El bien versus el mal: ¿en cuál conviene invertir?

Existen fondos de inversión que se rigen por patrones morales y conductas éticas, mientras que otros, apuestan por los grandes vicios de la sociedad. Usted, ¿cuál de los dos elegiría?

La batalla entre el bien y el mal también se desenvuelve en el mundo de las inversiones y las finanzas personales.

Desde ya hace muchos años, especialmente en los Estados Unidos, existen fondos de inversión que analizan conveniencia de sus decisiones financieras a través de determinados patrones morales.

Por un lado, están los fondos denominados “éticos”, que tratan de conjugar la importancia de sus valores personales con el deseo de aumentar los rendimientos de sus inversiones a través de empresas socialmente responsables. Al mismo tiempo, y en la vereda opuesta, están los denominados fondos “vicio”, orientados a empresas que tienen por objeto comercial, por ejemplo, el ocio, el juego y las armas.

Usted, ¿cuál de los dos elegiría?

Fondos “éticos”

Estos fondos se caracterizan por utilizar criterios sociales y medioambientales a la hora de seleccionar las empresas en las que se va a invertir. De este modo, el inversor que acude a ellos puede estar seguro de que su dinero no financiará negocios con los que no está de acuerdo o cuya forma de actuar considera inaceptable.

En líneas generales, los fondos éticos se oponen a la industria armamentística, la pornografía, los juegos de azar, las bebidas alcohólicas, las drogas, la explotación laboral y el deterioro del medio ambiente.

Uno de los fondos más representativos de este sector es el S&P500 Catholic Values, que filtra del S&P 500 a aquellas empresas cuyas actividades no están alineadas con la Guía de Inversión de Responsable de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB según sus siglas en inglés).

Por ejemplo, este índice excluye a firmas que utilizan mano de obra infantil, que producen pornografía, armamento químico o biológico, anticonceptivos o experimentan con células madre. En total, está compuesto por 450 empresas que juntas suman una capitalización bursátil de 440.054 millones de dólares.

Entre sus principales tenencias se encuentran Microsoft, Exxon Mobil, Facebook, Alphabet , Wells Fargo, JP Morgan Chase, Amazon, Procter & Gamble y AT&T.

Fondos “viciosos”

En el otro extremo, se encuentran aquellas compañías cuestionadas por su desempeño ético.

Estos fondos de inversión poseen una gran cantidad de adeptos, y no justamente por su carácter vicioso, sino porque los sectores que los integran son denominados contra cíclicos. En otras palabras, esto significa que prosperan independientemente de la evolución de la economía y que lo hacen mejor incluso cuando los tiempos son inciertos.

Uno de los más importantes es el The Barrier Fund (VICEX), que invierte en pequeñas medianas y grandes compañías orientadas a negocios tales como la venta de bebidas alcohólicas, armas y el juego. Algunas de las empresas que lo integran son Phillips Morris, Altria, Las Vegas Sands Corporation, Lorillard y Galaxy Entertainment Group.

De acuerdo con datos de Morningstar, este fondo rinde cerca de un 10% y es el único que muestra una rentabilidad positiva en lo que va del año. Además, no tiene grandes competidores, ya que no hay ningún otro fondo especializado en este tipo de compañías. El más parecido es Market Vector Gaming ETF, que compra empresas en las que al menos la mitad de sus ingresos proceden del juego.

Si desea recibir más recomendaciones para invertir en los distintos fondos existentes en el mercado, le recordamos que puede suscribirse al newsletter diario de Inversor Global.

//

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido