5 economías que no deberían formar parte de su portafolio

En este artículo de Inversor Global, conozca cuáles son los países que podrían experimentar grandes tropiezos a futuro y los motivos que provocan la tendencia según los especialistas de HSBC.

En materia económica, generalmente los analistas se ocupan de establecer proyecciones en función de la variable de crecimiento de los países, en lugar de prestar atención a las señales de vulnerabilidad que arrojan estos.

Mientras la mayor parte de los mercados internacionales parece estar estabilizándose luego de un trimestre bastante turbulento, en otras regiones está teniendo lugar un escenario menos positivo que los especialistas e inversores podrían estar pasando por alto.

De acuerdo con declaraciones de expertos de HSBC, citadas por Bloomberg, existen 5 economías que podrían verse influenciadas negativamente por los acontecimientos a suscitarse en la dinámica financiera internacional.

El diagnóstico

En el futuro cercano, tres tendencias estarán dominando la escena financiera según los voceros de HSBC. Las mismas, podrían impactar directamente sobre países como Malasia, Indonesia, Suecia, Noruega y Nueva Zelanda.

A continuación, las describimos.

Fragilidad en Asia: la fuga de capitales está afectando en gran medida a las economías asiáticas, lo que se refleja principalmente en sus perspectivas de crecimiento. Debido a la proximidad de Malasia e Indonesia a China, las preocupaciones tanto desde el punto de vista geográfico como comercial, giran en torno a estas naciones particularmente.

De esa manera, los aspectos a tener en cuenta para considerar la lógica de esta apreciación tienen que ver con la constante devaluación de las monedas pertenecientes a estos países, así como el crecimiento acelerado de sus niveles de deuda corporativa.

Burbujas en las economías desarrolladas: los analistas de HSBC, hicieron énfasis en los altos precios de los inmuebles y los importantes niveles de deuda en el segmento de propiedades, que se registran en países como Suecia y Noruega.

Esto, sumado a las bajas tasas de interés que reinan en el mercado, representan un alto riesgo financiero para los actores en cuestión, sobre todo ante un escenario de suba de tasas de interés a futuro, puesto que dichas economías podrían no tener capacidad de respuesta para enfrentarlo.

Commodities a la baja: el sector energético es una de las grandes preocupaciones de los expertos. Especialmente, cuando se habla de mercados emergentes, ya que estos dependen de gran medida de los ingresos fiscales vinculados al segmento.

En esa línea, la incertidumbre gira en torno a Brasil, Rusia, Colombia, Chile y los países árabes.

De acuerdo con información de Bloomberg, Nueva Zelanda también forma parte del grupo de “los acusados”, debido a la estrecha relación que guarda con China, además del fuerte descenso en los precios de la leche, principal protagonista de su actividad exportadora.

Sin embargo no todo está perdido. Usted como inversor global puede observar otros horizontes. Tal es el caso de Japón y Filipinas, países que en el pasado no gozaron de los mejores pronósticos pero que hoy, parecen comenzar a transitar un camino diferente.

Principalmente, con respecto a Filipinas, el buen presagio se debe a su mínima exposición a China y al rubro de materias primas.

Tenga presente estas apreciaciones a la hora de realizar ajustes en s estrategia de inversiones a nivel internacional.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle asesoramiento sobre las diversas estrategias y alternativas de inversión que usted debe tener en cuenta  para hacer negocios en el contexto local e internacional, a través de informes especiales elaborados por nuestro equipo de expertos.

Recíbalos suscribiéndose a nuestro  Newsletter gratuito haciendo click aquí.

Deja tu respuesta