¿Se anima a probar un bocado de esta inversión?

Una de las industrias que más ha crecido en 2015, le ofrece un instrumento de negocios que le permitirá fijar presencia en los mejores jugadores del sector. Conozca los detalles a continuación.

La industria de los restaurantes, especialmente el segmento de “comida rápida casual” ha tenido un excelente desempeño en lo que va de 2015. Esto se debe principalmente a las mejoras registradas en la economía de los Estados Unidos y al incremento del consumo y del gasto en el país.

En esa línea, los expertos vaticinan un cierre de año prometedor para las principales cadenas del rubro, en función del impulso que recibirán durante las fiestas.

Sumado a ello, el indicador de confianza del consumidor se encuentra en avance desde el mes de agosto, aspecto que también se presenta como driver para el sector, por lo que los inversores pueden sentirse optimistas con respecto a los negocios en este particular.

Sin embargo, el problema es que entre tantas oportunidades de inversión en un mismo nicho es difícil escoger las más acertadas, por lo que la mejor manera de hacer una jugada en este sentido puede ser a través del nuevo ETF lanzado por las firmas Factor Advisors y Penserra Capital Management, bajo el símbolo BITE.

Agregue sabor a su portafolio

De acuerdo con un artículo del portal Nasdaq.com, el instrumento es el único fondo dedicado exclusivamente a replicar el comportamiento de los jugadores de la industria de los restaurantes de los Estados Unidos.

El fondo BITE, monitorea a un conglomerado de alrededor de 46 acciones de compañías del sector, entre las que figuran nombres como Buffalo Wild Wings (NASDAQ: BWLD), Chipotle Mexican Grill (NYSE: CMG) y Carrols Restaurant Group (NASDAQ: TAST).

En lo que va de año, el grupo de empresas seguidas por el índice Dow Jones U.S. Restaurants & Bars  ha arrojado un rendimiento de 20,5%, según datos de CNBC.  Esta cifra supera ampliamente al retorno de 11% registrado por el sector de consumo discrecionario del S&P 500.

Frente a este desempeño, vale la pena fijar la atención en el segmento, que también obtuvo un buen posicionamiento durante la temporada de reportes de balances financieros corporativos.

El horizonte

El instrumento BITE se centra en una industria poseedora de sólidos fundamentos que garantizan su buen rendimiento a futuro. Estos drivers van más allá del efecto positivo que tendrá la temporada de fiestas sobre el consumo.

Según datos recopilados por el portal Nasdaq.com, un hogar promedio en los Estados Unidos gasta alrededor de 2.600 dólares anuales en restaurantes y come fuera de casa más de cinco veces por semana, por lo que fijar presencia en un fondo como BITE es una jugada de negocios con potencial de retornos muy atractivos.

Dado el ambiente optimista del mercado y teniendo en cuenta el esfuerzo realizado por las cadenas de restaurantes más populares, por ofrecer un servicio óptimo, la racha positiva del sector aún cuenta con un gran espacio para avanzar.

No obstante, es importante que los inversores consideren que el segmento funciona a partir de la confianza del consumidor, por lo que esto sumaría un componente de incertidumbre a futuro para los negocios en este ámbito.

En esa línea, es importante que usted se mantenga atento  a la evolución de los indicadores macroeconómicos en los Estados Unidos, para establecer una proyección del comportamiento de la actividad tanto productiva, como bursátil de los jugadores del sector.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle un análisis detallado sobre las diversas alternativas de inversión  disponibles en el mercado para usted, así como las razones por las que se perfilan como una oportunidad de oro para su cartera, a través de informes especiales elaborados por nuestro equipo de expertos.

Recíbalos suscribiéndose a nuestro  Newsletter gratuito haciendo click aquí.

//

//

Deja tu respuesta