Piense dos veces antes de invertir en este sector

Ante la potencial suba de tasas de interés por parte de la Fed, algunos rubros productivos corren más riesgo de salir perjudicados que otros. ¿Quiénes podrían ser los grandes perdedores?

La ejecución de una suba de tasas de interés por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed), sin duda provocará cambios en la dinámica financiera internacional.

En oportunidades pasadas, se ha dicho que uno de los sectores más sensibles a la implementación de la medida era el rubro bancario. Sin embargo, existe otro segmento que podría sufrir un fuerte impacto en el mismo sentido: la industria automotriz.

La misma ha disfrutado durante los últimos siete años de una gran bonanza, en medio de un contexto de bajas tasas, puesto que sus ventas pasaron de 9 millones de vehículos en territorio estadounidense para 2009, a más de 18 millones en noviembre de 2015.

El sube y baja de las tasas

El hecho de que la Fed recortara las tasas de interés a fines de 2008 trajo como consecuencia que los créditos destinados a la compra de vehículos ostentaran una tasa de cumplimientos bastante baja, lo que impulso la demanda de éstos.

De esa manera, según datos de CNBC, un préstamo para adquirir un auto con 5 años de antigüedad en los Estados Unidos implica una tasa promedio de 2,81%, mientras que para la adquisición de un vehículo nuevo, ésta es de 3,32%.

Antes de producirse la crisis financiera, estas tasas superaban el 8%, evidenciando así una ventaja considerable para el comprador.

En esa línea, de acuerdo con un comunicado de la Fed de Nueva York, los efectos de las nuevas políticas de suba se harán sentir en la fabricación y ventas del sector automotriz.

Los cálculos de la entidad sugieren que un aumento de 1% en la tasas, equivaldría a un descenso anualizado de 12% en la producción de la industria y un 3,25% en las ventas.

El aspecto a tener en cuenta en este sentido es el método a emplear por el organismo para llegar a este target.

La posible dinámica

Los parámetros actuales de interés se encuentran en 0,25%. Se espera que luego de la reunión de Comité Federal de Mercado Abierto en los próximos días,  estos alcancen un 0,50%.

La firma Bankrate.com dio a conocer que según el criterio de los traders en el mercado, existe un 85% de posibilidades de que este alza de 0,25% se dé en la próxima reunión de la entidad.

Desde la perspectiva del consumidor, el incremento  se traduce en 12 dólares adicionales promedio en costos de préstamos personales.

Además de ello, una sucesión de aumentos en las tasas hasta cumplir con la meta de 1% podría causar preocupaciones  en la ciudadanía, que sin duda provocarían a reducción del gasto e influiría negativamente sobre las ventas de vehículos, así como de bienes inmuebles.

Es por ello, que los inversores deben ser cautelosos y reducir en cierta medida sus posiciones internacionales en empresas vinculadas al sector automotriz.

Los analistas sugieren que en vista de que los voceros de la Fed han hecho énfasis en que la suba de tasas no será brusca sino gradual, el impacto real sobre la economía será mínimo.

En ese contexto, es importante que usted emplee una estrategia de inversión basada en la diversificación para proteger su capital y reevalúe los componentes de su cartera una vez que la medida finalmente entre en vigencia y quede claro su efecto sobre la dinámica financiera.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle asesoramiento sobre las diversas estrategias y alternativas de inversión que usted debe tener en cuenta  para hacer negocios en el contexto local e internacional, a través de informes especiales elaborados por nuestro equipo de expertos.

Recíbalos suscribiéndose a nuestro  Newsletter gratuito haciendo click aquí.

Deja tu respuesta