción y observan cómo se movieron las acciones en ese ambiente turbulento

¿Cómo terminará el escándalo en Brasil? ¿Alguien pagará la cuenta? Son las preguntas que se hacen los analistas en este momento y, para encontrar una respuesta, habría que hacer algunas comparaciones históricas que ofrezcan una idea aproximada de lo que se avecina. Eso, sin duda, dará algunas pistas a los inversores de a hacia dónde deben mirar.

¿Basta con mirar a la historia brasileña? Las cicatrices más recientes pesan sobre Fernando Collor de Mello, presidente que apenas cumplió dos años, entre 1990 y 1992, que estableció un esquema de corrupción política, utilizando el tráfico de influencias y el lobbismo gubernamental a cambio de sobornos, para obtener dinero de empresarios y funcionarios públicos para obtener favores políticos.

Luego está la elección de Luiz Inácio Lula da Silva, en el año 2002. No era un escándalo, es cierto, pero hundió a los mercados como si lo fuera. Sin embargo, para los inversores más veteranos ninguno de estos eventos ofrece un amplio punto de referencia para pronosticar qué sucederá tras el escándalo en Brasil.

Watergate es la clave

Montague Guild Jr., CEO de Guild Investment Management, ha dicho que el verdadero precedente –al menos desde el punto de vista del movimiento de las acciones-, se encuentra más atrás en la historia: el escándalo Watergate de la década de 1970.

Su firma personal apenas se iniciaba y la crisis, que llevó a la caída del presidente estadounidense Richard Nixon, fue su formación. ¿Cuál fue su conclusión de aquel escándalo político? Comprar acciones mientras sean baratas.

El S&P 500, uno de los índices más importantes de Estados Unidos, se hundió en medio de la agitación política, pero en 1974, tras la renuncia de Nixon emprendió una suba, ganando hasta 28% en dos años de estabilidad política en Washington.

La conexión con el Petrolao

“Hay que comprar acciones cuando la sangre corre por las calles”, ha afirmado Guild. Sí, una frase dura, pero de este modo llegó a administrar el fondo de inversiones con 190 millones de dólares en fondos de capital globales. “Esto se parece mucho a Watergate, ¿y después de eso qué pasó? Donde hay una crisis de confianza, los costos se reducen y allí hay una gran oportunidad”, advirtió.

¿Cuáles son esos puntos de común? Son 40 años de distancia entre un caso y otro, pero en realidad hay varias similitudes entre los episodios cuando se le mira de cerca. Al igual que la investigación sobre Watergate; en Brasil se han hallado indicios de comisiones ilegales en Petrobras que se han intensificado durante los dos años que lleva la investigación.

Además, al igual que las cintas que llevaron a Nixon a renunciar, recientemente salió una grabación de la conversación entre Rousseff y Lula da Silva, que le ha llevado a estar un pasó más cerca de ser sometido a un juicio político, porque en ella la mandataria sugiera que nombraría a su predecesor sólo para protegerlo de la investigación.

Un mercado dormido

Si las situaciones entre Watergate y el Petrolao son tan similares entonces ¿qué sucederá ahora? Según Guild, el índice de referencia de Brasil subirá hasta 20% en los próximos dos años.

Ya Guild se movió. Su fondo de inversiones tiene 12% de su capital invertido en Brasil, en acciones bancarias, más reticentes a caer en la crisis como el Grupo BTG Pactual y Banco Bradesco S.A.

Lo mejor de estas inversiones es que dan resultados a pasos veloces. La especulación de que Rousseff será removida de su cargo no hace más que crecer, allanando el camino a un gobierno que pueda restaurar las finanzas del gigante latinoamericano.

Hoy en día, la economía brasileña está sumida en una depresión inédita, después de haberse contraído 3,8% el año pasado y se prevea una nueva recesión de 3,6% en el año 2016.

Según Guild, cualquier sociedad tolera cierto nivel de corrupción, siempre y cuando no haya un goteo hacia abajo para el público en general, pero cuando cesa el crecimiento nacional y el PBI empieza a contraerse, hay una mayor disposición a echar un vistazo a los políticos.

Lula fue el presidente más popular en dejar el cargo, pero los recientes sucesos han animado a sus críticos. De hecho, sus aliados políticos tienden a alejarse, hecho que golpea a Rousseff, apenas semanas antes de que el Congreso se reúna para votar a favor de su destitución.

La crisis llegó: ¿Dónde invertir?

Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global, considera interesante comenzar a poner fichas en Brasil gradualmente, apostando a su potencial de crecimiento a mediano plazo. “Es un gigante dormido. Las empresas brasileñas, tras la devaluación del real, han quedado a precios en dólares muy tentadores. Incluso varias están rematando activos para recomponer sus cuentas”.

A través de sus servicios de recomendaciones, Martínez Burzco incluso ha seleccionado algunas empresas brasileñas muy atractivas para ganar lo más posible en la apuesta.

 

//

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;As long as he learns from it and it doesn’t happen again, that’s the only thing that matters

Related:One boater rescued, 1 presumed dead in Saginaw River incident

Brighamwas able to swim to abuoy but was unable to locate Todd, who is presumed dead,Federspiel said.portafoglio gucci
Sun Bowl preview of future Virginia Tech Hokies offense not pretty

Not long after the Hokies’ 42 12 drubbing in the Sun Bowl, Mark Leal had to hurry to the airport for his flight out of El Paso one not heading back to Blacksburg with the team.hogan outlet online
Price is correct as at March 2015.mulberry outlet york
Elle est en or.cheap ray ban glasses
This time, while on a trip to Las Vegas with his daughter before she goes to college, Blart stumbles into a heist at the resort where he’s staying, and he goes into action, doing whatever it is he does.mulberry handbags sale
But officials have yet to deliver.hermes sac

Deja tu respuesta