¿Pueden las inversiones en el sector energético renovar su portfolio?

Una empresa, enraizada en uno de los sectores más revolucionarios del momento, está teniendo algunos problemas para deleitar a los inversores con ganancias. Aquí analizamos su situación un poco más a fondo y descubrimos alternativas que pueden generarle dinero a su cartera.

Quienes buscan multiplicar su dinero de forma exponencial saben que tienen que poner mucho riesgo sobre la mesa. Y esa es precisamente la alternativa que queremos acercarle hoy.

Para muchos ahorristas, invertir en este rubro representa un atractivo único, ya que estarían apostando a favor de la preservación del medio ambiente y en empresas que tienen perspectivas de crecimiento importantes.

Nos referimos al sector de energía solar.

Para poder sacar el mayor provecho de las compañías que están bajo esta etiqueta, hay que realizar un análisis juicioso, el cual le permita tomar la decisión más informada y que le cause la menor pérdida de capital posible.

A manera de ejemplo, destacamos lo que está sucediendo con una firma en particular, además de mencionarle otras que podrían tener un panorama más alcista en los próximos años.

El problema de esta empresa

La firma en cuestión es SolarCity (SCTY). De acuerdo con un artículo del sitio de finanzas Insider Monkey, su acción cayó un 5% el viernes, después de que reportara una pérdida en el tercer trimestre de 2,41 dólares por acción, sobre unos ingresos de 113,86 millones de dólares. Aunque no alcanzó las estimaciones de ganancias, sí logró superar las de revenue.

Una de las dudas que tienen los ahorristas y que ha hecho que la acción se venda se debe a un menor crecimiento en la instalación de paneles en Estados Unidos. SolarCity no está creciendo tan rápido como antes y el mismo se ha reducido de un 70% a un 40% aproximadamente.

¿La razón? Sus directivos están buscando que el flujo libre de efectivo sea positivo a finales de 2016, debido a que, para esa época, se reducirá la exención de ciertos impuestos por instalar este sistema, algo que podría hacer del negocio no sea rentable.

Quizás los golpes los esté recibiendo ahora, pero sus movimientos a favor de la preservación del negocio por los próximos dos años –y su posible éxito en este sentido- podría ser bastante beneficioso para quienes apuesten a esta firma. La acción cuesta 29,02 dólares hoy, y desde noviembre del año pasado, su papel ha perdido casi 50% de valor.

SunEdison Inc (SUNE) perdió más de 7% en la sesión del viernes, después de que un gestor de hedge funds negara que iba a tener una participación en la compañía. Se dice en Wall Street que la situación de SUNE es similar a la de las acciones financieras hace seis años, cuando la crisis económica en Estados Unidos hizo que tocaran fondo.

El papel de SunEdison está un 75% abajo con respecto a sus máximos, pero sus números son sólidos. David Einhorn, de la firma Greenlight Capital, considera que tiene un buen potencial a largo plazo, ya que se obtiene un retorno promedio de 10% sobre el capital en los mercados desarrollados y 13% en los mercados emergentes, a través de la venta de proyectos de energía solar y eólica a “contrapartes altamente solventes”.

Este rubro puede entregarle ganancias brillantes, si sabe muy bien cuál acción elegir y si está dispuesto a tomar algunos riesgos.

Y además de estos dos jugadores dentro del rubro de energías limpias hay una empresa que tiene unas perspectivas muy interesantes. La información está contenida en un documento especial al que puede acceder, haciendo click aquí.

Deja tu respuesta