Además de todo, Kicillof es un pésimo inversor

El ministro de Economía contó por televisión en qué invierte sus ahorros personales: plazo fijo, ladrillos y construcción. ¿Son las mejores alternativas? En esta nota se lo contamos.

Muy pocas veces los políticos dicen abierta y públicamente lo que hacen con sus finanzas personales. Sin embargo, ante una pregunta realizada por el periodista Luis Novaresio en el programa Desayuno Americano, Axel Kicillof fue la excepción.

Nuestro ministro de Economía se animó a contar por televisión en qué  invierte sus ahorros.

¿Qué dijo Kicillof? La respuesta quizás lo sorprenda.

El titular del palacio de Hacienda señaló que invierte en “plazo fijo, ladrillos y construcción”, y luego, agregó que está viendo de comprar un departamento de pozo. Ahora bien, ¿son buenas inversiones? Se lo preguntamos a nuestro economista, Nery Persichini, y esto fue lo que nos contestó:

Plazos fijos

Si bien las inversiones en plazo fijo son una de las más comunes y tradicionales entre los argentinos, Persichini afirmó que son una de las peores apuestas. “No es una decisión mala en sí misma, sino que es desatinada porque su rendimiento debe compararse con la inflación”, señaló.

De acuerdo con datos del Banco Central, un plazo fijo a más de 180 días rinde un 26% anual. Al parecer es una cifra atractiva, pero si se la compara con la inflación de los últimos 12 meses -25,9% según el Congreso de la Nación- apenas llega a empatarle. Y si miramos los precios de 2014, el resultado real de un plazo fijo es aún más negativo al compararlo con una inflación de 38% anual.

En esta línea, Persichini agregó que “el plazo fijo también pierde si miramos al futuro, ya que las expectativas de inflación que releva la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) dan un promedio de 27,5% de aumento en los precios en los próximos 12 meses”.

“Quienes solo ven el retorno nominal del depósito a plazo y no tienen en cuenta el encarecimiento del costo de vida sufren de ilusión monetaria”, advirtió.

Ladrillos

Respecto a las inversiones en ladrillos, el economista explicó que “tomando como referencia las propiedades usadas, éstas tienen resultados positivos, aunque magros”. Según Reporte Inmobiliario, la renta bruta de los departamentos es apenas superior al 3% anual, pero si a ese resultado se le descuentan los gastos, la renta neta se reduce al 1,5% anual en dólares.

“Esta rentabilidad es apenas una pequeña fracción de lo que se puede obtener con alternativas conservadoras en la Bolsa, como lo son los bonos de corto plazo denominados en dólares”, afirmó el editor de Revancha Argentina.

Departamento de pozo

Por último, Persichini sostuvo que la decisión del Ministro de invertir desde el pozo sería la más acertada de las tres.

“Por un lado, la forma de pago en pesos permite un financiamiento de mediano plazo que posibilita una dolarización diferida de los ahorros. Y por el otro, la propiedad una vez terminada se negocia a un valor mucho mayor que el costo de entrada, debido al transcurso del tiempo y al riesgo incurrido tanto por el constructor como por los propietarios”.

Sin embargo, advirtió que esta inversión corre con el riesgo del aumento inflacionario, debido a que el valor de las cuotas en pesos se ajusta por el Índice de Precios de la Construcción Argentina.

¿Quiere conocer alternativas más rentables que las utilizadas por Kicillof? Recuerde que puede suscribirse al newsletter gratuito de Inversor Global. A través de él, nuestros especialistas le brindarán las mejores recomendaciones para manejar sus ahorros en el mercado local e internacional. Si todavía no lo recibe, pídalo gratis con un click aquí.

Comment 1

  1. juan

Deja tu respuesta