Noviembre: un mes para decir “no”

Aunque ya pasaron algunos días, usted todavía está a tiempo de aplicar el plan “No-viembre” y preservar su dinero. Conozca más sobre esta estrategia aquí.

Es una tendencia que se ha incrementado durante los últimos años. Muchas personas han dedicado el mes de noviembre como el período perfecto para recortar drásticamente los gastos innecesarios.

Desde Inversor Global, queremos que sus finanzas personales también estén en una mejor condición, sobre todo para que pueda enfrentar los fuertes gastos de la época navideña con más holgura.

Por eso lo invitamos a que participe de “No”viembre, ya que valdrá mucho la pena y tanto su bolsillo como su familia se lo agradecerán.

Las motivaciones están a la orden del día

De acuerdo con un artículo del sitio web Moneyning, hay un gran número de razones por las que las personas cambian sustancialmente sus hábitos y deciden reducir sus compras.

  • Quieren prepararse para el exceso de gastos que vendrá con las vacaciones
  • Intentan compensar sus finanzas luego de darse cuenta de que tomaron algunas decisiones erradas en meses anteriores
  • Quieren tratar de enderezar el camino para cumplir las resoluciones financieras que se plantearon a principio de año
  • Tratan de encontrar “fugas” en su presupuesto
  • Buscan recuperar el control sobre las deudas que tengan pendientes
  • Quieren incrementar el ahorro y la asignación de dinero al fondo de emergencia

Por esto y mucho más, es que “No”viembre se ha vuelto una regla para los ahorristas. Y esta es la estrategia a seguir.

1. Personalice las reglas a seguir: Lo primero que debe hacer es ajustar esta estrategia a sus metas personales y su situación financiera. En general, las personas se esfuerzan por reducir sus excesos de gasto ciñéndose únicamente a los pagos necesarios: alquiler, facturas de servicios, alimentación, entre otros.

Pero la manera como usted define la categoría de alimentación puede significarle pequeñas filtraciones de su dinero. ¿El presupuesto que asignó para este ítem incluye las salidas a comer, el café que toma después de almuerzo y las golosinas que compra de vez en cuando? Si lo considera necesario, usted deberá recortar esos pequeños gustos también. Igualmente tendrá que hacerlo con ciertas suscripciones a clubes o pagos de servicios de televisión por cable, por ejemplo.

2. Establezca reglas precisas: para que “No”viembre sea exitoso, usted debe ser estricto con este plan de recorte. Entre más sencillo y directo sea, tendrá mejores probabilidades de ahorrar dinero.

3. Prepárese para el cambio brusco: hay personas que simplemente no soportan pasar del gasto al ahorro extremo. Por eso, “No”viembre no es una estrategia que aplique para todos, porque puede tener el efecto contrario e impulsar aún más el derroche de dinero. Prepárese lo más posible para ajustarse a este nuevo plan.

4. Si ya arrancó, busque el lado positivo: En vez de sufrir día a día porque no puede comprar aquello que tanto desea o porque no pudo aceptar la invitación a almorzar con sus colegas, desvíe su atención con otras actividades. Ya sea salir a caminar, terminar algún proyecto que había comenzado, leer o pasar más tiempo con sus hijos, siempre busque las ventajas de recortar sus gastos.

Tenemos otras potentes razones para convencerlo de ajustar sus hábitos y seguir el plan “No”viembre. Esta información está en un documento especial, con contenido gratuito y exclusivo para que usted pueda ahorrar más dinero. Para obtenerlo, haga click aquí.

Deja tu respuesta