Usted también debería aumentar sus apuestas en este sector

Tanto Warren Buffett como la familia Rockefeller disminuyeron su participación en el sector petrolero para invertir en energías limpias. ¿Por qué lo están haciendo? Conozca en esta nota, el exponencial crecimiento de esta moderna industria.

La volatilidad siempre es sinónimo de riesgo. La diferencia está en cómo responden los inversores ante ella. Mientras algunos solamente ven potenciales caídas en sus portafolios de inversión, otros ven oportunidades ‘para entrar’ en el negocio y obtener buenos dividendos.

Dentro de este último grupo se encuentra Warren Buffett. El “Oráculo de Omaha” es reconocido por capitalizar los momentos de baja expectativa para posicionarse en sectores que prometen un importante crecimiento. De hecho, despertó la curiosidad de inversores en todo el mundo cuando hace apenas algunas semanas se declaró interesado en un peculiar mercado.

¿En qué sector invirtió?

Buffett puso el ojo sobre el mercado de Gas Natural Comprimido (GNC).

La decisión sorprendió a muchos, ya que si bien se conoce la predilección de Warren Buffett por el rubro energético -y el petróleo sobre todo-, ahora se decidió a invertir en un combustible moderno, eficiente y con un gran potencial de crecimiento. En este sentido, aumentó su participación en Enterprise Products Partners (NYSE:EPD), Cheniere Energy (NYSE:LNG) y Chart Industries (Nasdaq:GTLS).

Warren no es el único

Sin embargo, el “Oráculo de Omaha” no es el único que ha apostado recientemente por este sector. La familia Rockefeller, fuertemente relacionada a los negocios petroleros, también anunció hace algunas semanas que su organización estaba liquidando todas sus tenencias en el sector del crudo para reinvertir el dinero en energías limpias, principalmente GNC y energía solar.

Asimismo, los bancos JP Morgan y Goldman Sachs también manifestaron su interés por este sector y señalaron que no hay que perderlo de vista. Este último resaltó la capacidad del GNC para crear mercados direccionables y para crecer más allá de lo que ocurra en el entorno macroeconómico. Además, indicó que es una apuesta “de avanzada” por tratarse de energía limpia, económica y con el mayor potencial de crecimiento en toda la región.

¿Conviene invertir?

Siguiendo con este análisis, la industria del gas natural comprimido y del gas licuado tiene un potencial de crecimiento exponencial a futuro, ya que cada vez es más utilizado en flotas industriales y comerciales. Según las previsiones de Goldman Sachs, para 2020 los motores de gas comprenderán hasta el 15% de las ventas totales de camiones y la tasa de penetración llegará hasta el 30% en las flotas de transporte.

En tanto, según cuenta un artículo de El Cronista, en la Argentina, el sector es uno de los más competitivos del mundo. Es más, nuestro país se ubica en el cuarto puesto de todo el mundo entre los países que más utilizan este combustible ecológico.

Sin embargo, lo cierto es que los precios de las acciones vinculadas a este sector todavía se encuentran muy cerca en máximos históricos. Por eso, todavía algunos inversores se resisten a incorporarlas en su portafolio y esperan a que la volatilidad actual haga bajar sus cotizaciones.

Usted también puede optar por esta jugada, ya que de hecho, el mercado local tiene algunos referentes interesantes de analizar…

Si quiere conocer más información para posicionarse en este sector, puede suscribirse al Newsletter gratuito de Inversor Global. A través de él, recibirá una serie de informes especiales con recomendaciones para manejar su dinero de la manera más rentable en el mercado local e internacional.

Si todavía no lo recibe, pídalo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta