Los últimos en Europa serán los primeros en su cartera

Las economías de España e Irlanda están mostrando señales claras de recuperación. Conozca a continuación, cómo aprovechar este avance en beneficio de su portfolio de inversiones.

Seguramente, en alguna oportunidad escuchó hablar del grupo de los PIIGS. Acrónimo ideado por los periodistas de finanzas en Europa, para referirse a las 5 economías de la región que destacan por sus profundos problemas económicos.

Se hace referencia de esa manera a Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España.

Actualmente, este bloque en el que ningún país quisiera estar parece estar perdiendo miembros, lo que se traduce en una excelente oportunidad de negocios para los inversores globales.

Se trata de España e Irlanda, naciones que en períodos recientes han mostrado señales bastante claras sobre su recuperación y por ende, conviene echar un vistazo de cerca a las alternativas de inversión que éstas ofrecen antes de que las masas tomen conciencia de ello.

¿Cómo apostar a la resurrección de estos jugadores?

El conjunto de medidas tomadas por las autoridades de estos países dieron sus frutos contra todo pronóstico. Hoy, la economía irlandesa y la española gozan de un atractivo notable en términos de activos de inversión.

De acuerdo con información de Barron’s, los especialistas recomiendandos ETFs para jugar a favor de la recuperación de estos actores. Se trata del MSCI Ireland Capped ETF (EIRL ) y el iShares MSCI Spain Capped Fund ( EWP).

El mercado accionario de las naciones en cuestión ha mostrado un repunte de gran magnitud en lo que va de año. De hecho, el instrumento que replica el comportamiento de los activos de renta variable en Irlanda ha avanzado 18% en 2015 y según los analistas, aún cuenta con mucho más margen de ascenso.

En contraste, el ETF enfocado en las acciones de España ha retrocedido 12% desde comienzos de año, lo que significa que los papeles que se tranzan en el contexto de ese país, están subvaluados hoy, por lo que resultan aún más atractivos.

El motivo de tal consideración, yace en el hecho de que el paquete de medidas para la reanimación de la economía española ha sido bastante efectivo, lo que se evidencia en la expansión de 3%registrada hasta ahora.

Sumado a ello, los problemas vinculados al índice de desempleo -uno de los aspectos más preocupantes en el pasado para el país-,  han logrado atenuarse gracias a la flexibilización del marco regulatorio en este sentido. Al mismo tiempo, los bancos locales han logrado recapitalizarse y la actividad turística e inmobiliaria se ha reactivado considerablemente.

Con todo lo dicho, tenga en cuenta que el ETF que sigue a las empresas españolas está valorado en 1,35 veces su capitalización en libros, lo que equivale a 20 puntos por debajo del promedio mundial.

La tasa de retorno del instrumento es de 3,8%, cifra superior al 3,16% de la media, según datos de la firma Morningstar, lo que sumado a la subvaluación del mismo, le convierten en una oportunidad difícil de rechazar.

La recomendación para el inversor es fijar una estrategia de negocios a largo plazo en Irlanda y España, puesto que las economías de estas naciones seguirán la tendencia positiva a futuro gracias a las reformas acertadas que están siguiendo y en consecuencia, esto sumara competitividad a sus activos de renta variable.

Recuerde que Inversor Global puede ofrecerle asesoramiento sobre las diversas estrategias y alternativas de inversión que usted debe tener en cuenta  de acuerdo con sus necesidades financieras en cualquier contexto, a través de informes especiales elaborados por nuestro equipo de expertos.

Recíbalos suscribiéndose a nuestro  Newsletter gratuito haciendo click aquí.

Deja tu respuesta