Venjatas y ¿desventajas? de invertir en ETFs

Estos instrumentos son el comodín para diversificar cualquier portafolio de negocios. Y más allá de sus numerosos beneficios, algunos especialistas advierten su riesgo como amplificadores de una posible crisis financiera.

En el último tiempo,  los Exchange Traded Funds –mejor conocidos como ETF- se convirtieron en la vedette del mercado y en el comodín para diversificar cualquier portafolio de negocios. Tanto es así, que lograron duplicar su volumen negociado en los últimos 4 años y multiplicarlo por 10 desde el año 2004 en adelante en todo el mundo.

Estos instrumentos cotizan en Bolsa como si fueran acciones y lo que hacen es replicar el rendimiento de otro activo: la variación de cualquier tipo de índice (como el Dow Jones o el S&P 500), commodities u otros derivados financieros. Actualmente mueven 3 mil millones de dólares, según datos publicados por la consultora ETFGI a fines de julio de 2015, lo que evidencia el espectacular crecimiento de este mercado.

De acuerdo con datos publicados en El Cronista, entre enero y agosto de 2015, las inversiones globales que fueron a parar a este instrumento crecieron un 16% con respecto al mismo período de 2014. Mientras que en Japón, la misma progresión alcanzó el 74% entre los dos períodos comparados.

Por eso, si usted alguna vez pensó invertir en ellos, pero desconoce cuáles son sus ventajas y desventajas, en este artículo de Inversor Global se las contamos.

Por qué invertir en ellos

Los analistas afirman que las principales ventajas de los ETF son su simpleza, su bajo costo y su alta liquidez.

En este sentido, según explica Nasdaq, estos instrumentos “combinan la variedad de una cartera diversificada con la simplicidad de operación de un único activo” y “los inversores pueden adquirirlos en el margen, en corto o conservarlos por un período largo de tiempo”, así como también comprarlos y venderlos en cualquier momento durante una rueda bursátil.

Además, como replican todo tipo de activos, los ETF ofrecen alternativas muy numerosas. De este modo, les permiten a los inversores adaptarlos a cualquier estrategia de inversión.

“Los ETF siguen creciendo a este ritmo por la liquidez y transparencia que ofrecen a los grandes inversores institucionales”, afirmó Juan San Pío, analista especializado de Lyxor Asset Management. Siguiendo esta línea, como la gestión de la mayoría de los ETF es pasiva, los costos son muy inferiores a los fondos donde hace falta un administrador para maximizar su rentabilidad.

Es por esto que con los ETF es fácil de entender cuánto dinero se gana, ya que solamente se replica el rendimiento del activo o índice subyacente. Esto le permite al inversor determinar el perfil de rentabilidad y de riesgo del instrumento, y de este modo, diversificar su cartera de acuerdo a su tolerancia al riesgo.

Por qué debe tener cuidado

A pesar de sus numerosas ventajas, algunos especialistas advierten el riesgo que podrían provocar los ETF como amplificadores de una posible crisis financiera. En este sentido, señalan que el mercado está creciendo tanto, que es razonable preguntarse en qué medida no podría descontrolarse más adelante.

De este modo, plantean la incógnita por ver qué producto desarrollará la industria financiera para atraer a los inversores en manada dentro de los próximos años.

Si quiere recibir más recomendaciones para aplicar este y otros instrumentos de inversión a su portafolio , puede suscribirse al newsletter semanal de Inversor Global. A través de una serie de informes especiales, nuestros especialistas le brindarán las mejores recomendaciones para manejar su invertir su dinero en el mercado local e internacional.

Si todavía no lo recibe, pídalo gratis con un click aquí.

Deja tu respuesta