7 claves para descifrar el mercado a futuro

En este artículo de Inversor Global, le presentamos los indicadores que debe tener en cuenta para identificar las señales de alerta en el contexto financiera durante el próximo año.

El panorama financiero para 2016 es aún incierto. Una gran cantidad de factores serán de gran influencia en la escena internacional, como es el caso de las decisiones de la Reserva Federal de los Estados Unidos, el Banco Central Europeo, el desempeño de los commodities, entre otros aspectos.

Sin duda alguna, será un año en el que los inversores tendrán que atravesar un campo minado para multiplicar, o bien preservar su capital.

Es por ello, que a continuación le presentamos un listado de las variables que usted debe seguir de cerca en los próximos meses para anticiparse al mercado y realizar los ajustes pertinentes en su cartera.

  1. El índice Baltic Dry (BDI)

El conglomerado BDI sirve como medidor de los niveles en que se ubican las tasas de envíos comerciales internacionales, así como indicador de la demanda global de materias primas.

En períodos recientes, éste cayó a su nivel más bajo desde 1985, según datos de CNBC. Esto evidencia la dramática caída de la actividad comercial en el mundo y por ende, permite identificar el comienzo de una recesión en opinión de los expertos.

  1. Las materias primas

El índice CRB, que monitorea el comportamiento de 19 materia primas se encuentra en valores inferiores a los mínimos históricos alcanzados durante 2009, validando así la significativa desaceleración del segmento a nivel global.

El desempeño de éste a futuro será vital para ajustar posiciones de inversión vinculadas a los commodities y a los países exportadores de los mismos.

  1. PBI de los Estados Unidos

El crecimiento económico de los Estados Unidos es una variable de suma importancia que los inversores con posiciones internacionales deben monitorear, porque de ella dependen en gran medida los pasos a seguir por la Fed con respecto a la suba gradual de las tasas programada para 2016.

Es fundamental tener en cuenta que la situación económica del país no goza de la misma solidez que en 2004, momento en el que el banco central decidió incrementar las tasas. Para entonces, este indicador se ubicaba en torno a 6,6%, en contraste con el 2,5% registrado a la fecha.

  1. Tasa de inventarios/ventas de las empresas

Este medidor arroja una señal muy clara en este momento: las ventas de las compañías están disminuyendo, a medida que sus inventarios se sobresaturan, una señal de alarma a tener presente por los inversores.

  1. Ganancias corporativas

Los ingresos brutos de los jugadores que cotizan en el S&P 500 registraron un descenso de 1% para el cierre del tercer trimestre del año, según información de CNBC, mientras que  las ganancias ajustadas se desplomaron 14%.

Esto demuestra que las firmas están haciendo hasta lo imposible para lograr que sus números luzcan mejor ante los ojos de Wall Street.

Lo más importante a tener en cuenta en este sentido es que el índice S&P 500 está valorándose en 19 veces las ganancias de las empresas en promedio, aún cuando la tasa de incremento de éstas es negativa y las valuaciones bursátiles de los activos están siendo apalancadas por medio de programas de recompra de acciones.

  1. Un dólar indetenible

Como se ha explicado en numerosas oportunidades, un dólar galopante impacta negativamente sobre las ventas de las empresas multinacionales cuyo origen sea Estados Unidos, y eso es exactamente lo que está sucediendo actualmente.

A largo plazo, un dólar fuerte es beneficioso para la economía estadounidense. Sin embargo, para el futuro inmediato, afecta en gran medida el acumulado de ganancias corporativas de los actores que coexisten en Wall Street.

  1. La sobrevaluación del S&P 500

El conglomerado presenta a la fecha su segunda valuación más alta en la historia. Existen varias métricas que así lo demuestran:

  • La tasa de Precio/Ganancias del índice se ubica alrededor de 19, muy por encima de su histórico a largo plazo situado en 15.
  • Su capitalización total de mercado, en función del PBI es de 120, es decir, 10% más que los niveles alcanzados en 2007.
  • La tasa de Precio/Ventas del conglomerado es de 1,82, la más alta desde finales del año 2000.

 

Frente a tantas señales de sobrevaloración, los inversores deben ser cuidadosos con el nivel de exposición que tienen a la renta variable estadounidense, por lo que la recomendación gira en torno a diversificar los activos de este segmento y explorar los índices mejor plantado s a futuro, a nivel mundial.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle asesoramiento sobre las diversas estrategias y alternativas de inversión que usted debe tener en cuenta  para hacer negocios en el contexto local e internacional, a través de informes especiales elaborados por nuestro equipo de expertos.

Recíbalos suscribiéndose a nuestro  Newsletter gratuito haciendo click aquí.

Deja tu respuesta