Garantice sus ganancias con este instrumento de inversión

A pesar de la volatilidad que azota el mercado, existen herramientas que los inversores pueden incluir en la cartera para apuntarse retornos fijos de gran atractivo.  

Más allá de los tradicionales bonos y acciones, en el mercado existe una gran variedad de instrumentos que permiten a los inversores obtener retornos atractivos.

En momentos de altos niveles de hostilidad en la escena financiera como el actual, es importante que usted mantenga diversificado su portfolio y esto implica incorporar algunas alternativas “confiables” a éste.

En ese sentido, se presentan las Opciones de compra comunes y las Opciones de compra cubiertas, como alternativas para multiplicar las ganancias, al tiempo que se adquiere una protección ante potenciales bajas en el mercado.

¿Cómo funcionan?

Una Opción de compra es un instrumento que ofrece a los inversores adquirir un activo en particular a un precio preestablecido.

La mayoría de las opciones expiran en un mes, mientras que otras pocas lo hacen en una semana, un trimestre o un año.

Por su parte, las Opciones de compra cubiertas se diferencian de las comunes en que pueden ser vendidas una vez que el individuo interesado ya posee las acciones vinculadas a éstas.

Por ejemplo, si se compran 100 acciones de una compañía o ETF por 50 dólares la acción en Wall Street, es posible vender una Opción a otro inversor con un precio de ejercicio que sea considerablemente mayor al pagado inicialmente, que podría ser de 55 dólares.

En ese caso, se recibirá un extra por la venta de la Opción, que inmediatamente pasará a incrementar el retorno proveniente del activo protagonista de la operación.

Si el precio del papel en cuestión no alcanza la valoración de cierre fijada (55 dólares) antes de la fecha de vencimiento, igual se obtiene el “bonus” perseguido.

Este rendimiento sirve como una especie de blindaje ante posibles desplomes en la Bolsa a futuro.

Existen muchos aspectos positivos en torno a una estrategia que incluye Opciones de compra cubiertas, pero es importante tener claro que no cumplen con las necesidades de todo tipo de inversor.

Es imperativo que el individuo esté dispuesto a vender al precio de ejercicio.

Recuerde que aunque se vea forzado a deshacerse de las acciones bajo términos que difieren de los esperados, aún obtendrá un beneficio por la adquisición del instrumento.

¿Qué debe tener en cuenta un inversor al vender Opciones de compra cubiertas a través de su broker?

Vender Opciones de compra cubiertas es un mecanismo conservador que permite impulsar las ganancias de un portfolio basado en retornos fijos. No obstante, se debe ser muy cuidadoso a la hora de concretar la operación.

Solo deben venderse aquellas Opciones que hayan alcanzado un precio de ejercicio los suficientemente alto como para satisfacer las metas del inversor y evitar con ello, futuros arrepentimientos luego de realizar la transacción.

Conversar del tema en detalle con un asesor financiero es una buena idea, sobretodo si se está comenzando a incursionar en el uso de estas herramientas.

Debe prestar atención a los honorarios y cargas impositivas que implican, con el propósito de evitar aquellas excesivamente altas y que por ende, resulten contraproducentes.

//

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido