Usted no puede ovidarse de esta valiosa regla de inversión

En este artículo de Inversor Global, le recordamos un principio clave que le ayudará a sobrellevar la volátil dinámica del mercado de valores internacional de hoy.

En momentos de gran volatilidad en la plaza financiera, los inversores tienden a dejarse controlar por el pánico y se olvidan de los fundamentos que realmente se deben tener en cuenta para definir una estrategia de negocios acertada.

Está claro que en muchos casos, aquellos arriesgados que invierten en función de la incertidumbre, obtienen rendimientos de gran magnitud. Sin embargo, el error con respecto a ello radica en el hecho de creer que la recompensa viene dada por la volatilidad, cuando realmente se logra a pesar de ella.

Parece confuso pero realmente es un principio bastante sencillo y lógico.

A continuación, se lo explicamos:

¿Cómo ganarle la guerra al “Sr. Mercado”?

El primer aspecto a considerar a la hora de tomar decisiones vinculadas al mercado de valores es que las acciones no son activos mágicos que automáticamente arrojan ganancias en el futuro inmediato producto de la volatilidad.

Mucho menos debe creerse que este driver provoca retornos incluso mayores a largo plazo.

Tal como se establece en un artículo de Market Watch, la volatilidad no es un “generador” de dinero. En cambio, pagar un precio justo por las ganancias que obtendrá a futuro sí es la clave para alcanzar ese fin.

Esto quiere decir, que más importante que el riesgo que se corre, es el verdadero valor de los activos.

En esa línea, los inversores deben comprender que las acciones de una empresa ascienden cuando la rentabilidad de la firma en cuestión aumenta. Aún cuando el riesgo juega un papel importante en la plaza desde el punto de vista emocional, es el desempeño de una compañía lo que sustenta el alza de sus papeles.

El segundo elemento a tener presente para comprender la dinámica del mercado es que además del miedo que experimentan las masas, existe otra emoción clave que define el comportamiento de éstas. Se trata de la codicia.

Esta variable provoca que el precio de los activos se desconecte de las ganancias subyacentes a la actividad de una empresa. En otras palabras, una conducta basada en este aspecto da lugar a la especulación y en muchos casos, a rendimientos flojos para su cartera.

De esa manera, mientras el pánico se traduce en riesgo, la codicia equivale a subas de precios sin fundamento.

Factor X: La constancia

Usted como inversor debe acostumbrarse a la volatilidad del mercado. Al mismo tiempo, debe entender que la presencia del riesgo en sus jugadas de inversión, no es garantía del éxito.

Invertir de manera constante, soportando la volatilidad, es lo que realmente traerá recompensas para su portafolio, siempre y cuando éste se constituya por activos de verdadero valor.

Es por ello, que no debe temer a los acontecimientos que están teniendo lugar hoy en el contexto financiero, sino analizar en detalle aquellas alternativas que parecen baratas si se tiene en cuenta el potencial que esconden, basándose en fundamentos sólidos inherentes a la actividad de la firma como ganancias, ventas, deudas, entre otros indicadores.

Es importante que defina su perfil de inversión, con el objeto de tener en  cuenta cuanto riesgo está dispuesto a soportar por mantener dichas opciones en su cartera. Estos elementos conforma la regla más valiosa que usted debe respetar a la hora de establecer una estrategia de inversión.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle asesoramiento sobre las diversas estrategias y alternativas de inversión que usted debe tener en cuenta  para hacer negocios en el contexto local e internacional, a través de informes especiales elaborados por nuestro equipo de expertos.

Recíbalos suscribiéndose a nuestro  Newsletter gratuito haciendo click aquí.

Deja tu respuesta