¿Cómo identificar una oportunidad de inversión de oro?

Existen 5 características fundamentales que todo negocio de éxito garantizado debe reunir. A continuación se las presentamos con el objetivo de que las tenga en cuenta a la hora de sumar activos a su cartera.

El común denominador de los inversores dedica gran parte de su tiempo a definir estrategias de negocios rebuscadas, que no siempre cumplen con el propósito perseguido.

Establecer un plan de inversiones efectivo en lo que al mercado accionario se refiere, no tiene que ser una tarea frustrante, de hecho, es una arte que en ocasiones resulta bastante sencillo. Solo basta con fijarse en ciertos elementos claves que en conjunto,  tarde o temprano impulsarán el alza del activo al cual pertenecen.

De acuerdo con expertos de Market Watch, estos aspectos afines a una misma acción se reducen a: valor, tamaño, el momento, volatilidad y calidad.

La efectividad de fijar presencia en activos que ofrezcan estos componentes en la medida correcta ha sido tal, que el segmento de instrumentos ETF (fondos que replican el comportamiento de acciones con características comunes), ha sido exponencial.

A continuación le explicamos cómo operan estas variables en el comportamiento de una acción.

  1. Valor

La filosofía de la inversión de valor fue inmortalizada por el legendario Ben Graham, la misma se fundamenta en el hecho de que las acciones con bajas valoraciones bursátiles, generalmente obtienen mejores resultados en el largo plazo, que aquellas que cotizan a niveles altos.

Esto sucede, siempre y cuando los fundamentos financieros de la empresa en cuestión sean sólidos y por ende su precio en el mercado no se corresponda con su potencial, lo que también se conoce como subvaluación.

Es por ello, que usted debe prestar atención a los papeles que cotizan a la baja y analizar los motivos de ese comportamiento, con el propósito de sumar a su cartera a los grandes ganadores de la Bolsa a futuro.

  1. Tamaño

Esta variable puede jugar en dos direcciones, dependiendo del perfil de riesgo del inversor.

Las acciones pertenecientes a empresas de pequeña capitalización, tienden a desempeñarse mejor que las de compañías de mayor tamaño, en vista de que tienen mayor margen de crecimiento, e implican un riesgo mayor de inversión.

Por lo que si usted es un inversor tolerante al riesgo, puede optar por alternativas de este tipo, que le ofrecerán rendimientos excepcionales.

  1. Momento

A pesar de que este factor es objeto de controversia entre los fundamentalistas tradicionales de la inversión de valor, la realidad es que las finanzas modernas operan bajo dinámicas bastante particulares.

El “momento” de la inversión está vinculado a la tendencia que están siguiendo ciertos actores de la escena, y que bien podría continuar para los mismos, en función de las circunstancias que les rodean.

Según datos de Market Watch, los grande ganadores de los últimos 6 y 12 meses en el mercado de valores, tienen grandes posibilidades de continuar la racha positiva que vienen presentando hasta ahora, durante los próximos meses.

El mismo principio aplica para los perdedores del contexto.

  1. Volatilidad

Es muy común escuchar que aquellos actores que albergan más volatilidad, ofrecen los mejores retornos a futuro. Este principio no es cierto en todos los casos.

Los altos niveles de volatilidad inherentes a una acción ofrecen una recompensa cuando el jugador ostenta sólidos fundamentos financieros y cuenta con potencial de crecimiento a futuro.

En otras palabras, la volatilidad funciona positivamente cuando el actor vinculado a ésta cuenta con las variables de valor, tamaño y momento a su favor.

  1. Calidad

La calidad de un activo está muy relacionada con su valor. La misma hace referencia a bajos niveles de deuda, estabilidad en términos de ganancias y altos rendimientos sobre sus inversiones.

En ese sentido, las acciones que poseen esta virtud, tienden a desempeñarse muy bien a largo plazo.

Es importante tener claro que las circunstancias presentes en el mercado tienen un gran nivel de influencia sobre las variables mencionadas, motivo por el que no todos los años estos factores influirán positivamente sobre el desempeño de las acciones en la Bolsa, en la misma medida.

Es por ello, que con el objetivo de optar por alternativas que ofrezcan estos atributos en conjunto, vale la pena fijar presencia en el mercado a través de los fondos ETF, que como mencionamos en un principio agrupan actores con características positivas comunes y al mismo tiempo, son instrumentos que permiten atenuar el riesgo de invertir en acciones individuales.

Tenga en cuenta estos aspectos claves, a la hora de adicionar jugadores a su cartera.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle un análisis detallado sobre las diversas alternativas de inversión  disponibles en el mercado para usted, así como las razones por las que se perfilan como una oportunidad de oro para su cartera, a través de informes especiales elaborados por nuestro equipo de expertos.

Recíbalos suscribiéndose a nuestro  Newsletter gratuito haciendo click aquí.

Deja tu respuesta