La Reserva Federal volvió a decir que no, pero…

El banco central estadounidense decidió no subir las tasas de interés. Sin embargo, dejó la puerta abierta a un posible alza en diciembre. ¿Bajo qué condiciones sería posible? Acá se lo explicamos.

A pesar de las especulaciones y las apuestas de los analistas, la Reserva Federal (FED) de los Estados Unidos decidió ayer mantener estables las tasas de interés que se encuentran entre el 0 y el 0,25%. Sin embargo, dejó la puerta abierta a una posible suba durante su última reunión del año prevista para diciembre.

Y si bien los inversores esperaban que la Fed mantuviera sin modificaciones las tasas, la referencia directa a diciembre fue una sorpresa.

En un comunicado difundido tras finalizar su reunión de dos días, el banco central estadounidense afirmó estar menos preocupado por las turbulencias en los mercados financieros y la incertidumbre en torno a la evolución de la economía global. En este sentido, resaltó que en su próximo encuentro evaluará un aumento de tasas.

Para eso, según expresó en el comunicado, la Fed evaluará el progreso tanto realizado como previsto hacia sus objetivos de máximo empleo y una inflación de 2%. “El comité continúa viendo que los riesgos en el panorama de la actividad económica y el mercado laboral están casi equilibrados”, precisó la entidad.

A partir de esto, muchos inversores que ya daban por descartada la posibilidad de que la Fed suba las tasas este año cambiaron rápidamente sus expectativas. De este modo, los contratos de futuros señalan que la probabilidad de un alza durante 2015 pasó de un 34% a un 42%.

¿Habrá suba de tasas en 2015?

En esta oportunidad, la Reserva Federal eliminó de la declaración una oración que había escrito en septiembre. Esta aludía a las turbulencias de los mercados y los acontecimientos de la economía global como factores que podrían socavar el dinamismo de Estamos Unidos. Y si bien esto no garantiza un alza de tasas este año, reduce los obstáculos para que finalmente suceda.

Lo cierto es que desde septiembre el panorama se ha ido aclarando. Según señala Wall Street Journal, el Promedio Industrial Dow Jones ha crecido 5% desde la reunión, lo que evidencia que las tensiones en los mercados financieros se han disipado.

“El comité adoptó la decisión de salir a combatir la percepción que imperaba en el mercado de que postergará un aumento hasta 2016”, señaló a la publicación Stephen Stanley, de la firma de valores Amherst Pierpoint. “La Fed está enviando una señal de alerta de que un alza de tasas en diciembre es el escenario más probable”, agregó.

Por lo pronto, la próxima reunión del año de la Fed está prevista para el 15 y 16 de diciembre. Mientras tanto, el organismo dispondrá de dos meses de datos para evaluar cuál será su próximo paso y definir si la economía está lo bastante fuerte como para soportar la primera suba de tasas desde 2006.

Tal como le explicamos en publicaciones anteriores, los más beneficiados con la política de tasas bajas son los commodities y los activos relacionados con los mercados emergentes. Por eso, si quiere conocer herramientas para invertir en ellos, puede suscribirse al newsletter semanal de Inversor Global. 

A través de él, nuestros especialistas le brindarán las mejores recomendaciones para manejar su dinero en el mercado internacional. Si todavía no lo recibe, pídalo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta