Miami siempre estuvo cerca

Si alguna vez soñó con comprar una propiedad en la ciudad más importante del estado de la Florida, en este artículo le presentamos una oportunidad única para aprovechar su variada oferta inmobiliaria.

Además de ser un atractivo destino de vacaciones para los amantes de la arena blanca y el mar turquesa, Miami es “La Meca” para muchos inversores. Especialmente, por el rubro inmobiliario. La ciudad más importante del estado de la Florida atrae y seduce por sus diversas oportunidades y sus reglas de juego claras y estables.

Y si bien quizás le parezca arriesgado comprar una propiedad en el exterior, los últimos años han demostrado que quien se anima puede obtener excelentes resultados. Desde empresarios como Eduardo Costantini o Alan Faena, que desarrollaron proyectos millonarios, hasta personas que abordaron el mercado con poco dinero y la gran ayuda de un crédito hipotecario, lograron capitalizarse con activos inmobiliarios de mucho valor en poco tiempo.

Por eso, a continuación le presentamos una oportunidad única para aprovechar la variada oferta inmobiliaria que ofrece esta ciudad.

Su segunda casa está en Miami

Aunque la idea de ser dueño de una propiedad en Miami parezca sacada de una película noventista, el especialista en finanzas personales, Mariano Otálora, contó en la última emisión del programa televisivo “¿Qué hacemos con los pesos?” que existe una forma de comprar propiedades inmobiliarias en esta ciudad de un modo realmente atractivo.

Junto al arquitecto Daniel Mintzer, de G&D Developers, Otálora explicó que con un pago del 30% del valor de la propiedad, las posibilidades de financiación en los Estados Unidos hacen del real estate un negocio accesible en esta ciudad de la Florida.

¿Cómo?

De acuerdo con los datos expuestos por los especialistas, una casa de 150m² ubicada en un barrio privado, a media hora de Miami por autopista, cuesta 225.000 dólares. Sobre este precio, usted debería pagar un anticipo del 30% (67.500 dólares) y podría solicitar una hipoteca para financiar el 70% restante (157.500 dolares).

El negocio en este caso se evidencia en dos cuestiones.

Por un lado, el arquitecto resalta que si se compara esta casa con una de las mismas características ubicada en el barrio de Pilar, valen lo mismo, pero mientras que en Miami en tres años se va a apreciar mucho más, acá en Argentina va a seguir costando lo mismo. “Hay un alto potencial de que el valor de la propiedad se incremente”, rescató Otálora.

Por otro lado, el conductor señaló que la propiedad se puede poner en alquiler por 1.600 dolares y mientras tanto pagar la tasa del crédito de 1.200 dólares. De este modo, demostró que pagando un 30% de la propiedad el inversor puede ir pagando la cuota de la hipoteca con el alquiler y ganar 400 dólares.

Además, destacó la facilidad para los extranjeros no residentes de solicitar un crédito hipotecario en los Estados Unidos y enumeró los requisitos necesarios para hacerlo: contar con una carta de empleo en la Argentina, una certificación de ingresos via contador publico, referencias bancarias y resúmenes de tarjetas de crédito así como también pasaporte y visa de turista para inversiones de hasta 500.000 dólares.

Como puede ver, si bien la idea de comprar un departamento en el extranjero parece demasiado compleja, existen modos de hacerlo posible.

Si quiere conocer más herramientas para invertir en el exterior y aprovechar las oportunidades que cada mercado brinda, puede consultar la opinión de nuestros expertos a través del newsletter semanal de Inversor Global. A través de él encontrará más recomendaciones y, sobre todo, información de calidad para potenciar sus inversiones.

Si todavía no lo recibe, puede suscribirse de manera gratuita con un click aquí.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido