Ese invitado inesperado llamado recesión

¿Alguna vez le pasó estar en una fiesta y que en el medio de la misma se haga presente alguien que jamás esperaría ver ahí? A la política estadounidense le ocurre algo semejante. Analicemos con cuidado esto.

No quiero asustarlo con el título de esta columna y por eso le pido que no se preocupe porque Estados Unidos no está en recesión. Los últimos datos de crecimiento económico arrojan datos que muestran que el país está lejos de un deterioro económico, pero….

La historia siempre tiende a repetirse y los estrategas políticos, más que los economistas, están atentos a lo que pueda suceder durante el próximo año electoral.

Si aún no sabe, Estados Unidos se encuentra en plena campaña electoral para elegir un sucesor al actual presidente Obama quien no puede postularse nuevamente ya que la Constitución se lo prohíbe. En noviembre de 2016, los residentes de aquél país, acudirán a las urnas y decidirán si el candidato por el Partido Demócrata o su par del Partido Republicano, habitará la Casa Blanca a partir de enero de 2017.

Pero vayamos al tema que nos reúne hoy…

Según el National Review of Economic Research (NRER), desde 1945 Estados Unidos ha sufrido al menos un promedio de una recesión económica de alguna magnitud u otra cada 5 años. Quiero recordarte que una recesión se define como dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo en la economía de un país.

Según en NRER, la última recesión culminó en junio de 2009 cinco meses más tarde de la asunción de Obama como presidente y la economía de los Estados Unidos está en tiempo de descuento para que nuevamente entre en recesión.

Las campañas presidenciales de los 18 candidatos que han oficializado su candidatura a la Casa Blanca por ambos partidos, miran atentamente la historia económica de los Estados Unidos y coinciden que el país debería experimentar una contracción en su PBI pronto, justo a tiempo para las elecciones presidenciales de 2016.

Económicamente hablando, el mundo no levanta cabeza y el único foco de crecimiento sostenido, es Estados Unidos. Sin embargo, la Reserva Federal norteamericana evalúa subir la tasa de interés de referencia muy pronto y ningún candidato oficialista quiere un enfriamiento de la economía durante un año electoral.

Una suba de la tasa, necesariamente provocará una caída en el crecimiento de la economía norteamericana y esto hace sonar las alarmas en el Partido Demócrata quien actualmente gobierna el país.

En la historia electoral de este los Estados Unidos, un auge económico no garantiza una victoria al partido en el poder pero una recesión sepulta cualquier posibilidad de alzarse con la presidencia.

Para ilustrar mi argumento, me remonto al año 2000 cuando Al Gore se postuló a presidente tras ocho años de auge económico del ex presidente Bill Clinton pero cayó derrotado ante George W. Bush.

Por lo contrario y más recientemente en durante las elecciones presidenciales de 2008, el candidato republicano John McCain, fue apabullado en las urnas por Barack Obama quien se aprovechó la recesión económica de 2008 para alzarse con la presidencia.

Si consideramos la historia económica y su impacto en la campaña electoral americana, los demócratas empujan por ahuyentar una posible recesión y los republicanos desean que venga durante el último trimestre de 2016 para coincidir con las elecciones presidenciales.

Para usted, con el traje de inversor, le recomiendo que no se preocupes ya que, por ahora, no hay signos que indiquen un deterioro generalizado de la economía norteamericana. Pero recuerde que la historia tiende a repetirse y tal vez un inesperado invitado podría irrumpir en la campaña presidencial de los Estados Unidos pronto.

graf

El gráfico anterior es elocuente, y un paso en falso de la Reserva Federal podría hacer que se vean dos barras rojas consecutivas (recesión) pronto. Tengo cuidado y siga atentamente cada movimiento.

Para ello no le pido que esté atento a las noticias financieras diarias.

Yo le simplificaré el camino. Me encargaré de hacerlo y usted sólo deberá tomarse 5 minutos al día.

¿Cómo es eso?

Suscríbase acá a mi newsletter diario “Mercado en 5 Minutos” y luego se enterará.

Un saludo cordial.

Sebastián.

Comments 2

  1. Matilde Maisonnave
  2. Matilde Maisonnave

Deja tu respuesta