Sea el ganador de esta segunda vuelta

El Gobierno volvió a emitir el Bonad 2017, pero en esta oportunidad por 1.500 millones de dólares. Si quiere conocer cómo ganarle a la devaluación, esta es su oportunidad.

Luego de una exitosa colocación a comienzos de agosto, el gobierno nacional licitó hoy una nueva emisión de bonos vinculados al dólar: el BONAD 2017.

Como ya sabrá, este título de deuda está atado a la divisa estadounidense y a la evolución del tipo de cambio oficial. Pero a diferencia de la primera vez, en esta oportunidad el gobierno emitió hasta el triple de lo que había anunciado el Ministerio de Economía, Axel Kicillof: nada más ni nada menos que 1.500 millones de dólares.

¿De qué se trata este instrumento?

De acuerdo con la Resolución Conjunta 240/2015 y 62/2015, la fecha de emisión del bono será el 21 de septiembre de 2015 y su vencimiento será para la misma fecha de 2017. Y si bien está denominado en dólares, se comprará y pagará (tanto intereses como capital) en pesos en función de la evolución del tipo de cambio oficial.

De este modo, el BONAD 2017 funciona como cobertura contra la devaluación y permite a los inversores aprovechar la brecha del 32% que separa al dólar oficial (9,371 pesos) del dólar contado con liquidación (13,94 pesos). Pero además, ofrece una tasa de interés nominal del 0,75% anual que se pagará el 21 de marzo de 2016 y 2017 y el 21 de septiembre de 2016 y 2017.

Mientras tanto el gobierno -además de financiarse- mantiene la esperanza de restar presión a las distintas cotizaciones paralelas de la moneda estadounidense y, sobre todo, calmar el dólar blue.

En este sentido, según describe un artículo publicado hoy en El Cronista, algunos bancos recomendaron ayer a sus clientes desarmar posiciones en bonos en dólares para pasarse a este instrumento.”Estamos viendo, y recomendando, vender bonos a casi 14 pesos por dólar y entrar a un dollar-linked a cerca de 10 pesos por dólar”, señalaron desde un banco de capital extranjero.

“Es una apuesta a una unificación del tipo de cambio en los próximos años que, como riesgo, tiene la posibilidad de un desdoblamiento cambiario”, afirmaron.

Sin embargo, para aquellos inversores escépticos a una reducción en la brecha cambiaria como la que muchos economistas plantean, existen oportunidades alternativas que permiten cumplir con el objetivo de dolarizar el portfolio de inversiones. Tal es el caso de los bonos en dólares Bonar X y Bonar 2024, cuyos precios se ajustan por dólar implícito y pagan en divisa norteamericana un cupón anual de 7% y 8,75%, respectivamente.

¿Cuál conviene?

Todo depende de su perfil de riesgo, horizonte temporal y objetivos.

Si usted es un inversor con excedente de pesos que espera una devaluación en el mediano plazo, el Bonad 2017 es una buena opción para incorporar a su cartera, ya que le permitirá ganarle la carrera a la depreciación del peso. De todas formas, también puede elegir protegerse de la incertidumbre pre electoral mediante las alternativas en dólares que le mencionamos.

Como siempre le decimos, la clave está en mantener una cartera diversificada que le permita contrarrestar los vaivenes del mercado local e internacional. Por eso, si quiere recibir más recomendaciones para invertir en éste y en otros instrumentos, puede suscribirse al newsletter semanal de Inversor Global. 

A través de una serie de informes especiales, nuestros especialistas le brindarán las mejores recomendaciones para su invertir su dinero en el mercado local. Si todavía no lo recibe, pídalo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta