Conflictos en Medio Oriente: ¿la esperanza para las inversiones en petróleo?

Las tensiones entre Irán y Arabia Saudita han provocado temores entre los inversores que no saben qué esperar de los precios del crudo este año. Conozca, a continuación, las proyecciones de los expertos y recomendaciones para ganar en este contexto.

Los activos vinculados al rubro energético formaron parte del selecto grupo que alcanzó resultados positivos en el mercado de valores, durante las primeras jornadas bursátiles de 2016. Esto se debió a las noticias sobre un posible acuerdo sobre el recorte de las ventas  petroleras que involucran a  Arabia Saudita e Irán.

Sin embargo, ante el desvanecimiento de esta potencial cooperación, el barril de crudo registró al comienzo del día de hoy su precio más bajo en 11 años. Según datos de CNBC, los futuros del Brent cotizan actualmente en 34,60 dólares, lo que representa una baja de 5%.

Además de la influencia de los acontecimientos en los países árabes, la evidencia de la desaceleración económica en China e India genera preocupación sobre la reactivación de la demanda petrolera en un contexto en que la producción del mismo no da señales de disminución en el futuro cercano.

El factor Medio Oriente

De acuerdo con los analistas de JP Morgan, aquellos que esperaban un cambio de rumbo en los precios del petróleo ante el impulso que podrían recibir a partir de las tensiones entre Irán y Arabia Saudita, podrían decepcionarse puesto que el crudo mantendrá su fragilidad durante 2016.

Los precios del commodity experimentaron un alza en la primera jornada del año, gracias a la posibilidad de un corte en las relaciones diplomáticas entre ambos países, lo que sugería un impacto importante sobre  la producción y exportación en el segmento energético.

Los expertos consideran que las exportaciones petroleras no se verán interrumpidas en el futuro cercano debido a circunstancias geopolíticas, por lo que las cotizaciones podrían continuar a la baja.

Sumado a ello, los países que conforman la OPEC se mantienen firmes ante la decisión de no reducir los niveles de producción, independientemente de las bajas considerables en el precio del crudo.

Como consecuencia de ello, los inventarios del commodity podrían llegar a niveles alarmantemente altos para mediados de 2016.

Las proyecciones de bancos de inversión como JP Morgan, establecen que las cotizaciones del petróleo podrían girar en torno a los 35 dólares por barril durante el primer trimestre del año, para luego recuperarse gradualmente y llegar a los 50 dólares

Sin embargo, el riesgo de una caída más dramática continúa latente ante la potencial disminución de la demanda por el parte de China e India, en el marco de la ralentización económica que presentan.

Como era de esperarse, la situación genera incertidumbre entre los inversores que no saben qué estrategia deben definir para abordar el contexto.

La puesta en común de los analistas sugiere apuestas puntuales en empresas que pueden continuar manejando la crisis en la industria y en medio del caos cotizan a precios de subvaluación que no pueden dejarse pasar.

Si usted es un inversor de valor dispuesto a establecer una jugada acertada a largo plazo, estas alternativas son ideales para su portafolio. Acceda a las mismas por medio de este Informe Especial exclusivo y totalmente gratuito, preparado por Inversor Global.

Aproveche la incertidumbre con respecto al futuro del petróleo y considere posicionarse en estos jugadores.

Deja tu respuesta