Esta inversión se queda sin nafta

Frente a los constantes estragos en el sector energético, sumado a las preocupaciones vinculadas al cambio climático, algunos fondos financieros ofrecen la singular propuesta que le presentamos a continuación.

El sector energético no se encuentra experimentando su mejor momento. Desde mediados de 2014, los precios del petróleo han caído bruscamente, pasando de cotizar en más de 90 dólares el barril a un promedio de 45 dólares a la fecha.

En esa línea, las acciones de las grandes compañías pertenecientes  al rubro  han sufrido bajas de gran magnitud en lo que va de 2015.

Esto, sumado a las crecientes preocupaciones por el cambio climático y el deseo de muchos inversores de optar por alternativas de negocios verdes, han dado paso a nuevas propuestas comandadas por algunas firmas financieras.

Invertir… ¿desinvirtiendo?

En oportunidades anteriores hemos explicado que las inversiones en el segmento energético deben considerarse apuestas a largo plazo de éxito garantizado, sin importar la volatilidad de la industria actualmente.

Sin embargo, existen tendencias alternativas  para aquellos impacientes que deseen obtener ganancias en el futuro cercano, o bien tienen intenciones de hacer negocios sin dejar de lado el componente moral.

Se trata de la propuesta de desinversión en activos vinculados a energías fósiles que ofrecen fondos financieros como el Rockefeller Brothers Fund.

La firma que inició esta modalidad de negocios en 2014, ya comenzó a cosechar los frutos de la iniciativa, logrando que la misma cobre impulso en el mercado.

¿En qué consiste la jugada?

Tal como se explica en una publicación de CNN Money, el fondo en Rockefeller Brothers puso un alto a las incorporaciones de activos relacionados con petróleo, gas, carbón y demás commodities similares a su cartera.

Según el vocero de la firma, Stephen Heintz, esto ha sido posible sin afectar el rendimiento general del portafolio, que maneja un capital superior a los 850 millones de dólares.

Inclusive, la estrategia ha permitido que el fondo supere sus rendimientos máximos del pasado.

Moral y finanzas

De acuerdo con información de CNN Expansión, la jugada permite combinar el deseo de los inversores de sumar negocios verdes a su haber, junto con la garantía de lograr excelentes retornos a futuro, puesto que existe un horizonte de acción más corto para el segmento de combustibles tradicionales, que el establecido en el pasado.

Sin embargo, deshacerse de las posiciones relacionadas con el rubro energético tradicional no es una tarea que puede cumplirse de la noche a la mañana. Según datos de la firma Rockefeller, la “desinversión”  total en su caso tomará tres años aproximadamente, logrando concretarse en 2017.

 A la fecha, el fondo cuenta con una exposición a los activos de combustibles del 4%, en comparación con el 7% que poseía en 2014.  De esa manera, este jugador realizó una migración del capital a negocios directamente relacionados con energías renovables.

En Latinoamérica, algunos jugadores se están sumando a la tendencia. Según CNN Money, se conoce información de fondos vinculados al sector de infraestructura en Brasil que están desarrollando unidades de inversión libres de activos energéticos tradicionales.

En Wall Street, ya se está evaluando la demanda de este tipo de operaciones, por lo que seguramente en el futuro cercano escuchará hablar de nuevas alternativas en este particular.

Manténgase alerta a las nuevas tendencias de inversión que el mercado puede ofrecerle, con el objeto de diversificar su cartera.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle un análisis detallado sobre las diversas alternativas de inversión  disponibles en el mercado para usted, así como las razones por las que se perfilan como una oportunidad de oro para su cartera, a través de informes especiales elaborados por nuestro equipo de expertos.

Recíbalos suscribiéndose a nuestro  Newsletter gratuito haciendo click aquí.

Deja tu respuesta