Una inversión para ganar por partida doble

En este artículo de Inversor Global, conozca los motivos por los que apostar a la renta fija de los Estados Unidos puede ser un gran acierto para su cartera en 2016.

Para muchos inversores, la reacción en cadena que ha generado el desplome de los activos chinos sobre los mercados internacionales ha dejado en segundo plano aspectos como el comportamiento del dólar y las decisiones de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed).

Sin embargo, tal vez convenga desempolvar estas temáticas puesto que teniendo en cuenta el panorama financiero para 2016, una excelente oportunidad de inversión para su cartera gira en torno a ellas.

Se trata de la renta fija de los Estados Unidos.

La fórmula del acierto

El incremento gradual de las tasas de interés de referencia anunciado para este año por la Fed, sin duda se traduce en una mayor rentabilidad para los inversores posicionado en bonos estadounidenses.

Sumado a ello, mucho se ha hablado acerca del impulso que podría tomar el dólar a medida que la entidad ejecute las subas, lo que supone un rendimiento por partida doble para los activos en cuestión que al estar denominados en la divisa se revalorizan, al tiempo que ofrecen una mayor tasa de rendimiento fijo.

Es importante tener en cuenta que el avance del dólar no depende únicamente de los pasos a dar por la Fed, por lo que independientemente de que ésta disminuya el ritmo del ciclo de alzas, existe un gran potencial de compensar la jugada con el fortalecimiento de la moneda.

De acuerdo con una publicación de Estrategias de Inversión, Fernando Luque, editor jefe de Morningstar en España, establece que más allá del valor intrínseco de los instrumentos de renta fija en dólares, los fondos centrados en éstos obtuvieron ganancias el año pasado a partir de la apreciación de la moneda en torno a un 10% frente al euro.

Las políticas ejecutadas por otros bancos centrales importantes del mundo, además del clima de riesgo actual que provoca que los inversores se posicionen en dólares, de la misma manera en que recurren al oro como refugio, son factores de gran influencia sobre el comportamiento de la divisa.

Según las declaraciones de Luque, la clave está en estos actores gubernamentales puesto que definen la rentabilidad de los bonos y las acciones con sus decisiones. En esa línea, el especialista sugiere que si la Fed y el Banco Central de Europa (BCE) mantienen la divergencia en sus políticas monetarias, las posiciones en dólares se verán beneficiadas en gran medida.

La solidez del billete verde ha marcado la pauta en lo poco que va de año, en vista de que ha acumulado avances con respecto a todas las monedas, de acuerdo con información de Financial Times.

Situación Ganar-Ganar

Muchos estrategas aseguran que al igual que 2015, éste será otro gran año para el dólar, al tiempo que manifiestan que los retornos a corto plazo de los títulos de deuda de los Estados Unidos ya superan a la mitad de sus pares denominados en monedas pertenecientes a los países del G10.

Los pronósticos son positivos aún en un escenario en el que la Fed realice únicamente dos ajustes de alza de tasas, en lugar de cuatro como se proyectaba, por lo que usted como inversor no debe dejar pasar la oportunidad de sumar estos activos a su cartera.

La recomendación toma fuerza al considerar el alto nivel de volatilidad en la plaza internacional de hoy.

Para tener una visión a futuro acertada con respecto a la performance de los bonos pertenecientes a los Estados Unidos, es necesario analizar entre otros elementos, el marco de acción de la Fed para los próximos meses.

Es por ello, que Inversor Global preparó un Informe Especial con respecto al tema, que le permitirá anticiparse a los pasos a dar por la entidad. Acceda al mismo de manera gratuita haciendo click aquí.

 

Deja tu respuesta