Este principio de inversión podría revolucionar su portfolio

Algunos expertos han comenzado a sugerir que posicionarse 100% en acciones es la estrategia ideal para afrontar el actual escenario financiero. ¿Cuáles son los pros y contras de este fundamento?

En lo que a estrategias de inversión se refiere, tradicionalmente se ha empleado el criterio de que el posicionamiento ideal en el mercado consiste en destinar 60% de la cartera a los activos de renta variable, y el restante 40% a títulos de deuda.

Sin embargo, actualmente algunos expertos sostienen una teoría revolucionaria, que podría ser percibida como arriesgada por muchos. La misma, sugiere volcar la totalidad del portfolio al mercado accionario.

La mayoría se ampara en la lógica siguiente ante la idea: exponerse en un 100% a la Bolsa de valores implica que todo estará bien cuando el mercado registre tendencias al alza, pero en el momento de producirse una corrección los ahorros se perderán inevitablemente.

Parece un razonamiento lógico en principio. Sin embargo, una comprensión más profunda del mercado permite dilucidar que una estrategia de inversión enfocada en acciones no está diseñada para un contexto sin riesgos, sino todo lo contrario.

Se trata de una jugada que permite aprovechar los altos niveles de volatilidad.

¿Cómo se pueda acertar con una cartera 100% accionaria?

El método de “comprar y mantener” es clave. Evidentemente, una cartera enfocada netamente en renta variable puede ser devastadora para su patrimonio, si opta por comprar en el pico de los precios y vende cuando los activos cotizan a la baja.

Es por ello, que no debe tomar decisiones basándose en las tendencias momentáneas sino a partir de perspectivas de largo plazo. De acuerdo con datos de Market Watch, los períodos de 20 años en Wall Street que van desde 1926-45 hasta 1993-2014 no han arrojado pérdidas en promedio. Por el contrario, algunos acumulan ganancias por encima de 10%.

El mercado accionario puede ser muy diverso. Es importante que usted tenga en cuenta que una cartera de acciones debe mantenerse balanceada. Esto quiere decir, que la misma debe estar conformada por diferentes tipos de empresas, sectores y territorios geográficos.

Así como debe evitar perder el tiempo tratando de dar con el timing correcto del escenario financiero, no debe cometer el error de invertir únicamente en un puñado de jugadores de la plaza.

Los bonos no gozan de mayor atractivo. El “nuevo normal” en el segmento de renta fija internacional se traduce en bajas tasas de interés, es decir, muy poco margen de ganancias fijas. Tenga en cuenta que a la fecha, los títulos del Tesoro de los Estados Unidos a 10 años rinden apenas un 2%, en comparación con la tasa de 15% que ofrecían en 1981.

Por ello, vale la pena redoblar las apuestas en la Bolsa.

Claro está, que a determinada edad los inversores deben inclinarse por alternativas de inversión más confiables, con el objeto de preservar su capital. Sin embargo, esto sólo aplica para aquellos ahorristas mayores de 40 años.

De esa manera, antes de considerar que un portfolio constituido por acciones en su totalidad, es una decisión irresponsable, debe reflexionar  acerca de los atractivos rendimientos que este segmento ofrece bajo una estrategia de largo plazo.

A pesar de tratarse de una apuesta riesgosa, la misma puede traer recompensas que justifiquen hacer frente a la intimidante volatilidad financiera actual.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle asesoramiento sobre las diversas estrategias y alternativas de inversión que usted debe tener en cuenta  para hacer negocios en el contexto local e internacional, a través de informes especiales elaborados por nuestro equipo de expertos.

Recíbalos suscribiéndose a nuestro  Newsletter gratuito haciendo click aquí.

Deja tu respuesta