Un sector a precio de ganga

Hasta ahora muchos expertos estaban de acuerdo en señalar que la caída de la Bolsa china ha destapado importantes oportunidades de inversión en Estados Unidos y Europa. Pero, ¿y las oportunidades en la propia China? Descúbralas a continuación.

Cuando Federico Tessore, fundador y presidente de Inversor Global, me llamó para pedirme asistir como ponente por segundo año consecutivo en la Conferencia Anual de Inversor Global que se celebrará este fin de semana en Uruguay, ésa fue sin duda una de las mejores noticias que me podía dar.

Hace aproximadamente un año asistí por primera vez a este evento y lo cierto es que quedé fascinado por la experiencia y el amplio conocimiento de los economistas que nos dieron su visión de cómo evolucionarán los mercados en el próximo año y dónde podemos encontrar las mejores oportunidades de inversión.

Conozco a Federico desde hace casi tres años y sé que siempre quiere más, por ello para la edición de este año ha invitado a prestigiosos economistas de talla mundial como Jim Rickards –quien acumula más de 20 años de experiencia en Wall Street y además fue asesor de la CIA en guerras financieras- y a Daniel Lacalle, que muchos en España conocen por sus frecuentes apariciones en los medios de comunicación nacionales.

En la conversación que tuve con Federico le dije que me parecía injusto que miles de lectores de Inversor Global en España no pudieran asistir a la Conferencia Anual al celebrarse esta en Uruguay. Él lo entendió y desde entonces estamos trabajando para que todos nuestros seguidores en España puedan acceder a todo lo que estos expertos compartan en el evento del año.

 

Todos los ojos puestos en China

Uno de los mayores privilegios de asistir a la Conferencia el año pasado fue charlar largo y tendido con el editor del newsletter de recomendaciones de inversión OfWealth.

Tras pasar 15 años trabajando en Asia para uno de los mayores bancos de inversión del mundo y llegar a ser el jefe de estrategia de este banco para la región Asia-Pacífico, es una de las personas del mundo que más sabe sobre lo que está pasando en China.

En uno de sus últimos artículos habla de la situación actual del sector bancario chino y nos desvela lo que puede ser la mayor ganga en años, o un desastre financiero que arrastre a los mercados mundiales.

Lo invito a leer el artículo original en inglés haciendo click aquí, pero le adjunto un resumen y mi opinión sobre por qué es un tema apasionante que debemos seguir de cerca durante las próximas semanas.

El sector bancario chino se encuentra altamente concentrado en torno a 4 entidades: Industrial and Commercial Bank of China, China Construction Bank, Agricultural Bank of China y el Bank of China (que no debemos confundir con el Banco Central de la República Popular de China).

tabla

 

Como puede ver en la tabla anterior, los ratios de las principales entidades bancarias chinas indican que, al precio actual, estos bancos son en principio alternativas de inversión realmente atractivas.

La rentabilidad por dividendo oscila entre el 7,25% en el caso del Bank of China y el 7,90% en el caso del Agricultural Bank of China. Muy superior a la de los principales índices europeos como el Eurostoxx 50 que ronda el 3,5% y desde luego muy superior a la rentabilidad que pagan los depósitos bancarios actualmente, que en la mayoría de los casos no llega al uno por ciento anual.

Otra medida que nos indica que las acciones del sector bancario chino se encuentran en múltiplos muy atractivos es el ratio precio-ganancia, que oscila entre el 5,67 del Agricultural Bank of China y el 8,19 del Bank of China.

Para que se haga una idea, de acuerdo a las ganancias actuales en tan solo 5-6 años recuperaría su inversión en uno de estos bancos, mientras que los accionistas del Santander o del BBVA tardarían el doble, unos 11-12 años aproximadamente.

Sin embargo no caiga en la simplicidad de que los bancos chinos son una ganga sólo por estos números.

Un ratio precio-ganancia nos puede indicar dos cosas: o bien que nos encontramos ante una ganga y que por tanto hay que comprar; o que el mercado ha descontado una fuerte caída en los beneficios de estas empresas y, cuando estas cifras de beneficio se conozcan, el ratio volverá a un valor normal.

Esta es una inversión altamente especulativa ya que es muy difícil determinar qué ocurrirá en los próximos meses con China. Las ganancias potenciales son muy altas si finalmente se produce un “suave aterrizaje” de la economía china, que en adelante crecerá a ratios menores de los que venía registrando durante las últimas décadas.

Sin embargo, las pérdidas potenciales también son muy elevadas si en China explota una burbuja inmobiliaria y de crédito que multitud de expertos llevan alertando desde hace años.

No se trata de una inversión para todo el mundo, pero sin duda es una inversión que debemos tener bajo el radar durante los próximos meses.

 

Un cordial saludo,

Alberto Redondo

Inversor Global España

Comentarios

Compartido