El Big Ben marca la hora de apostar por esta inversión

El Banco de Inglaterra hizo un anuncio bastante prometedor para aquellos ahorristas que quieran diversificar sus carteras. ¿Qué inversión es la que más se beneficiará? Aquí le contamos.

Nuevamente se abre una puerta de entrada al mercado de Gran Bretaña. Y, de hecho, varios inversores ya comenzaron a abrirse paso para lograr grandes ganancias.

No solo es atractiva por la resolución que acaba de tomar el Banco de Inglaterra, sino también porque se transforma en una estrategia única: los inversores podrán diversificarse geográficamente, separándose un poco del riesgo que les puede representar el mercado estadounidense.

¿Qué pasa cuando un banco central decide dejar las tasas de interés cerca de cero?

En pocas palabras, significa que el precio del dinero va a mantenerse bajo. Esto se logra, además, imprimiendo más billetes, para así estimular el crecimiento económico. Y cuando hay más dinero en circulación y el mismo está “barato”, esto lleva al inversor a tomar más riesgos y a volcarse a la renta variable.

Es precisamente esa la oportunidad que existe en Reino Unido.

Dinero fácil para el inversor

De acuerdo con un artículo de la agencia Reuters, los directivos del Banco de Inglaterra votaron por mantener las tasas en un mínimo histórico de 0,5%. Su argumento se basó en que una de las condiciones para incrementar las tasas -la inflación- no alcanzará el objetivo de 2% al menos por los próximos meses.

Y este anuncio fue recibido con optimismo por parte de los analistas del mercado.

Un experto de la firma Hargreaves Lansdown afirmó que se generó un gran alivio tras confirmarse la medida. Además, confirmó que el índice de la Bolsa de Londres (FTSE 100) está experimentando un empuje gracias a la noticia.

Específicamente, el índice de petróleo y gas del Reino Unido subió 0,4% durante la jornada, mientras que el índice de minería avanzó un 0,8%. Este último fue también responsable de la performance positiva del FTSE 100.

Los riesgos

Apostar a la economía del Reino Unido, que mantiene un crecimiento moderado y una mejor estabilidad que sus pares europeos, es una opción que podría beneficiar a su cartera de inversiones durante los meses venideros.

Sin embargo, también hay que analizar cuáles son esas fuerzas que actúan en contra.

La más grave es la débil expansión económica mundial. Según el Wall Street Journal, el jefe del Tesoro del Reino Unido, George Osborne, dijo que la nación no se salvará si la economía global entra en otra recesión. Su declaración se basó en las cifras de empleo menores a las esperadas en Estados Unidos y la inestabilidad en la zona euro y China.

Y a esto se añaden los datos del Fondo Monetario Internacional, que acaba de rebajar sus previsiones de crecimiento para este año y el próximo, señalando que la desaceleración en China y otros mercados emergentes ha aumentado el riesgo de que la economía mundial termine en recesión el próximo año.

En conclusión, los mercados van a continuar afectados por el contexto económico general y el Reino Unido no estará exento. El próximo año va a ser bastante desafiante para el inversor y tendrá que estar preparado para lidiar con la volatilidad, además de buscar grandes oportunidades.

De hecho, en Inversor Global queremos acercarle algunas opciones en Gran Bretaña que puede considerar para su portafolio de inversiones. Esta información la encuentra en el siguiente documento especial con contenido gratuito y exclusivo. Para acceder a él, haga click aquí.

Deja tu respuesta