Todo lo que tiene que saber sobre el CFT

En este artículo de Inversor Global, aprenderá qué es el Costo Financiero Total y por qué es una de las principales variables que debe analizar antes de hacer una compra con su tarjeta de crédito o pedir un préstamo al banco.

¿Cuántas veces compró un producto o adquirió un servicio en cuotas sin interés con su tarjeta de crédito y cuando recibió el resumen se dio cuenta de que el monto a pagar era más alto de lo que debía ser?

Esto sucede muchas veces a causa del llamado Costo Financiero Total (CFT), algo que no muchos recuerdan y que suele aparecer debajo de un aviso publicitario en letra casi inteligible.

¿Qué es el CFT?

Si alguna vez prestó atención a las publicidades que aparecen en los diarios y revistas, verá que aparecen cientos de avisos para comprar desde pasajes de avión hasta electrodomésticos en cuotas sin interés con tarjeta de crédito. Todo luce realmente muy tentador, sobre todo, en un país donde la inflación es muy elevada. Sin embargo, estos avisos esconden una trampa… el CFT.

Si mira bien el anuncio, encontrará en la parte de abajo la sigla CFT seguida por un porcentaje. Este es el costo real de un crédito y lo que usted va a terminar pagando. Por eso, es la principal variable que se debe analizar al momento de pedir un préstamo -ya sea personal, prendario o hipotecario- o de comprar un producto en cuotas sin interés.

¿Cómo está compuesto?

El Costo Financiero Total (CFT) está compuesto por la tasa de interés nominal anual (TNA) y por todos aquellos costos asociados a la operación. Según explica el portal del cliente bancario del BCRA, entre estos componentes pueden enumerarse los siguientes puntos:

-Tasa de interés nominal anual

– Gastos de contratación de seguros, de apertura y mantenimiento de cuentas de depósitos y todos aquellos gastos vinculados a tarjetas de crédito y/o compras asociadas a las financiación

– Erogaciones por envío postal de avisos de débito y otras notificaciones

– Costos  de tasación de bienes

– IVA sobre los intereses (para consumidores finales)

¿Cómo se calcula?

El CFT se expresa en forma de tasa efectiva anual, en porcentaje y con dos decimales.

Para el caso de los préstamos, el BCRA explica que  el CFT debe analizarse según cada persona, debido a que hay algunos factores que cambian. Por mencionar solo un ejemplo, la edad del cliente que solicita el préstamo determina una variación en el seguro que paga. Asimismo, los costos de envío de la documentación, los antecedentes de la persona y los costos de averiguación de esos antecedentes también hacen variar el CFT del préstamo.

CFT de tarjetas de crédito

La tarjeta de crédito es uno de los instrumentos financieros más utilizados por los argentinos, pero lo cierto es que no todos suelen reparar en el Costo Financiero Total. Dicho esto, ya se imaginará que algunas promociones y algunos pagos en cuotas “sin interés” no significan un menor gasto o un mejor negocio para usted.

En este sentido, debe saber que no existen compras en cuotas sin interés. Todas tienen un costo, porque el cargo que tienen las tarjetas de crédito no es sólo el de la tasa de interés, sino que también hay costos relativos al mantenimiento del servicio, al envío del resumen y a seguros que se aplican sobre el servicio.

Por eso, cuando vea las tres palabras mágicas “cuotas sin interés” en un aviso publicitario, busque la letra chiquita que aparece abajo. El costo financiero total (CFT) que deberá pagar por usar la tarjeta puede llegar a ser superior al 5%.

Si quiere recibir más información sobre estos temas que repercuten en la salud de sus finanzas personales, puede suscribirse al newsletter gratuito de Inversor Global. A través de él, nuestros columnistas le enviarán recomendaciones semanales para que usted aprenda a manejar su dinero de la manera más conveniente y efectiva. Además, recibirá exclusivas recomendaciones de inversión para saber qué hacer con los pesos que tenga en su bolsillo.

Si todavía no lo recibe, solamente suscríbase haciendo un click aquí.

Deja tu respuesta