China, ¿una inversión de valor?

La firma Morgan Stanley aseguró que el Gigante Asiático ofrece oportunidades de gran potencial que los inversores no pueden dejar pasar. Conozca, a continuación, los detalles.

Las apreciaciones negativas de muchos expertos con respecto a China han generado temor entre los inversores.

Existen muchas preocupaciones en relación con la transición a afrontar por la economía manufacturera del país en cuestión, hacia una basada en servicios, debido a los altos niveles de deuda que acumula la nación, así como los indicios de la existencia de burbujas en ciertas industrias, como la inmobiliaria.

No obstante, los argumentos que respaldan las inversiones en el Gigante Asiático sobran y la firma Morgan Stanley así lo ratifica.

¿Dónde buscar?

El director de la división de negocios vinculado a la región Asia-Pacífico del banco de inversión, Gokul Laroia, declaró en una entrevista con el medio financiero CNBC que existe una clara diferencia entre las nuevas compañías chinas y las tradicionales, en términos de crecimiento y proyecciones.

En esa línea, los sectores que ofrecen mayor potencial de ganancias según el experto son la industria farmacéutica y el sector tecnológico. Al mismo tiempo, algunos actores de la cadena de valor de consumo también se presentan como oportunidades con grandes posibilidades de avance.

Morgan Stanley hizo especial énfasis en el atractivo que ostentan las compañías tecnológicas como Alibaba (NYSE:BABA), cuyo modelo de negocios permite una expansión rápida y sólida gracias a la combinación de los segmentos de e-commerce y publicidad.

Con respeto a ello, es importante seguir de cerca los pasos a dar por aquellas compañías que presenten características afines a este titán y que planeen realizar una Oferta Pública Inicial (OPI), próximamente.

Los argumentos

Las cifras macroeconómicas de China muestran que el crecimiento del país se ubicó en 5,6% para octubre, siendo este su peor desempeño en los últimos 7 meses. Al mismo tiempo, los flujos de inversión se ubicaron en el nivel más bajo desde el comienzo de la década del 2000.

Este comportamiento se debe principalmente a la sobresaturación de la actividad productiva nacional, problemas de deflación y exceso de apalancamiento, que en consecuencia, se traducen en menores ganancias para las empresas de gran envergadura.

Sin embargo, según los voceros de Morgan Stanley esta situación está cambiando. Como evidencia de ello, figura la iniciativa de incluir ADRs  (American Depository Receipts) de 14 empresas chinas en el índice de mercados emergentes del conglomerado MSCI, cuyos fondos se calculan en alrededor de 3.500 billones de dólares.

De esa manera, las acciones vinculadas a empresas pertenecientes a la segunda economía más importante del mundo ocuparán el 26% del índice en cuestión.

Tal como se explica en una publicación de CNBC, el ajuste implica una adición de 150.000 millones de dólares correspondientes a capitalización de mercado por parte de estas empresas, a la economía china, lo que permite a los ciudadanos del país exponerse al índice sin mayores complicaciones.

Por otro lado, los representantes de Morgan Stanley manifestaron que la desaceleración que está experimentando la nación es moderada. A pesar de la incertidumbre que ronda los aspectos macroeconómicos, algunos negocios y compañías continúan desempeñándose bien.

Esta tendencia es un indicio de que los inversores deben enfocarse en los elementos micro del escenario.

Si desea establecer una estrategia de negocios que le permita diversificar su portfolio, usted puede apostar por incluir las alternativas más destacadas del escenario chino.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle asesoramiento sobre las diversas estrategias y alternativas de inversión que usted debe tener en cuenta  para hacer negocios en el contexto local e internacional, a través de informes especiales elaborados por nuestro equipo de expertos.

Recíbalos suscribiéndose a nuestro  Newsletter gratuito haciendo click aquí.

Deja tu respuesta