Hágase amigo de su peor enemigo

Para muchos, la volatilidad es el peor escenario para invertir. Sin embargo, a veces, se trata del mejor momento para comprar acciones y aprovechar una crisis. En esta nota, conozca cómo utilizarla a su favor.

Los períodos de volatilidad suelen generar miedo y temor entre los inversores. Sin embargo, y a pesar de lo que muchos creen, a veces son el mejor momento para comprar acciones y aprovechar una crisis. De hecho, muchas de las oportunidades de inversión de los últimos años han surgido después de producirse momentos de elevada volatilidad.

Ante estas circunstancias que amenazan la estabilidad de las Bolsas y los portafolios de inversión de muchas personas alrededor del mundo, el pánico suele adueñarse del mercado y provocar olas de ventas generalizadas. En este turbulento contexto, son muy pocos los que mantienen la calma para tomar decisiones racionales.

Para pertenecer a este pequeño grupo, simplemente hay que saber tener paciencia y estar atento a los movimientos del mercado para apostar en el momento exacto. Esto le brindará una excelente oportunidad para tomar posición en determinados activos y obtener una rentabilidad importante.

En este sentido, una de las mejores formas de mantener la calma durante las épocas de turbulencia financiera es contar con una adecuada estrategia de inversión que le permita enfocar su jugada hacia un análisis de valor. De este modo, podrá identificar fácilmente las diferentes oportunidades que existen actualmente en el mundo bursátil.

Lo que nos dejó la volatilidad

Recientemente hemos sido testigos de un episodio bastante turbulento en los mercados: la devaluación del yuan, la desaceleración de la economía china y la posterior corrección de la Bolsa de Shanghai. Estos acontecimientos provocaron un gran nerviosismo y una marcada incertidumbre entre los inversores.

El sentimiento negativo se propagó inmediatamente a todo el mundo y muchos inversores decidieron desarmar sus posiciones. De hecho, tanto el VIX -que mide el miedo del S&P 500- como el VDAX -que hace lo propio para el DAX alemán- reflejaron subas importantes que llegaron niveles máximos de hace tres años.

Sin embargo, lo que dicen muchos analistas es que después de la tormenta, llega la calma, y justamente ahí es cuando se generan las mejores oportunidades de compra en los mercados bursátiles. En este sentido, la clave está mantener un horizonte de inversión a largo plazo y ser flexible para adaptarnos y aprovechar cada escenario.

Una de las oportunidades que dejó la marcada volatilidad de los últimos meses se encuentra en el mercado europeo. Más alejado de los efectos de la devaluación del yuan, especialistas consultados por el sitio Estrategias de Inversión siguen centrándose en la recuperación europea como base para realizar sus movimientos.

En esta línea, sostienen que la depreciación del euro sumada a la aplicación del QE en el largo plazo generan un clima perfecto para apostar por acciones de compañías europeas en estos momentos.

Si quiere conocer más inversiones para aprovechar el contexto de volatilidad actual, puede suscribirse al newsletter semanal de Inversor Global. A través de él, nuestros especialistas le brindarán las mejores recomendaciones para manejar su dinero en el mercado local e internacional.

Si todavía no lo recibe, puede pedirlo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta